No Nordeste água tem cheiro e cor. Empresas de abastecimento, privatizadas, vão subir os preços

br_atarde. água barata grande consumidor

A imprensa sempre fala dos preços dos alimentos, e esquece o custo da água engarrafada pelas empresas multinacionais. Quando um litro de água, em garrafa de plástico, está mais caro que a gasolina. Ou um litro de qualquer fruta comprada em uma feira livre. Faça a experiência com a laranja, a melancia, o melão.

BRA_JOBR e quanto custa um litro de água engarrafada em Brasília?

A mania agora é privatizar a água. Na surdina. Privatização hoje tem diferentes nomes: concessão (devia ser Conceição), outorga, parceria e outros me engana que o povo gosta.

Resultado: água mais cara para o povo.

BRA_DN água preço

Escreve Mauri König: “A morte ronda diuturnamente o sertanejo no Semiárido, no lastro das secas que forjam a mais triste e previsível tragédia brasileira. Fustigado pelo desejo de quantificar as perdas humanas, o pesquisador Marco Antônio Villa contou os mortos nas principais estiagens ocorridas no Nordeste entre 1825 e 1985. Chegou a 3 milhões de vítimas, conforme narra em Vida e Morte no Sertão (Ática, 2000)”.

E de 1985 para 2013?

Para não morrer de sede, o nordestino bebe água com cheiro e cor. Ou morre de sede, ou a água mata, e a estatística registra como morte por causa desconhecida.

Doenças          
Cólera
Disenteria
Febre tifóide
Hepatite infecciosa
Febre paratifóide
Gastroenterite
Diarréia infantil
Leptospirose

Por que a água deve ser parte da cesta básica? Leia a série de reportagens Órfãos da Seca de Mauri König. Veja reportagem da Tv Globo:

A seca está afetando a saúde de milhares de brasileiros da Região Nordeste. O repórter Alessandro Torres mostra por quê.

Na estiagem que parece não ter fim, a água quase se esgotou. 40% dos reservatórios do Ceará estão com nível crítico para abastecimento da população. Os moradores de Irauçuba, no sertão, a 150 km de Fortaleza, por exemplo, dependem de um açude que está praticamente seco.

Os moradores que não são atendidos já sentem na saúde as consequências da falta de água tratada para consumir.

O hospital e o posto de saúde precisam do caminhão-pipa para prestar atendimento aos pacientes que chegam com sintomas de contaminação.
“Está vomitando, vomitando, vomitando. Eu dei soro, não sustentou, vomitando e diarréia”, descreve a dona de casa Francisca Sousa Rodrigues.

“Por causa da água de má qualidade acontecem os casos de verminose e diarréias, principalmente em crianças”, aponta a enfermeira Ana Lúcia Pereira Lima.

Sem nada na torneira e sem carro-pipa, os moradores correm para comprar a pouca água que chega em caminhões até a cidade.

“Cada dia é de uma pessoa diferente, ninguém sabe nem de onde é que eles trazem”, diz a aposentada Neide Brito de Araújo.

“Quantos já hoje correram atrás de mim por mil litros de água, por 200, por tamborzinho de 50 litros, 20”, fala o comerciante Francisco Salomão Bastos.

“Está com quase uma hora que eu procuro água e não encontro. Tem dinheiro, mas não tem água pra comprar”, lamenta o desempregado Francisco das Chagas Lopes.

E quem não tem nem o dinheiro recorre aos vizinhos. Mas a água, que não é paga, pode custar a saúde.

“A gente cedeu água para eles, mas é um cacimbão que fica bem próximo ao esgoto, então nós não temos nenhuma qualidade e também não nos responsabilizamos por nenhum dano que a água causar”, diz a professora Osília Rodrigues Lima dos Santos.

“É o jeito usar porque não tem outra. É ruim, mas tem que aproveitar ela, né?”, fala o operário Vandecarlos Alves da Silva.

