Não é, mas será

por Carlos Chagas

 

Charge Daniel Paz & Rudy
Charge Daniel Paz & Rudy

“Não sou candidato” disse mais uma vez  o ministro Joaquim Barbosa, agora em entrevista a Mirian Leitão, no Globo. Impossível duvidar da sinceridade do presidente do Supremo Tribunal Federal, que entre os motivos para justificar a negativa, elenca o fato de ser negro e de o Brasil não estar preparado para ter um presidente da República negro. Também alega não ser político e não ter laços com qualquer partido político.

Só que tem um problema no tempo do verbo. Não  é, hoje, encerrando a questão no  momento em que fala a uma jornalista. Ninguém garante que amanhã manterá a decisão, correndo por nossa conta e risco a projeção futura: poderá ser. Ou será . Citou as manifestações espontâneas da população, “onde quer que vá”. “Pessoas pedem para que eu me candidate e isso tem  se traduzido em percentual de alguma relevância, nas pesquisas”.

Barbosa deixa em aberto a hipótese pela simples referência a um estado de fato, as manifestações espontâneas e as pesquisas. Em especial quando erra no diagnóstico de o país não estar preparado para um negro no palácio do Planalto. Está sim, até  porque já  o tem na chefia do Poder Judiciário. A cor da pele servirá  mesmo como fator de simpatia eleitoral.

Quanto a não ser político, a correção surge óbvia: é sim, pelo fato de estar onde está. Deixando de filiar-se a um partido, apenas cumpre determinação constitucional, válida para todo juiz, desembargador e ministro. Em certo  momento da trajetória estimulada pela voz das ruas  receberá, como  já tem recebido, montes de convites para filiar-se a uma legenda qualquer, também em cumprimento da lei.  Lei, aliás,  capaz de ser mudada na  reforma política com a  aceitação do princípio das candidaturas avulsas, por ele  defendido.

Em suma, nada haverá que opor à afirmação do presidente do Supremo Tribunal Federal sobre não ser, hoje, candidato. Mas tudo a acrescentar diante da previsão de que, amanhã, poderá ser.

As recentes pesquisas realizadas depois das explosões de junho indicam o descrédito nas candidaturas clássicas já  postas, a começar por Dilma Rousseff. A reeleição deixou de ser uma certeza. Aécio Neves não decola como imaginaram os tucanos. Marina Silva ocupa lugar restrito na disputa, situada à esquerda do PT. Eduardo Campos abriga-se na sombra de um hipotético lançamento do Lula, equação à espera de fatores variados. À exceção da atual presidente, comprometida com a indicação de Michel Temer para seu vice, os demais candidatos gostariam de ter Joaquim Barbosa como companheiro de chapa. Inverta-se a ordem dos fatores  e se terá, ao contrário da aritmética, um produto  capaz de alterar a sucessão.

O restante da entrevista referida mais pareceu uma plataforma de candidato.  Um social-democrata à maneira dos europeus, saber gastar bem porque o Brasil gasta muito mal, racionalizar a máquina publica, falta de  honestidade nas pessoas com responsabilidade, necessidade da exposição da vida privada de pessoas altamente suspeitas da pratica de crimes, insatisfação generalizada no país, relações fraternas com jornalistas, necessidade de os meios de comunicação discutirem questões verdadeiramente nacionais, superação das dificuldades, discriminação racial  evidente – essas e outras questões integram uma entrevista de  candidato. Apesar de hoje não ser…

(Transcrito da Tribuna da Imprensa)
[Acrescentei uma charge da campanha ora realizada, na Argentina, pela eleição dos juízes.
No Brasil, costuma-se dizer que os togados são apolíticos. Ora, ora, nada se faz sem Política.
Joaquim Barbosa candidato, suas ações no TST precisam ser politicamente analisadas. Principalmente porque, indo para um provável segundo turno, dependerá do apoio dos tucanos ou dos  petistas, sem contar outros partidos.
Que desconfio muito de candidato, tipo Fernando Collor, que vai para uma campanha eleitoral e declara que não quer nem precisa de apoio de políticos e partidos]

