Grécia o povo contra a troika. Centena de feridos

O Parlamento grego aprovou neste domingo (12) o plano econômico de austeridade solicitado pelos credores do país com o qual se ativará o resgate financeiro e sua manutenção na Zona Euro.

Após uma noite caracterizada por violentas manifestações contra a austeridade em Atenas, o programa econômico foi adotado por maioria de votos, pouco antes das 23 horas (21h de Brasília).

Veja vídeo

Atenas arde por la aprobación de los recortes en el Parlamento

Lo que a media tarde parecía otro día de manifestaciones en las calles de Atenas…

…se convirtió en una batalla campal a partir de las ocho de la tarde. Varios edificios, alguno de ellos histórico, decenas de tiendas, sucursales bancarias, un cine, cajeros automáticos, coches, cafeterías y hasta una tienda de armas en el centro de Atenas ardieron en llamas. Eran las muestras más virulentas de una gran protesta que llevó a los griegos a las calles horas antes de que el Parlamento griego votara a favor de los extremos ajustes que imponen la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), la llamada troika, a cambio de salvar a Grecia de la bancarrota.

Campo de batalla

El centro de la capital se convirtió en un campo de batalla. Las protestas en la plaza Syntagma, enfrente del Parlamento heleno, se iniciaron con la manifestación convocada por las confederaciones de trabajadores en contra de los recortes salariales y la derogación de los convenios generales. Alrededor de unas 10.000 personas acudieron a Syntagma y volvieron a aparecer las banderas de los indignados. Luego fueron sumándose miles y miles, entre ellos, los grupos de violentos que obligaron a la Policía antidisturbios a salir a las calles, no con mucho éxito. A última hora de la noche, circulaba el rumor en algunos medios de que el ministro de Orden Público había dimitido. Al cierre de esta edición no había podido ser confirmado, al igual que la posibilidad de que las protestas se hubieran saldado con un muerto.

Sí hubo, en cambio, más de un centenar de heridos (una parte importante eran policías) y más de 50 detenidos. Alrededor de Syntagma y hasta la plaza central de Omonia, grupos de radicales instalaron barricadas y prendieron fuego a varios contenedores para protegerse contra los gases lacrimógenos que arrojaron los policías. Hasta el famoso compositor griego Mikis Theodorakis, de 86 años, quien acudió al Parlamento “para pedir a los políticos que rechacen este plan catastrófico” fue gaseado por las Fuerzas de Seguridad cuando intentó arengar a los numerosos manifestantes allí congregados.

La indignación de la calle

Vídeo 2