“A gente usa para tomar banho, às vezes até para beber também. Passa mal, faz mal às crianças, mas a gente não tem dinheiro para comprar todo dia”, diz a dona de casa Lucivânia Lopes dos Santos. Veja vídeo

Brasil, el extractivista más grande del continente

 

Alainet
Joe Mohr
Joe Mohr

 

Extractivismo es la apropiación de enormes volúmenes de recursos naturales o bajo prácticas intensivas que, en su mayor parte, son exportados como materias primas a los mercados globales. Parece estar pasando desapercibido que, según esta definición, el mayor extractivista de América del Sur es Brasil.

Esa situación no siempre es reconocida, ya que cuando se habla de extractivismo en primer lugar se piense en la minería, y en segundo lugar se dirán que los ejemplos destacados son países como Chile, Perú o Bolivia. Las imágenes populares conciben a esas naciones andinas como los líderes mineros continentales, e incluso globales.

La realidad de los últimos años es otra. Brasil se ha convertido en el más grande productor y exportador minero del continente. Este país extrajo más de 410 millones de toneladas de sus principales minerales en 2011, mientras que todas las demás naciones sudamericanas sumadas, se apropiaron de poco más de 147 millones de toneladas. Estos indicadores se basan en la extracción en América del Sur de cobre, cinc, plomo, estaño, bauxita, carbón y hierro (que expresan a los principales minerales por su volumen de extracción y exportación). Es impactante advertir que Brasil extrae casi el triple que la suma de todos los demás países sudamericanos que tienen minería de relevancia (Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Perú, Suriname y Venezuela).

Esos enormes volúmenes brasileños se deben especialmente a la apropiación de hierro y bauxita. Pero este país es también el que tiene una de las canastas mineras más diversificadas (además es un importante productor de carbón, plomo, algunos “tierras raras”, etc.). Que Brasil sea el mayor minero continental tampoco es un hecho reciente, y ya en el año 2000 extraía el doble de volumen que todos los demás países sudamericanos.

Como se sabe, por cada tonelada de mineral extraído existen distintas proporciones de una “mochila ecológica”, que representa todo el material no aprovechado. Al sumar esa mochila las cifras de recursos naturales apropiados aumentan todavía más. Este es un indicador importante para el caso del oro, ya que su volumen final es pequeño para incidir en los indicadores de arriba, pero tiene una altísima mochila ecológica (un kilogramo de oro requiere remover 540 toneladas de materia, según el promedio de referencia global), y en muchos casos se lo obtiene por procedimientos muy contaminantes y destructivos (tales como deforestación asociada y uso de mercurio). En este rubro el primer productor sudamericano en 2011 fue Perú (188 toneladas), pero Brasil fue el segundo (con 67 ton), y por detrás le siguieron Argentina y Chile.

El extractivismo en su sentido estricto es mucho más que la minería. La apropiación de grandes volúmenes de recursos naturales o bajo procedimientos intensivos, para alimentar las exportaciones, se repite en otros sectores, destacándose los hidrocarburos y la agricultura. En esos rubros Brasil también es un “campeón”.

Si bien Brasil es actualmente es un productor petrolero de nivel medio (ocupando el tercer lugar en América Latina), y se enfoca en su propio consumo, también es cierto que se está preparando para explotar yacimientos marinos. Su gobierno espera ubicar al país entre las primeras potencias petroleras mundiales.

Los nuevos yacimientos se encuentran en la plataforma costera, a enormes profundidades, condiciones exigentes de perforación, y altas temperaturas. Esa extracción es de un enorme riesgo ambiental, tal como ha dejado en claro el accidente de la plataforma de BP en el Golfo de México en 2010. A pesar de esa catástrofe y de la evidencia sobre esos riesgos, la discusión brasileña está mucho más enfocada en los niveles de las regalías o su distribución, que en sopesar sino sería más sensato una moratoria en ese tipo de extractivismo.

Esto es muy diferente de lo que sucede, por ejemplo, en varias localidades amazónicas, donde la experiencia ciudadana frente a distintos impactos sociales y ambientales, no está dispuesta a aceptar más compensaciones económicas, sino que reclama moratorias.