“DESAFIO DE DEMOCRATIZAR” LA JUSTICIA. “El único Poder que el pueblo no vota”

El País/ Argentina

 

El ministro de Justicia destacó que “el voto es la base de la democracia” y dijo que, si no hay elección popular de representantes, “no es democracia, sino aristocracia”. Para el ministro Agustín Rossi, el fallo del máximo tribunal “legitima la legalidad corporativa”.

justiça automona

El kirchnerismo advirtió que, a pesar de que acatará el fallo de la Corte Suprema que dejó sin efecto la reforma del Consejo de la Magistratura y suspendió la elección popular de miembros de ese órgano, las reformas del Poder Judicial propuestas por Cristina Fernández de Kirchner podrían continuar a través de otras medidas y medios diferentes. En sintonía con lo que planteó la Presidenta en el acto por los 400 años de la Universidad de Córdoba, el ministro de Justicia, Julio Alak, sostuvo que la decisión del máximo tribunal es un escollo más en el “desafío de democratizar el único Poder que el pueblo no tiene posibilidad de votar” y anticipó nuevos pasos en ese sentido, al asegurar que “las luchas por la democratización nunca han sido fáciles”. En tanto, gobernadores alineados con la Casa Rosada y otros dirigentes políticos y sindicales criticaron la decisión de los magistrados y señalaron que ese mismo fallo es una prueba de la necesidad de avanzar con más cambios sobre los tribunales.

“Esperábamos que la Corte sacara una sentencia más democrática”, admitió Alak ayer al ser consultado por la decisión de la Corte Suprema. “¿Por qué tienen miedo de dejar que la gente vote, cuál es el problema?”, se preguntó el funcionario, que también sostuvo que “el pueblo nunca se equivoca y el voto es la base de la democracia”. Según recordó el ministro, la Argentina es “una república representativa” tal como establece la Constitución Nacional, pero sostuvo que, si un estamento puede elegir sus representantes sin la intermediación del voto popular, “no es democracia sino aristocracia”.

Otro miembro del gabinete que vertió su opinión sobre el asunto fue el titular de la cartera de Defensa, Agustín Rossi, quien dijo que el fallo “legitima la legalidad corporativa, dejando de lado la legitimidad popular”. Para el ex jefe de la bancada oficialista de la Cámara de Diputados (rol que cumplía cuando se aprobó la ley suspendida), “es malo que desestime como fuente de poder legítima la voluntad popular”, pero advirtió que “se seguirá debatiendo generando consensos” respecto del funcionamiento del Poder Judicial.

Por su parte, dos miembros del Consejo de la Magistratura alineados con el oficialismo criticaron en duros términos la decisión cortesana. “En el fallo de la Corte subyace un triple desprecio: a la soberanía popular expresada por el voto universal, al Congreso de la Nación en sus facultades y a los partidos políticos en general, a los que descalifica colocándolos como condicionantes de la independencia judicial”, dijo el senador Marcelo Fuentes. Para el neuquino, la sentencia implica “sostener” que “el voto debe ser calificado” y “sólo puede explicarse por una actitud en defensa del interés corporativo” de jueces y abogados.

“El debate en torno de la democratización de la Justicia continúa”, advirtió el legislador, anticipando también nuevas medidas sobre este tema. Hernán Ordiales, compañero de Fuentes en el Consejo como representante ante ese órgano del Poder Ejecutivo, fue más allá al afirmar que pese al fallo adverso de la Corte Suprema “no quedará en la nada” la reforma del Poder Judicial. “Creo que si la idea fuerza de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner es suficientemente importante, como yo creo que es desde el punto de vista de la filosofía política, va a terminar por consolidarse.”

El gobierno nacional también recibió el apoyo de gobernadores aliados, quienes criticaron asimismo a la Corte. Es el caso del tucumano José Alperovich, quien sostuvo que la sentencia “viola la voluntad popular” porque suspende “una ley aprobada en ambas Cámaras”. Por su parte, el mandatario de Jujuy, Eduardo Fellner, consideró que “con el fallo pierde la sociedad argentina en su conjunto”. En tanto, el entrerriano Sergio Urribarri calificó la decisión del máximo tribunal como “un resabio del pasado”, pero advirtió: “En modo alguno quiere decir que vayamos a renunciar a seguir accionando desde la política para democratizar las instituciones del país”.

