Manifiesto del Congreso de Escritores, Intelectuales y Artistas por el compromiso

 

El Congreso, en el Ateneo de Madrid, persigue sus propios objetivos. La crisis y sus secuelas han generado un profundo malestar en el mundo de la cultura, que viene expresándose a través de un amplio silencio o en opiniones o tomas de posición contra el capitalismo, que no terminan de ofrecer alternativas explícitas la mismo. Nos encontramos en un momento crítico, en el que debemos pulsar la real disposición de este mundo para la vuelta a un compromiso efectivo con la realidad que nos circunda y nos interroga.

Desde un concepto alternativo de la cultura, como parte de la lucha ideológica; desde la literatura y el arte concebidos como instrumentos de cambio real; desde la urgente necesidad de una respuesta contra la amputación de la democracia y la conversión de todo en mercancía, en esta fase postmoderna del capitalismo avanzado, un grupo de mujeres, hombres y entidades diversas, preocupados por la situación actual, por el aumento de la explotación y el dominio, y frente a una norma cultural e ideológica supuestamente moderna y neutral, hemos lanzado un llamamiento para un debate abierto y plural de cara a una triple intención: despejar el lugar del escritor, del intelectual, del artista y del periodista en el panorama actual, desde el punto de vista de su compromiso explícito; analizar la posibilidad de una literatura y un arte otros, frente a la norma hegemónica; y avanzar en la posibilidad de una lectura o discurso alternativo, al margen de los valores de la crítica establecida y del canon acuñado por la ideología dominante y las pulsiones del mercado.

Se llama a un debate transformador. Conscientes de que el trabajo intelectual no exime del trabajo militante, la respuesta a la situación actual no consiste en concebir una modernidad al margen de la lucha de clases, ni encubrir las derrotas colectivas asumiendo los valores y conceptos del adversario. Se trataría, en todo caso, de caracterizar nuestras derrotas y formular un discurso que, sin asumirlas, se enfrente a ellas de cara al futuro. Derrotados pero no vencidos ni, mucho menos, rendidos.

El reto de este Congreso ha consistido en, por una parte, iniciar un proceso de debate en torno a todos estos temas, la creación de una red de cultura antagonista con sus propios cauces de producción y distribución y, por otra, dar lugar a un manifiesto consensuado que pueda sentar las bases de una nueva alianza internacional de escritores, intelectuales, artistas y periodistas por un compromiso efectivo con los intereses de las multitudes sometidas por un sistema opresivamente injusto.

 

“Paremos el golpe de estado en Bolivia”. Llamado desde la Red de intelectuales y artistas en defensa de la Humanidad

Con profunda preocupación vemos cómo una vez más en Bolivia, tierra de grandes luchadores y pensadores, fuerzas golpistas de dudoso origen intentan montarse en reivindicaciones sociales legítimas para generar condiciones de desestabilización general que lleven a la posible caída de un gobierno emanado de la lucha contra las dictaduras militares o civiles del pasado.

Las contradicciones en la sociedad boliviana son muchas y deben encontrar sus cauces. El gobierno tiene que asumirse como expresión de un pueblo en lucha por una transformación profunda, radical, democrática y plurinacional, con todo lo que ello implica; las organizaciones sociales tienen que asumir con responsabilidad política la construcción de esa otra sociedad y sus procesos de larga duración ayudando a transformar las instituciones y formas de gobierno actuales en las que corresponderán a las nuevas relaciones político-culturales que irán caracterizando la marcha hacia un futuro emancipado y no capitalista.

Desde la Red de Intelectuales y Artistas En defensa de la Humanidad llamamos al pueblo boliviano, que es el sujeto principal de esta historia, a enfrentar con sabiduría los obstáculos que nunca dejarán de estar presentes en esta construcción, y a reflexionar sobre el día siguiente de un golpe que está siendo instigado y esperado por las fuerzas más reaccionarias, para volver a sumir a nuestros pueblos en la indefensión.

El principal beneficiario del triunfo será el pueblo boliviano, pero también la principal víctima de la derrota, como diría René Zavaleta.

Ante lo que parece ser una ofensiva continental en cascada, con golpes de estado secuenciales, llamamos a la comunidad nuestroamericana e internacional a estar atenta y a buscar modos de evitar una catástrofe social que pone en riesgo todas nuestras luchas y procesos de emancipación.