Finalmente, Brasil también es el líder en el extractivismo agrícola. Actualmente es el primer productor mundial de soya; en la zafra 2011-12 superó los 66 millones de toneladas métricas (en nuestro continente le sigue Argentina con 40 millones ton m). Es también el primer exportador mundial, y buena parte de lo que comercializa lo hace sin procesamiento. Este fenómeno va de la mano con un enorme aumento del área de cultivo, que ha superado los 24 millones de hectáreas.

De esta manera, el extractivismo avanza en Brasil en varios frentes. Si se agrupan la extracción de recursos naturales mineros, hidrocarburíferos y agrícolas, el nivel de apropiación es de recursos naturales en Brasil es escalofriante, y deja muy atrás a cualquier país sudamericano. Ese estilo de desarrollo genera presiones ambientales y sociales fortísimas, que van desde los conflictos en el medio rural al drama ecológico que se observa en el Cerrado o la Caatinga, ecoregiones que pueden desaparecer al convertirse en tierras agrícola-ganaderas.

El extractivismo exagerado hace que la economía brasileña sea muy dependiente de exportaciones como las de hierro o soya para crecer. La proporción de productos primarios aumenta en el comercio exterior y caen las manufacturas. El país se vuelve muy dependiente de las condiciones globales, tales como los precios internacionales de las materias primas o la llegada de inversores extranjeros.

Por estos motivos, un examen riguroso muestra que la economía brasileña se está pareciendo más a la de los países andinos de lo que usualmente asumen analistas convencionales, que una y otra vez dicen que es un ejemplo de industrialización. Es más, durante las dos administraciones de Lula da Silva, la economía se primarizó en lugar de industrializarse.

A diferencia de lo que sucede en otros países sudamericanos, esta expansión del extractivismo no se debe solamente a las inyecciones de capital internacional, sino a los propios fondos internos estatales. El gobierno brasileño empuja decididamente este extractivismo, por medidas directas o financieras (en especial desde su banco de desarrollo BNDES).

Hay varios ejemplos. Petrobrás es una corporación petrolera mixta. Vale, la segunda empresa minera más grande del mundo, si bien es formalmente privada, aproximadamente la mitad de sus acciones depende de los fondos de pensión de los funcionarios del Banco de Brasil, y su principal fuente es el BNDES. Por esos y otros canales, el gobierno tiene amplios poderes de control sobre esa corporación.

Entretanto, el extractivismo agrícola también es apoyado directamente por el gobierno. Este se beneficia del más grande paquete de ayuda financiera estatal del continente (el llamado Plan Agrícola y Pecuario), que para los años 2012/13, totalizó 115,2 miles de millones de reales destinados al crédito, lo que favorece directamente la expansión de la agroindustria exportadora en lugar de los pequeños agricultores.

Esta es una situación de enormes paradojas: una parte nada despreciable del dinero recaudado por el Estado se utiliza en fomentar, apoyar e incluso subsidiar el extractivismo, el que alimenta en primer lugar la globalización antes que las necesidades internas del propio Brasil. En cambio, quedan dentro del país aquella mochila ecológica y otros impactos ambientales, y un amplio abanico de efectos sociales, políticos y económicos.

Son estas medidas de apoyo del extractivismo, la persistencia de una inserción internacional funcional a la globalización, y la contención de la protesta social, las que explican que el gobierno brasileño sea una y otra vez presentado como ejemplo económico a seguir para la economía convencional. Allí se originan las felicitaciones que se encuentran en las páginas de The Economist o en los foros de Davos. Pero si la perspectiva se coloca en la sociedad civil o en la Naturaleza, está claro que Brasil debería dejar de ser el campeón del extractivismo, y comenzar cuanto antes a discutir una estrategia postextractivista.

 Emmanuel Letouzé (Manu)
Emmanuel Letouzé (Manu)

Ana tem a maça na cabeça, mas esconde as outorgas (concessões) para as ‘fábricas de água’

Outorga
Outorga

A Agência Nacional de Água tem um portal para inglês ver. Não mostra nada de nada. Tem muito nariz de cera. E um noticiário fútil para enganar Dilma e ministros. Idem o Judiciário e o Legislativo.