El senador Aníbal Fernández insistió sobre la misma idea: “No nos vamos a detener; hay que seguir luchando hasta conseguir que sea la voluntad popular la que elija a los representantes en el Consejo de la Magistratura”. En tanto, el diputado Carlos Kunkel fue más allá y acusó al titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, de utilizar este fallo de “trampolín para dar un salto a la política” por sus “aspiraciones de llegar a la presidencia de la Nación”.

 justiça cara vergonha secreta indignados

Argentina. Se busca consolidar “un gobierno de los jueces”

 

página 12

 

Juliana Di Tullio: “No quieren someterse a elección”

La presidenta del bloque de diputados oficialista consideró que el fallo de la jueza electoral María Servini de Cubria, que suspendió la elección popular de los integrantes del Consejo de la Magistratura, pretende que “la Justicia siga estando lejos de los ciudadanos” y sostuvo que esa medida, además, “es la reafirmación de la pertenencia a una corporación”.

“El tema es que no quieren someterse a elección por parte de la ciudadanía y eso es un problema de concepción, no jurídico; no estamos discutiendo si es constitucional o no”, interpretó Juliana Di Tullio durante una entrevista en la que destacó la necesidad de apelar ese fallo de fondo que declara inconstitucionales a cuatro artículos de la reforma del órgano que controla y designa jueces.

La jefa de los diputados del Frente para la Victoria sostuvo que “la Constitución dice que nos regimos por un sistema representativo, republicano y federal, y no pone primero representantivo porque sí”, y recordó que “los representantes del pueblo los hemos invitado (a los jueces) a reflexionar, a salir de la corporación donde 700 jueces eligen al juez que va a ser parte del consejo de la magistratura”.

“Estamos además en un proceso electoral y frenarlo es una muy mala noticia para los ciudadanos”, afirmó Di Tullio, para quien “es una barbaridad que se siga diciendo a esta altura que un juez viene de un repollo. Todo juez representa a alguien, tiene historia política. No son hombres y mujeres alados que no vienen de ningún lugar”.

En 2001, “cuando confiscaron los depósitos de los argentinos, ¿fueron tan rápidos para declarar inconstitucional una medida del estado? ¿Al lado de que intereses están?”, planteó.

Domínguez: “La justicia debe perder su temor frente al pueblo”

Al referirse al pronunciamiento de la jueza federal con competencia Electoral, María Servini Cubría, que declara la inconstitucionalidad de la elección directa de los miembros del Consejo de la Magistratura, el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, aseguró que “el artículo 114 de la Constitución Nacional, que crea el Consejo de la Magistratura, establece que la representación se hará en la forma y proporción que la ley instrumente” y destacó que la ley que plantea la modificación “emana de los representantes de la voluntad popular” en el Congreso.

Aníbal Fernández: “Preocupan los jueces que quieren gobernar”

Al ser consultado por el fallo de la jueza María Servini de Cubría que declaró inconstitucional la elección popular de los miembros del Consejo de la Magistratura, el senador kirchnerista criticó a los magistrados que con sus decisiones pretenden “entrometerse en la vida de la República”, sobre todo cuando se trata de “una ley que salió del Congreso y fue votada como corresponde”.

Durante una entrevista radial, Aníbal Fernández hizo referencia a “esta locura de otra vez volver a tolerar que los jueces quieran gobernar por los argentinos” y dijo no tener “ninguna duda” de que hay entre los jueces “una fuerte defensa corporativa, irrestricta, que termina siendo nociva para el bien común”.

El senador se manifestó “preocupando, y mucho”, y recordó “los desaguisados de fines la década del `90 y principios de la década pasada” que “hizo que los jueces creyeran que tienen facultades para gobernar”. Y en este sentido reiteró su defensa a la reforma del Consejo, enmarcada en el programa de democratización de la Justicia que impulsó el Ejecutivo nacional.

