Perú: Un país gobernado por militares

 

Ollanta Humala nunca ha sido progresista, en Perú gobiernan los militares de facto en alianza con las multinacionales, y los peruanos que se enfrentan al proyecto minero Conga están dispuestos a morir a balazos. Hugo Blanco nos describe la situación en el país y muestra su esperanza en unos movimientos sociales “al alza”. Entrevista con uno de los líderes populares fundamental en Sudamérica.

Ya no es la propiedad de la tierra el cemento de las luchas sociales, sino “la protección de la naturaleza, de los recursos naturales”. Esa es la clave de la lucha iniciada en la provincia de Cajamarca, norte del país, contra el megaproyecto minero Conga, de la empresa Yanacocha (consorcio formado por la estadounidense Newmont, que tiene el 51% de las acciones, la peruana Buenaventura, que participa con un 43%, y la Corporación Financiera Internacional, una institución que pertenece al Banco Mundial y posee el 5%). “Hay levantamientos contra megaproyectos en varias partes del país y las multinacionales y el Gobierno pensaron que aplastando a Cajamarca iban a acallar al resto… les salió mal“. Hugo Blanco no cree en la supuesta mediación de sacerdotes católicos, ni en el intento de comprar líderes por parte de Newmont: “Conga no va… la gente no va a ceder en el tema del agua y si algún líder se deja comprar pues será calificado como traidor y la lucha seguirá hasta el final. En este momento la gente está dispuesta a dejarse asesinar a balazos antes que morir sin agua“.

Peru. Manifestantes antiminería ocuparon la calle desafiando la prohibición al derecho de reunión: “¡Agua sí, oro no!”, “Iglesia de los pobres y no de las mineras”

A IMPRENSA DO PERU É A CARA DO PERU DE TIO SAM

 

 

 

 

Mediadores de la Iglesia católica de Perú intentan desde este lunes contener el conflicto social en Cajamarca (norte), acercando posiciones entre la minera estadounidense Newmont y grupos opositores a un proyecto aurífero que aseguran dejará sin agua a esa región. Los representantes de la Iglesia católica, el arzobispo Miguel Cabrejos y el sacerdote Gastón Garatea, se reunieron este lunes con los opositores al proyecto minero Conga, y según dijo dijo a la AFP una fuente eclesial, llevarán al presidente Ollanta Humala un documento de 11 páginas que recoge sus opiniones, con el objetivo de reanudar la negociación.

En el documento, el gobierno regional de Cajamarca pide a Humala revisar de manera integral el papel de la minería en esa zona de Perú, levantar el estado de emergencia (excepción), suspender el proyecto Conga, investigar las muertes de cinco manifestantes en enfrentamientos con la polícía la semana pasada y cesar los juicios abiertos a los líderes de la protesta.

El presidente de la República, Ollanta Humala, criticó duramente la actitud del presidente regional Gregorio Santos, quien participó en el masivo entierro de la última víctima por conflictos en Cajamarca.  “No es un tema que alegre nadie. Solo gente insana y que no tiene dos dedos de frente puede hacer política con los muertos. Yo siento vergüenza ajena de la gente que le ponen cintas al féretro, frases alusivas a una supuesta lucha política. Al difunto lo siguen exprimiendo parque le siga dando réditos político, eso me da asco”, señaló
El presidente de la República, Ollanta Humala, criticó duramente la actitud del presidente regional Gregorio Santos, quien participó en el masivo entierro de la última víctima por conflictos en Cajamarca.
“No es un tema que alegre nadie. Solo gente insana y que no tiene dos dedos de frente puede hacer política con los muertos. Yo siento vergüenza ajena de la gente que le ponen cintas al féretro, frases alusivas a una supuesta lucha política. Al difunto lo siguen exprimiendo parque le siga dando réditos político, eso me da asco”, señaló

 

El líder ambientalista Marco Arana, del movimiento Tierra y Libertad, dijo a la AFP que la posibilidad de un referendo sobre el proyecto Conga podría ser una alternativa para acabar con una protesta que se agudizó en los pasados nueve meses, pero cuyos primeros antecedentes se remontan a 2005.

El proyecto minero Conga, que impulsa la minera Yanacocha, controlada por Newmont, contempla secar cuatro lagunas en las partes altas de Cajamarca, que se compensarían con la construcción de cuatro lagunas artificiales que, según la empresa, garantizarían el suministro de agua.

Esto es rechazado por buena parte de la población de Cajamarca porque teme que afecte al medio ambiente de la región, incluidas las fuentes de agua.