Confira. Clique aqui 

Veja as tags deste blogue: ANA, Anas, prostituta respeitosa, aquífero, Aquífero Guarani, Aquífero Amazonas, Aquífero Alter do Chão, outorga, concessão, fábricas de água, tráfico de água, preço de água & outras sobre a pirataria da Nestlé, Coca-Cola etc. Você entenderá a falta de transparência de Ana, a flechada.

A maçã de Ana
A maçã de Ana

O caso Rosemary esconde as concessionárias de água. Operação Porto Seguro escoa na Operação Concutare

dinheiro ilha sombra água fresca

A Operação Porto Seguro foi continuada com a Operação Concutare. São duas operações policiais que vão dar com os burros n’água. Porque a imprensa esconde as concessões de ilhas, que valem bilhões, para empresários; e de aquíferos, para fábricas de engarrafamento de água.  Que no Brasil existem “fábricas de água”, ou fábricas de fazer dinheiro, que é o negócio de vender água a preço de gasolina. Idem as exportações de água, um tráfico exercido pela pirataria internacional que, também, rende bilhões.

Interessa a imprensa unicamente culpabilizar Lula. Quando essas concessões, via secretarias de Meio Ambiente aconteceram e acontecem em governos estaduais de diferentes partidos. E envolvem as privatizações do abastecimento de água das cidades ou/e dos Estados. O recente caso de Pernambuco é exemplar.

As concessões dos aquíferos e ilhas aconteceram antes e depois de FHC. Hoje, envolvem, notadamente, a Agência Nacional de Água, a Ana, respeitosa prostituta.

Não existe Rosemary Noronha, sem o esquecido e intocável Paulo Rodrigues Vieira, ex-gigolô da Ana.

Josetxo Ezcurra
Josetxo Ezcurra

Posted by Gaston Ramirez Mendez in Oportunidades de negocios 

Primero que todo no queremos decirle que se apodere de pozos y venda el liquido, lo que queremos mostrarle son las opciones mas fáciles para que aproveche el recuso natural tan valioso y lo convierta en un negocio rentable. Las plantas purificadoras de agua son un excelente negocio, la tecnología de purificado ha evolucionado tanto que ahora poner una planta de purificado de agua es muy económico, lo que es importante conocer son las condiciones del agua que se va a purificar, la calidad de agua que se busca para distribuir o vender.

Oportunidades de negocios rentables en Brasil

El agua ¿valdrá más que el oro? … porque si es usted propietario de un manantial que funcione decentemente, habrá hecho su fortuna. La gente bebe agua. Es más, las campañas publicitarias insisten en la necesidad de beber dos litros, medio galón, al día. Si uno tiene sed, es una cantidad razonable. Si no… un tormento, porque lo de tomarse un vaso de agua como medicina debe de ser muy poco agradable. Todos beben agua. La gente bebe agua, decimos.

El agua potable, al ser un elemento básico para vivir, podría convertirse pronto en sínonimo de riqueza. Hasta ahora, uno de los principales símbolos de riqueza era la posesión de tierras: un terrateniente, por lo general, era un hombre rico; las cosas, sin embargo, se están poniendo de una manera que va a hacer que, al final, no sea símbolo de riqueza la posesión de tierra, sino la de agua. Haz fortuna con agua. Aguatenientes. De esto saben algo ya en lugares como las españolas islas Canarias. Hoy se nos dice miles de veces al día que el agua es un bien escaso, que hay que saber administrar.

Imágenes de conductores que aprovechan el alto para echar un trago a su botella de plástico que contiene un agua ya tibia

En el restaurante se encuentra uno con que, en lugar del clásico “¿con gas o sin gas?” le presentan una guía de aguas minerales… y no vayan a pensar ustedes que se trata de aguas sólo del país. Esas cartas de aguas son un auténtico mapamundi. Y luego, el diseño. Por supuesto que a nadie se le ocurre poner sobre la mesa de un restaurante elegante una botella de plástico; lo más que llegamos a aceptar es que se ‘decante’ el agua de esa botella a una jarra de cristal, pero quien quiera vender agua en el segmento alto de la restauración debe olvidarse del plástico. Agua potable, un tesoro. Son botellas de cristal, que a veces parecen cualquier cosa menos una botella, de diseño, preciosas, carísimas… Un diseño que a lo mejor pretende hacer olvidar que lo que contienen las joyas en cuestión no es sino… agua. De modo, amigo lector, que si encuentra usted agua en sus tierras está de suerte.

