La presidenta madrileña persiste en sus ataques a los sindicatos y dice que si estas organizaciones no cambian, “caerán como el muro de Berlín”

No es algo nuevo. Las relaciones entre la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y los sindicatos, nunca han sido fáciles. Sin embargo, la tirantez ha parecido intensificarse en los últimos días, especialmente tras la sucesión de declaraciones subidas de tono que ha emitido la líder del PP de Madrid.

“Están muy anticuados y tienen que cambiar, así no van a ningún lado. Si no lo hacen les auguro que caerán como el muro de Berlín“, ha vaticinado esta mañana Aguirre en una entrevista en la Cadena Ser. En esa misma charla, también ha despreciado las multitudinarias marchas que tuvieron lugar ayer en 80 ciudades españolas con motivo del Primero de Mayo. “[No se manifiestan] ni los liberados. Si no hay piquetes, si no hay coacción pues no hay movilización”, ha asegurado.

La oposición y la calle

Lejos de tender la mano a las propuestas de pactos de Estado para hacer frente al crítico estado de la economía, los máximos responsables del Gobierno pretenden silenciar a la oposición política.

Es grave, en una democracia, que el poder conmine a la oposición a callarse. Eso es lo que pretenden los regímenes autoritarios, ejercer el poder sin contrapesos. (El País)

Galeria de fotos Valencia

Galeria de fotos Atocha

Barcelona
Barcelona

Madri
Madri