Por eso, consideró que, con su fallo, la jueza Servini de Cubría demostró que, para ella, “la voluntad popular no tiene ningún peso específico” y que, en cambio, sí lo tienen “instituciones muy respetables pero que ni siquiera son mencionadas en la Constitución Nacional sino que son instituciones de la coyuntura”.

Miguel Ángel Pichetto: El jefe de los senadores kirchneristas recordó que lo sucedido  con la ley de medios, que “tuvo un debate previo importante en la sociedad y luego en el ámbito propio del Congreso y está paralizada desde hace casi cuatro años”.

Cuestionó lo que denominó “la justicia cautelar” que “se ha ido consolidando y que no permite avanzar en reformas que el Parlamento ha votado, con supuestos visos de inconstitucionalidad y con argumentos muchas veces interesados en su propio sector”.

El legislador opinó que existe una distorsión “cuando los jueces quieren legislar” y aseguró que en Argentina “lo vienen haciendo, impidiendo la aplicación de las leyes o reformándolas en parte, anulando contenidos de algún artículo o incluso decretando la inconstitucionalidad de toda la ley”.

Criticó que uno de los argumentos de la jueza Servini para declarar la inconstitucionalidad de la ley sea la mención de una falta de equilibrio, al afirmar que “el concepto del equilibrio siempre es una apreciación de carácter muy subjetiva. Alguien puede decir que no tiene equilibrio y te voltean cualquier cosa“.

 

 

Cristina Kirchner: “¿Alguien conoce la declaración jurada de un juez, alguien la vio alguna vez? Bueno, ellos son los que deciden sobre la vida, la libertad y el patrimonio de los 40 millones de argentinos”

CFK DEFENDIO LA ELECCION POPULAR DEL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA Y RECORDO EL ORIGEN POLITICO DE LA CORTE

“La democracia no puede atemorizar a nadie”
“La democracia no puede atemorizar a nadie”

La Presidenta abogó por un país donde los “tres poderes sean absolutamente democráticos” e “independientes de las grandes corporaciones”. Destacó la militancia política de miembros de la Corte.

“La voluntad popular es la gran fuente de poder de la Constitución Nacional”, aseguró ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al defender la ley que promueve la elección por voto ciudadano de los integrantes del Consejo de la Magistratura, una norma que se encuentra demorada en su aplicación por distintos amparos judiciales. En un acto en Río Gallegos, Fernández de Kirchner sostuvo que “la palabra democracia no debe asustar a nadie”, ante las reiteradas presentaciones de sectores de la oposición y de la corporación judicial en contra de la democratización que impulsa el Gobierno en el Poder Judicial.

“Yo no sé, si hubiéramos largado un programa de monarquización de la Justicia comprendería que todo el mundo estuviera tan nervioso o indignado, pero la palabra democracia no puede atemorizar a nadie”, ironizó la Presidenta al comenzar con la defensa del paquete de seis leyes enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso, que ya fueron aprobadas y promulgadas pero que, en determinados casos, aún no pudieron ponerse en práctica por los planteos judiciales realizados por dirigentes políticos y sectores corporativos de abogados y jueces. “Estoy dispuesta a enfrentar todo lo que venga con tal de dejar un país mejor organizado, un país en el que sus tres poderes sean absolutamente democráticos y abiertos al pueblo. Pero sobre todas las cosas, independientes de las grandes corporaciones”, agregó CFK en las instalaciones que la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) tiene en la capital de Santa Cruz.

El discurso presidencial transcurrió luego de inaugurar un laboratorio de investigación forense en Río Gallegos. La jefa de Estado se dirigió a la sede de la UTN para hacer entrega de certificados de obras a intendencias municipales de toda la provincia. La acompañaron los secretarios de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y general de la Presidencia, Oscar Parrilli, además de los ministros de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; de Justicia, Julio Alak, e Industria, Débora Giorgi. Allí, Fernández de Kirchner hizo hincapié en los avances que el ex presidente Néstor Kirchner había dejado en Santa Cruz tras su paso como gobernador. Mientras hablaba, de fondo se oía a los militantes que se habían acercado hasta allí y coreaban el apodo local de Kirchner: “Olee, olee, oleee, Lupooo, Lupooo”.