Lo primero que tendrá que hacer será analizarla. No hace falta que sea medicinal: conque sea potable, vale. Estudie usted después las posibilidades del manantial, es decir, su caudal. Si el resultado está bien, enhorabuena. Un rico aguateniente. Búsquese un diseñador, que le proponga una botella distinta, atractiva, que parezca de cualquier cosa menos de agua.

Vaya colocando su agua en restaurantes que usted conozca, en espera de encontrar un distribuidor en países lejanos. Quiero decir que tendrá usted más éxito si, teniendo su manantial en la Patagonia, coloca usted su agua en los restaurantes caros de Manhattan, Madrid o Londres que si se limita a ofrecerla en su Pais. Que no tenemos remedio, que somos unos esnobs incorregibles. Que lo normal sería que bebiésemos, en cada sitio, el agua más cercana; pero nos volvemos locos con aguas galesas, o de las islas Fiyi. Por eso, de verdad, amigo mío… si encuentra usted agua potable en sus tierras, enhorabuena. Será usted algo mucho más importante que terrateniente: será nada menos que aguateniente.

LLAMENOS AHORA MISMO AL:

al D.F. (00) (52) (55) 31833142 / 31833143 / 21606083 / 21606053 en Guadalajara (00) (52).(33).36.19.09.16 / 14.04.02.40 / 14.04.02.41

ATENDEMOS MAS RAPIDAMENTE SU SOLICITUD POR CORREO ELECTRONICO

FACTORES CRUCIALES Y PASOS A REALIZAR PARA INVERTIR EN EL PROYECTO EN Brasil   

Antes de realizar cualquier decisión de inversión, es necesario evaluar los factores de riesgo asociados pero tomando en consideración ciertos elementos clave. Para establece un planta embotelladora de agua industrial se deben de considerar antes de arrancar los descrito a continuación:

El mercado del agua purificada y mineral es un mercado en crecimiento, pero ofrece muchos competidores.

Posicionamiento de una nueva marca. Usualmente el mayor mercado objetivo para el agua embotellado es guiado por la percepción. Si la percepción es positiva, el resultado son grandes ventas. La percepción  positiva  para los distribuidores y consumidor final puede ser resultado desde la experiencia directa del consumidor, promoción directa, medios impresos y comerciales en la televisión.   La distribución es muy importante para el éxito de la nueva marca en Brasil . El poder de la distribución más exitoso poder ser la nueva marca. La distribución estratégica pierde ser diseñada después de un exhaustivo estudio de mercado para una distribución regional o una distribución de una nación completa.   El pre lanzamiento publicitario es vital para una percepción positiva del producto, lo cual puede resultar en una gran aceptación del producto.   Cumplir con los estándares de calidad del agua de sus organismos locales y licencias desde las autoridades locales.   Disponibilidad del producto a una clase A, clase B  y clase C de compradores puede decidirse antes del lanzamiento del producto y disponibilidad puede ser persistente.

Invertir en Agua, un negocio rentable y fácil de hacer en Brasil

Invertir en agua o embotelladora abarca muchos campos interesantes en donde se puede invertir, pero las preguntas que salen a relucir son varias como por ejemplo: ¿Cuáles son las opciones que se ofrecen para invertir en agua?, ¿empresa purificadora o envasadora?, ¿es rentable si o no? Pues para responder le diremos que cualquiera de esas preguntas tiene validez y todas dan por sentado que es un negocio en el cual se puede ganar dinero. Envasadoras en Brasil.

royalties água

Recuperación del agua ¿La próxima batalla de Chile?

