OS RICOS MAUSOLÉUS

por Talis Andrade

 

Túmulo de Humayun
Túmulo de Humayun

 

Os enterros solenes

os imponentes túmulos

os deslembrados nomes

assinalados nas lajes

fúnebre vaidade

dos que juntaram fortunas

às custas dos males

que empestam a terra

a escravidão a fome

a corrupção a guerra

 

Neste e no outro mundo

o dinheiro não compra nada

Em que chão estão enterrados

Moisés Lao-tsé e Confúcio

Acreditam os judeus que em Hébron

descansam Adão e Eva Abraão e Isaac

 

Os potentados esbanjam

fortunas ofícios e artes

na construção de mausoléus

Empilham ricos tesouros

para os violadores

de túmulos

os profanadores

que perambulam

pela noite escura

“El sistema ha instaurado la moral del esclavo feliz”

 

 

 

¿Cuál es el discurso político hoy hegemónico?, el que ha calado en la mayoría de la población. Siguiendo los mecanismos de manipulación al uso, responde Julio Anguita, “el carcelero ha conseguido que el esclavo esté calentito en la prisión; que, aunque la puerta esté abierta, el prisionero no se escape ni pretenda hacerlo; es ésta la dominación perfecta”. En otras palabras, “el sistema ha conseguido instaurar la moral del esclavo feliz”. Por eso, añade el promotor del Frente Cívico Somos Mayoría, la gente repite expresiones como “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, “hemos de arrimar el hombro” o “con una huelga no se consigue nada”.

Anguita ha presentado en la Facultat de Filologia de Valencia –en una sala abarrotada, con más de 500 personas- su libro “Combates de este tiempo” (Ed. El Páramo). El acto ha sido organizado por Esquerra Unida del País Valencià (EUPV-IU), el sindicato AContracorrent y la editorial El Paramo.

Puede que en la moral del esclavo feliz estén surgiendo grietas o portillos de esperanza. Algo así, al menos, pudo apreciarse en la huelga general del 14-N y las manifestaciones posteriores. “La gente está llenando las calles y enfrentándose a la policía”, explica Anguita. Y agrega una fotografía cercana que ilustra esta idea: “una señora en Córdoba le espetó el día de la huelga a un policía: Tú número; y si no me lo das eres un terrorista, al que manda otro como tú”. Explica el excoordinador general de Izquierda Unida que, cívicamente, “hemos de doblegar la moral de las fuerzas de orden público y, también, recordarles que son hijos del pueblo; ahora bien, para ello es necesaria mucha fortaleza de ánimo y contención”.

Anguita habla claro. Es algo que siempre le ha reconocido hasta el enemigo. Con él no va el discurso políticamente correcto ni el circunloquio postmoderno. Por eso, afirma rotundo, “esto es una guerra”, que, además, “viene de hace siglos: de la Revolución Francesa, de las Internacionales obreras y otros hitos”. En resumen, se trata, a juicio de Julio Anguita, de la eterna lucha entre la razón y la barbarie, entendida la razón como “el uso de la ciencia y la técnica para que el ser humano viva mejor”. Siempre se ha considerado esto como la modernidad, heredera –por lo demás- del renacimiento y la ilustración. “Pero hoy le han dado la vuelta al concepto”, critica el autor de “Combates de este tiempo”. “Llaman modernidad a la ofimática y a los móviles; es ésta una sociedad anticuada y embrutecida con aparatitos, para nada moderna”.

“Combates de este tiempo” es presente y es pasado. Es memoria. “El mayor acto revolucionario que conozco, es recuperar la memoria”, subraya Anguita. Hoy, explica, “por el exceso de medios de comunicación, el consumo y la cultura de lo banal, hemos perdido la memoria; igual que cuando a alguien le practican la lobotomía, se intenta que las poblaciones no sean pueblos sino meros consumidores; y sin memoria, no existen pueblos ni seres humanos; nos convertimos en peleles del último pastor que gobierna televisión española”, explica.

 

Memorial da Guerra

Londres

Países vitimados pela guerra decidiram manter intocáveis as ruínas de cidades, de edifícios, de sítios que passaram a ser sagrados.

Diferentemente o Brasil prefere apagar o passado. Não possui um panteão. Os museus estão abandonados. É o País do segredo eterno.

Certos acontecimentos precisam ser lembrados, para que não sejam repetidos. Por exemplo: ditadura nunca mais.

Confira. Países que enaltecem o martírio, o heroísmo do seu povo, o civismo, o nacionalismo.