La ley sancionada en el Parlamento para elevar de 13 a 19 los integrantes del Consejo de la Magistratura y modificar la manera en que son elegidos, abriéndola a la sociedad civil, chocó con un puñado de medidas cautelares que fueron aceptadas en distintos distritos del país. Pero la atención se encuentra posada sobre la jueza federal María Romilda Servini de Cubría, que tiene que definir en estos días sobre la cuestión de fondo, sobre la constitucionalidad o no de la medida, decisión que habilitará la solicitud a la Corte Suprema de Justicia para que se expida sobre el conflicto.

“Estoy hablando en una provincia donde precisamente la elección del Consejo de la Magistratura es por voto popular y que no es un invento de Santa Cruz, lo copiamos de la provincia de Chubut, no estamos inventando nada nuevo y nadie puede sentirse mal, ni se me ocurre que nadie pueda estar en contra”, sostuvo la Presidenta y agregó que “ningún juez sale de abajo de una baldosa o de adentro de un repollo”, poniendo sobre la mesa los ejemplos de ambas provincias sureñas, en las que desde hace tiempo se puso en práctica la modalidad de elección popular del órgano político del sistema judicial. “Quiero leer los argumentos que digan que no se pueden expresar los 40 millones de argentinos acerca de quiénes deben ser los funcionarios políticos. Son funcionarios políticos porque el Consejo de la Magistratura es el órgano político del Poder Judicial. Como también lo es la Corte. ¿Por qué es político? Porque los designan políticamente y porque son los que conducen, no los que dictan sentencias.”

En esa línea, CFK recordó que dos de los actuales integrantes de la Corte Suprema, antes de ser ministros, fueron militantes políticos, en referencia a Eugenio Raúl Zaffaroni y Juan Carlos Maqueda. “Yo los conocí siendo convencionales constituyentes, uno por el Frente Grande, un excelente académico penalista a nivel nacional (…) Hoy es miembro de la Corte y era miembro de un partido político, y eso no está mal, porque como dice Lucila (Garrigós de Rébori), nadie sale de abajo de las baldosas ni de un repollo. Y otro miembro también, ya compañero de nuestro partido, que fue senador conmigo, diputado conmigo, yo lo voté como miembro de la Corte y nadie se horroriza porque todo el mundo sabe qué piensa, de qué partido es… Lo importante no es eso, lo importante es saber qué sentencia dictás, si la sentencia está de acuerdo no con tu partido sino con la Constitución, con las leyes y con el ordenamiento jurídico vigente. ¿Qué es esto de que tenemos que tener jueces que no piensen nada?”, se preguntó. La Presidenta también recordó que el propio titular del alto tribunal, Ricardo Lorenzetti, fue propuesto por el ex presidente Kirchner y que a ella se lo presentó en su despacho “un querido amigo, ex senador” de Santa Cruz.

Después del acto, Cristina Fernández retomó el tema vía Twi-tter: “Cuando mencioné el origen político de algunos integrantes de la Corte Suprema, se me olvidó nada más ni nada menos el casi centenario miembro de la Corte, que pertenece al histórico y también centenario Partido Socialista”, en alusión a Carlos Fayt, aunque sin mencionarlo directamente. “¡No puede ser! –agregó en otro mensaje–. Si la Constitución Nacional establece un límite de 75 años para ser parte del alto tribunal”, recordó y destacó que esa continuidad era posible “por una acordada (decisión que puede tomar por simple mayoría la Corte Suprema), la Constitución, la ley y lo que diga María Santísima… out”.

Durante el acto, CFK se refirió además al supuesto rol de “contrapoder” que debería ejercer la Justicia. “A aquel que se piensa como contrapoder desde el Poder Judicial le notifico que más que contrapoder del poder popular me parece que es delegado de otros poderes que no sabemos, pero imaginamos, cuáles son”, señaló, aludiendo a las teorías que se pusieron a rodar para justificar el freno al avance de la ley de reforma judicial. “Los mismos que han planteado que no tienen que pagar impuestos mientras todos nosotros sí los pagamos y son los mismos que interpretan que las declaraciones juradas de la Presidenta –que está muy bien, estoy de acuerdo– y de los funcionarios sean publicadas, analizadas, descuartizadas… Pero yo pregunto, ¿alguien conoce la declaración jurada de un juez, alguien la vio alguna vez? Bueno, ellos son los que deciden sobre la vida, la libertad y el patrimonio de los 40 millones de argentinos.”