Fragiskos
Fragiskos

Mientras miles de personas se congregaban en Santiago en la Marcha Carnaval por la Defensa y Recuperación del Agua, el Diario Financiero informaba de un fallo de la Corte Suprema que permite a las empresas mineras extraer el agua de las napas subterráneas que se encuentren dentro del terreno de sus concesiones con fines “exploratorios”. La decisión generó una preocupación inmediata, ya que podría abrir la ventana a un uso “indiscriminado” del recurso, pues ni siquiera es necesario contar con los derechos de aprovechamiento para poder utilizar estas fuentes hídricas.

También genera suspicacia el alcance que adquiriría una resolución como esta en las regiones mineras que, precisamente, son las más afectadas con la sequía, que ya se hace presente en esta zona por cuarto año consecutivo. Pero además esto vendría a respaldar las quejas de comunidades y organizaciones ambientalistas que denuncian que, mientras la escasez deja a algunas personas sin acceso a los servicios sanitarios básicos e incluso al agua potable, las empresas no han visto mermada su producción.

Así lo confirmó la directora de Chile Sustentable, Sara Larraín, a Radio Universidad de Chile. “Ninguna minera  ha reducido siquiera en una tonelada su producción, ninguna hidroeléctrica ha disminuido en un megawatt, ninguna celulosa y así en más. Las aguas se están utilizando para usos competitivos y de lucro, y las necesidades fundamentales de consumo humano y saneamiento no están siendo satisfechas”, aseguró la ambientalista.

Y el problema no es a largo plazo. Según el Banco Mundial en pocos años la región de Atacama podría llegar a tener un déficit hídrico de un 80 por ciento.

La complejidad que reviste el uso “racional” de este recurso no es algo que atañe sólo a nuestro país. Según una proyección realizada por Naciones Unidas, en 2050 la población mundial debería alcanzar los 10 mil millones. En ese momento, un 10 por ciento no tendrá acceso al agua potable, lo que corresponde a cerca de mil millones de personas. El mismo informe asegura que, en promedio, el consumo de este recurso a nivel mundial se concentra en la agricultura (63 por ciento), en la industria (23 por ciento) y que sólo un 11 por ciento es para uso doméstico.

En este escenario no sorprende que desde hace algunos años el agua haya sido denominada como el oro del nuevo siglo. Un bien tan escaso como valioso y que, por lo mismo, requiere de definiciones políticas destinadas a regular su utilización.

Con eso en mente, cientos de organizaciones sociales entregaron una carta en La Moneda solicitando la recuperación de este recurso. En la actualidad, la convergencia del Código de Aguas y la Constitución heredada de la dictadura permite que los derechos de aprovechamiento se transformen en garantías de propiedad, que se pueden transar en un “mercado del agua” que, al igual que en otros rubros, está concentrado en unas pocas empresas.

De hecho, según las estimaciones del experto en derechos de agua, Gustavo Manríquez, hasta un 70 por ciento de los derechos de agua no consuntivas están concentrados en tres o cuatro grandes empresas en el país. De ellos, el 81 por ciento estaría en manos de Endesa.

Y es que si bien en Chile la Constitución define a este recurso como un bien nacional de uso público, al mismo tiempo permite su utilización como bien económico gracias a las concesiones que se otorgaron de forma gratuita y a perpetuidad durante la dictadura.

“Hay una distorsión brutal y mientras sigamos con este Código y con la Constitución que entrega  a los derechos de aprovechamiento el estatus de propiedad simplemente no hay abasto. La ciudadanía está reclamando  la recuperación del agua para poder utilizarla en relación al interés público: primero para la bebida, después para los alimentos, para la conservación de las cuencas y, si queda, para los usos competitivos”, comentó Sara Larraín a nuestra emisora.

La marcha de este lunes constituyó el primer paso de la sociedad civil hacia una demanda por reformas en este sentido. Las mismas organizaciones afirmaron que el objetivo es posicionar este tema en la agenda pública, tal como ha sucedido con las demandas en contra del lucro en la educación.