Para recibir más adhesiones: Ana Esther Ceceña anacecena@gmail.com.

Primeros firmantes:

Alemania

Joachim Hirsch, Ricarda Schlittgen, Rainer Schlittgen

Argentina

Atilio Boron, José Seoane, Telma Luzzani, Emilio Taddei, José Luis Tagliaferro, Carlos Ernesto Motto, Paula Lucía Aguilar

Australia

Coral Wynter, Federico Fuentes

Austria

Dario Azzellini, Ulrich Brand

Bélgica

Comité pour les droits humains “Daniel Gillard”, Paul-Emile Dupret

Bolivia

Alejandro Dausá, Pablo Mansilla, Maria Nela Prada, Marcelo Oliva, Sonia Brito, Abraham Pérez, Alvaro Montenegro, Alejandro Zarate, Bety Tejada, Humberto Zambrana, Viviana Coronado, Olmer Torrejón, Hugo Moldiz, Manuel Mercado, Sylvia de Alarcón

Brasil

Carlos Eduardo Martins, Gabriel E. Vitullo, Edelcio Vigna, Milton Pinheiro, Elder Andrade de Paula, Maria Luisa Mendonça, Carlos Walter Porto Gonçalves

Canadá

Marta Harnecker, Michael Lebowitz, Pierre Mouterde

Colombia

Hernando Calvo Ospina, Hildebrando Vélez

Costa Rica

Wim Dierckxsens

Cuba

Roberto Fernández Retamar, Fabio Grobart Sunshine

Ecuador

Magdalena León, Jorge Orbe, Alexis Ponce, Osvaldo León, Sally Burch, Irene León, Ana María Guacho (Dirigente Purhua), Manuel Imbaquingo (Dirigente Kayambi), Manuel Simbaña (Dirigente Kitu Kara), Geovany Jaramillo, Janet Silva, Fundación de Estudios, Acción y Participación Social (FEDAEPS)

España

Lois Pérez Leira, Fnancisco Fernández Buey, Juan Carlos Monedero, Arantxa Tirado Sánchez

Estados Unidos

Saúl Landau, Miguel Tinker Salas, Arturo Escobar

Francia

Franck Gaudichaud

Gran Bretaña

Pablo Navarrete

Guatemala

Simona Yagenova

Italia

Partito della Rifondazione Comunista – Sinistra Europea, Marco Consolo

México

Pablo González Casanova, Ana Esther Ceceña, Enrique Leff, Julio Muñoz Rubio, José Steinsleger, Beatriz Stolowicz, Ángel Guerra, Gilberto López y Rivas, Catalina Eibenschutz, Ana María Aragonés, Miguel Socolovsky, Oscar Ugarteche, Héctor Díaz-Polanco, Nayar López Castellanos, Carlos Fazio, Marcos López, Rebeca Peralta Mariñelarena, Aldo Rabiela, Miguel Álvarez Gándara, Fernando Sánchez Cuadros, Diana Guillén, Jaime Estay, Enrique Rajchenberg, Antonia Candela, Maricarmen Montes, Cristina Steffen, Walter Martínez, Sergio López, Enrique Reyna, Claudia Sandoval, Carlos Prigollini, Movimiento de Solidaridad Nuestramérica, Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con América Latina (Sicsal), Comité Monseñor Romero, Gabriela Hernández, Dalia Ruiz, Hildelisa Preciado, Carmen Mendoza, Leticia Rentería, Norberto Pérez, Leticia Gutiérrez, Mujeres para el Diálogo, Marco Velázquez, Clemencia Correa, Ana María Rivadeo, Cristina Steffen, Isabel Sanginés Franco, Mirabel Mejía Rodríguez y María Eréndira Mejía Rodríguez, Pablo Romo, Elsie Monge

País Vasco

Katu Arkonada

Panamá

Jorge Ventocilla, Marco A. Gandásegui, Briseida Allard

Paraguay

Marielle Palau, Martín Almada

Perú

Roberto Sánchez

República Dominicana

Jose Antinoe Fiallo Billini

Uruguay

Eduardo Galeano, Daniel Viglietti, Antonio Elías, Aram Aharonian, Gonzalo Perera, Enrique Ortega Salinas, Anahit Aharonian, Pablo Ascárate

Venezuela

Luis Britto García, Paulino Núñez, Emiliano Teran Mantovani