“Qué celeridad para actuar sobre leyes que involucran al Poder Judicial de parte de los jueces y cuánta lentitud para decidir sobre una ley que ya lleva cuatro años, como la ley de medios”, continuó Fernández de Kirchner, destacando aún más la necesidad de una reforma judicial. “Para eso estamos convocando a los argentinos, para cambiar la historia, y la vamos a seguir cambiando porque tenemos corazón”, cerró la Presidenta.

Hay una jueza que “exige que los empleados se pongan de pie” cuando entra al juzgado

En su cuenta oficial de Twitter, Cristina Kirchner destacó  el reportaje que le hizo el diario Página 12 a la presidenta de la Cámara Criminal y Correccional para hablar “sobre cómo, quiénes y por qué quieren frenar la elección popular del Consejo de la Magistratura votada por mayoría absoluta del Legislativo”, según enumeró la jefa de Estado, quien dijo: “Pocas veces tanta crudeza y verdad”.

“Cómo vienen la mujeres en la Justicia, como Matrix, recargadas”, bromeó la mandataria, al remarcar la alusión que Garrigos de Rébori hizo a los ataques que sufre la procuradora Alejandra Gils Carbó, en contraposición con “un fiscal con distintas velocidades de actuación. Un clásico extensivo a jueces, camaristas, fueros y otras yerbas”, destacó Cristina en alusión a Guillermo Marijuán.

“La reflexión sobre politización de la Justicia merece capítulo aparte: ‘Basta mirar quiénes están sentados en el Consejo. Está Recondo y… ¿Quién es Recondo? ¿Es apolítico?’, se pregunta. ‘No, fue secretario de Justicia de Alfonsín’ (eso lo dice la periodista)”, reseñó Fernández de Kirchner, al destacar el tramo en el que la magistrada hacía referencia a la reforma judicial que establece el voto popular para la elección de integrantes del Consejo de la Magistratura. “O sea que es radical. ‘Hizo campaña diciendo que era anti kirchnerista’ (eso también lo dice la periodista). Pocas veces tanta crudeza y verdad. Mujer tenía que ser”, acotó CFK sobre Rébori.

“También aborda el ataque despiadado sobre la procuradora fiscal de la Nación Dra. Alejandra Gils Carbó por el nombramiento de fiscales subrogantes y ad hoc”, continuó la Presidenta que transcribió la contundente respuesta de la entrevistada: “No parece casual que todos los fiscales cuestionados son los que investigan narcotráfico, trata, tráfico de armas y lavado”. En su cuenta de la red social, Cristina Fernández destacó la tapa de la edición de ayer de este diario en la que Rébori “dispara ‘Para la gente la Justicia no es justa’. Imperdible reportaje. Habla sobre reforma y cambio de la lógica judicial”.

Los dichos de Rébori sobre la reforma del Consejo de la Magistratura recibió numerosos elogios de la Presidenta, quien también destacó notas publicadas ayer en otros medios. “`Lo que han hecho es directamente un forum shopping’. Por dios, ¿qué es eso?”, se preguntó, y rápidamente se respondió: “Fórum Shopping: Dícese de la práctica corriente y conocida en el Poder Judicial de elegir el juez que va a fallar lo que vos quieras. Simple: el juez te va a dar la razón, aunque la Constitución, la ley, la jurisprudencia y María santísima digan otra cosa”.

“Es la primera vez que alguien de la magistratura verbaliza públicamente esta verdadera corruptela judicial”, dijo CFK, apuntando el mecanismo que denuncia la jueza, en el que describe cómo distintos integrantes de la Justicia “presentan amparos y cautelares en todos lados, van probando, hasta que enganchan uno y consiguen lo que quieren: parar la ley”. A su vez la Presidenta no se privó de enviar un mensaje al gremio judicial, al pedir “un sindicato ahí”, luego de explicara que Garrigó cuenta que en su fuero hay una jueza que “exige que los empleados se pongan de pie” cuando entra al juzgado. “Alguien tiene que avisarles a esos trabajadores que las prerrogativas fueron abolidas por la Asamblea del año XIII.”