Este será un nuevo flanco de batalla junto con la recuperación de otros recursos igual de valiosos para Chile como el cobre y el litio. Sin embargo, en el caso del agua, la urgencia de un pronunciamiento de las autoridades es aún mayor, toda vez que tanto factores naturales como antrópicos ponen en riesgo la vida de miles de personas

As outorgas (privatizações/concessões) de água da Ana

Julio Carrión Cueva
Julio Carrión Cueva

Ana fala de outorga e esconde as concessões de água. Confira se seu Estado está relacionado. Verá que não tem informação nenhuma sobre os altos negócios das privatizações ou concessões, palavra sinônima de outorga.

A outorga de direito de uso de recursos hídricos é um dos seis instrumentos da Política Nacional de Recursos Hídricos, estabelecidos no inciso III, do art. 5º da Lei Federal nº 9.433, de 8 de janeiro de 1997.

De acordo com o inciso IV, do art. 4º da Lei Federal nº 9.984, de 17 de junho de 2000, compete à Agência Nacional de Águas – ANA outorgar, por intermédio de autorização, o direito de uso de recursos hídricos em corpos de água de domínio da União, bem como emitir outorga preventiva. Também é competência da ANA a emissão da reserva de disponibilidade hídrica para fins de aproveitamentos hidrelétricos e sua conseqüente conversão em outorga de direito de uso de recursos hídricos.

Em cumprimento ao art. 8º da Lei 9.984/00, a ANA dá publicidade aos pedidos de outorga de direito de uso de recursos hídricos e às respectivas autorizações, mediante publicação sistemática das solicitações nos Diários Oficiais da União e do respectivo Estado e da publicação dos extratos das Resoluções de Outorga (autorizações) no Diário Oficial da União.

De acordo com o Art 6º da Resolução 707/2004, não são objeto de outorga de direito de uso de recursos hídricos [Essa Ana… Essa Ana… so cuida em dá]:

I – serviços de limpeza e conservação de margens, incluindo dragagem, desde que não alterem o regime, a quantidade ou qualidade da água existente no corpo de água;

II – obras de travessia de corpos de água que não interferem na quantidade, qualidade ou regime das águas, cujo cadastramento deve ser acompanhado de atestado da Capitania dos Portos quanto aos aspectos de compatibilidade com a navegação; e
III – usos com vazões de captação máximas instantâneas inferiores a 1,0 L/s, quando não houver deliberação diferente do CNRH

Atribuições

À Gerência de Outorga – GEOUT compete:

I – examinar pedidos de outorga preventiva e de direito de uso de recursos hídricos em corpos de água de domínio da União e emitir sobre eles parecer técnico, acompanhado das respectivas minutas de resoluções;
II – realizar análise técnica dos processos de outorga, sob o ponto de vista da eficiência e da racionalidade do uso da água pelo empreendimento;
III – propor a celebração de convênios, contratos e termos de cooperação para a efetivação das atividades relacionadas à outorga e acompanhar sua execução;
IV – formatar e sistematizar informações complementares para apoio à análise técnica dos pedidos de outorgas;
V – especificar os requisitos e subsidiar a estruturação e a implementação dos procedimentos de outorga; e
VI – providenciar a emissão de Certificado de Regularização de Uso da Água para os casos em que o uso requerido for considerado insignificante

1. O que é a Outorga de direito de uso de recursos hídricos?

É o ato administrativo mediante o qual o poder público outorgante (União, Estado ou Distrito Federal) faculta ao outorgado (requerente) o direito de uso de recursos hídricos, por prazo determinado, nos termos e nas condições expressas no respectivo ato.

2. Por que a outorga é necessária?

A outorga é o instrumento pelo qual a ANA faz o controle quantitativo e qualitativo dos usos da água. Esse controle é necessário para evitar conflitos entre usuários de recursos hídricos e para assegurar-lhes o efetivo direito de acesso à água.