Hiroshima
Hiroshima
Oradour-sur-Glane, França
Oradour-sur-Glane, França

VELHACOUTO, España

por Talis Andrade 


A cova de Franco
último covil
dos vis sicários
da Guarda Civil

Do livro inédito Pelos Caminhos de Espanha

Abadia da Santa Cruz do Vale dos Caídos , construída pelos prisioneiros – mão de obra escrava – dos campos de concentração de Francisco Franco

No altar da igreja o túmulo do ditador Francisco Franco
No altar da igreja o túmulo do ditador Francisco Franco
TUMBA DE FRANCISCO FRANCO     	 	   	 	   	           A las 13,30 horas del día 23 de Noviembre de 1.975 ( Franco había muerto el día 20 ) fue enterrado en esta Basílica Francisco Franco, Jefe del Estado español. La Orden fue firmada en el Palacio de la Zarzuela por el Rey de España. La Comitiva llegó a la hora señalada. Estaba esperando el Padre Abad Mitrado y Rvdo. Don Luís María de Lojendio e Iure, acompañado de la Comunidad yh la Escolanía. El Cadáver de S.E. Francisco Franco fue entregado por el Jefe de la Casa Civil, Jefe de la Casa Militar y el Notario Mayor del Reino y se leyó el Acta que reproducimos aquí: Habiéndose Dios servido llevar para Si, a su Excelencia el Jefe del estado y Generalisimo de los Ejércitos de España, Don Francisco Franco Bahamonde ( q.e.g.d), el pasado jueves 20 del corriente, he decidido que los Excmos. Sres. D. Ernesto Sánchez Galiano Fernandez y D. Jossé Ramón Gavilán y Ponce de León, Primero y Segundo Jefes de la Casa Militar y Don Fernando Fuertes de Villavicencio, Jefe de la Casa Civil de S.E.e Intendente General, que acompañan los restos mortales de Su Excelencia, os los entreguen. Y así os encarezco los recibáis y los coloquéis en el Sepoulcro destinado al efecto, sito en el Presbiterio entre el Altar Mayor y el Coro de la Basílica, encomendado al Sr. Ministro de Justicia y Notario Mayor del Reino D. José María Sánchez Ventura y Pascual, que levante Acta correspondiente de tan solemne ceremonia. Palacio e la Zarzuela, a a las dieciséis horas del día veintidós de Noviembre de mil novecientos setenta y cinco. YO. EL REY, al Excmo. y Rvdmo. Padre Abad Mitrado de la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los CAidos, Don Luis María de Lojendio e Iure.
TUMBA DE FRANCISCO FRANCO. A las 13,30 horas del día 23 de Noviembre de 1.975 ( Franco había muerto el día 20 ) fue enterrado en esta Basílica Francisco Franco, Jefe del Estado español. La Orden fue firmada en el Palacio de la Zarzuela por el Rey de España. La Comitiva llegó a la hora señalada. Estaba esperando el Padre Abad Mitrado y Rvdo. Don Luís María de Lojendio e Iure, acompañado de la Comunidad yh la Escolanía. El Cadáver de S.E. Francisco Franco fue entregado por el Jefe de la Casa Civil, Jefe de la Casa Militar y el Notario Mayor del Reino y se leyó el Acta que reproducimos aquí: Habiéndose Dios servido llevar para Si, a su Excelencia el Jefe del estado y Generalisimo de los Ejércitos de España, Don Francisco Franco Bahamonde ( q.e.g.d), el pasado jueves 20 del corriente, he decidido que los Excmos. Sres. D. Ernesto Sánchez Galiano Fernandez y D. Jossé Ramón Gavilán y Ponce de León, Primero y Segundo Jefes de la Casa Militar y Don Fernando Fuertes de Villavicencio, Jefe de la Casa Civil de S.E.e Intendente General, que acompañan los restos mortales de Su Excelencia, os los entreguen. Y así os encarezco los recibáis y los coloquéis en el Sepoulcro destinado al efecto, sito en el Presbiterio entre el Altar Mayor y el Coro de la Basílica, encomendado al Sr. Ministro de Justicia y Notario Mayor del Reino D. José María Sánchez Ventura y Pascual, que levante Acta correspondiente de tan solemne ceremonia. Palacio e la Zarzuela, a a las dieciséis horas del día veintidós de Noviembre de mil novecientos setenta y cinco. YO. EL REY, al Excmo. y Rvdmo. Padre Abad Mitrado de la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los CAidos, Don Luis María de Lojendio e Iure. 

Valle de los Caídos

por Talis Andrade

Nas faldas da serra
de Guadarrama
Francisco Franco
ergueu majestoso cemitério
para a continuação
do pomposo reino
dos cadáveres mumificados

Em Guadarrama
mandou enterrar
velhas damas
de uma nobreza fantasma
generais e sacerdotes
angelicais torturadores
da Espanha de Torquemada

Em Guadarrama
o pequeno suserano
mandou enterrar
melancólica corte
de fanáticos seguidores
megalomaníaco intento
de no inferno possuir
os serviços prazerosos e sujos
de uma legião de servos
sevos aduladores

__

Do livro inédito Pelos Caminhos d’Espanha