3. A quem deve ser solicitada a outorga?
A Agência Nacional de Águas é a responsável pela emissão de outorgas de direito de uso de recursos hídricos em corpos hídricos de domínio da União, que são os rios, lagos e represas que dividem ou passam por dois ou mais estados ou, ainda, aqueles que passam pela fronteira entre o Brasil e outro país. Por exemplo, o Rio São Francisco atravessa vários estados brasileiros e, por isso, é um rio de domínio da União. É a ANA quem deve analisar os requerimentos de outorga para uso de recursos hídricos nesse rio.
No caso dos demais rios, ou seja, aqueles de domínio dos estados e do Distrito Federal, a outorga deve ser requerida ao órgão gestor de recursos hídricos daquele estado.

4. Que usos dependem de outorga?
Conforme está disposto na Lei Federal nº 9.433/1997, dependem de outorga:
– A derivação ou captação de parcela da água existente em um corpo d’água para consumo final, inclusive abastecimento público, ou insumo de processo produtivo;
– A extração de água de aqüífero subterrâneo para consumo final ou insumo de processo produtivo;
– Lançamento em corpo de água de esgotos e demais resíduos líquidos ou gasosos, tratados ou não, com o fim de sua diluição, transporte ou disposição final;
– Uso de recursos hídricos com fins de aproveitamento dos potenciais hidrelétricos;
– Outros usos que alterem o regime, a quantidade ou a qualidade da água existente em um corpo de água.

5. Que usos não precisam de outorga de direito de uso de recursos hídricos?
De acordo com o §1º do Art. 12 da Lei 9433/97, regulamentado pelo Art. 6º da Resolução 707/2004 da ANA, não são objeto de outorga de direito de uso de recursos hídricos, mas obrigatoriamente de cadastro no CNARH (http://cnarh.ana.gov.br/):
I – serviços de limpeza e conservação de margens, incluindo dragagem, desde que não alterem o regime, a quantidade ou qualidade da água existente no corpo de água;
II – obras de travessia de corpos de água que não interferem na quantidade, qualidade ou regime das águas, cujo cadastramento deve ser acompanhado de atestado da Capitania dos Portos quanto aos aspectos de compatibilidade com a navegação; e
III – usos com vazões de captação máximas instantâneas inferiores a 1,0 L/s, quando não houver deliberação diferente por parte do CNRH ou um critério diferente expresso no plano da bacia hidrográfica em questã0

Instituída pela Lei nº 9.433/1997 como um dos seis instrumentos da Política Nacional de Recursos Hídricos, a Outorga de Direito de Uso de Recursos Hídricos tem como objetivo assegurar o controle quantitativo e qualitativo dos usos da água e o efetivo exercício dos direitos de acesso a ela.

Para corpos d’água de domínio da União, a competência para conferir a outorga é prerrogativa da ANA, segundo a Lei nº 9.984/2000. Em corpos hídricos de domínio dos Estados e do Distrito Federal, a solicitação de outorga deve ser feita ao órgão gestor estadual de recursos hídricos.

 

Outorga nos Estados

Informações sobre Outorga nos seguintes Estados:

Acre – Alagoas – Amapá – Amazonas – Bahia – Ceará – Distrito Federal – Espírito Santo – Goiás – Maranhão – Mato Grosso – Mato Grosso do Sul – Minas Gerais – Pará – Paraíba – Paraná – Pernambuco – Piauí – Rio de Janeiro – Rio Grande do Norte – Rio Grande do Sul – Rondônia – Roraima – Santa Catarina – São Paulo – Sergipe – Tocantins

Mais esclarecimentos sobre os serviços prestados pela Gerência de Outorga podem ser obtidos nos telefones (61) 2109-5278 (61) 2109-5228, de segunda a sexta, das 8h às 18h, ou pelo Fale conosco.

Atlas

de Abastecimento
Urbano de Água
Capacitação

para o SINGREH
Conjuntura

dos Recursos Hídricos
no Brasil 2012
PNQA

Programa de Avaliação
da Qualidade das Águas
PRODES

Programa Despoluição
de Bacias Hidrográficas
Snirh

Sistema Nacional de
Informações sobre
Recursos Hídricos
Giacomo Cardelli
Giacomo Cardelli