La jueza María Laura Garrigós de Rébori, flamante titular de Justicia Legítima, criticó las denuncias hechas para frenar la elección popular del Consejo de la Magistratura y calificó a esa andanada como “fórum shopping”, en alusión a la práctica de elegir el juez más conveniente.

“Lo que han hecho es directamente fórum shopping. Presentan amparos y cautelares en todos lados, van probando, hasta que enganchan uno y consiguen lo que quieren: parar la ley. Me parece una barbaridad que la Asociación de Magistrados se presente así, por derecho propio, diciendo: somos jueces, no queremos esta ley de esta manera”, criticó Garrigós.

Garrigós, que preside la Cámara Criminal y Correccional, asimismo aseguró que la reforma judicial “cambia” la vida de la gente y remarcó que “las cámaras de casación pueden ayudar mucho a resolver más rápido los planteos de arbitrariedad de las sentencias, que demoran en la Corte”

En la entrevista la jueza además opinó que la ley de medidas cautelares “tal como quedó, está bien y no tiene inconvenientes”.

“Una cautelar no puede durar más de seis meses. Si presentás un amparo por ejemplo de salud, tiene que ser resuelto rápido. De igual modo, es lógico partir de que el Estado es solvente, siempre va a pagar (en reclamos económicos)”, señaló.

Garrigós también se refirió a Justicia Legítima y destacó sobre la asociación que “nunca antes nos habíamos insertado en el conocimiento del hombre de a pie. Hoy mi vecina sabe qué es `Justicia legítima`”.

242 mortos e ninguém preso. O povo precisa eleger a justiça. Escolher no voto direto como vai acontecer este ano na Argentina

Nesta quarta-feira, mais de quatro meses após a tragédia da boate Kiss, dois sobreviventes deixaram o hospital, em Porto Alegre. Os estudantes Cristina Peiter, 23 anos, e Marcos Belinazzo Tomazetti, 25, estavam internados no Hospital de Clínicas. Cristina estuda Engenharia Florestal na Universidade Federal de Santa Maria (UFSM), e Marcos cursa Agronomia na mesma universidade.

Cristina teve 20% do corpo queimado e precisou ficar 25 dias internadas na CTI.

Cristina-Peiter-

 

Ela passou 18 dias em coma induzido. O pai da jovem foi buscá-la na Capital na quarta. Os dois viajaram para a cidade de Casca, no Noroeste do Estado. Marcos, que também sofreu queimaduras, é natural de Dom Pedrito.

Para comemorar o feito, a justiça mandou soltar quatro réus. A decisão revoltou os familiares dos 244 mortos e centenas de sobreviventes. Inclusive dois ainda seguem internados em Porto Alegre. São duas jovens, Renata Ravanello, 25 anos, que está no Clínicas, e Ritchieli Pedroso Lucas, 19, internada no Mãe de Deus.

liberdade

Justiça manda soltar

Tribunal justifica que não há motivos para manter prisões. Decisão revoltou familiares de vítimas da Kiss

por Luiz Roese

Jader Marques (à dir.), advogado de Kiko Spohr, sustentou defesa (Luiz Roese/A Razão)

 

O que restou para os familiares de vítimas, depois da decisão judicial do Tribunal de Justiça do Estado (TJ-RS) que determinou a soltura dos quatro réus presos do processo da tragédia da Boate Kiss foi muita indignação e revolta. Como protesto, um grupo de aproximadamente 30 pessoas chegou a trancar por alguns minutos o trânsito na Avenida Borges de Medeiros, em frente ao TJ-RS, em Porto Alegre, depois da sessão de julgamento da 1ª Câmara Criminal.

“Tenho vergonha de ser brasileiro”, resumiu o presidente da Associação de Vítimas e Sobreviventes da Tragédia de Santa Maria (AVTSM), Adherbal Ferreira, logo depois do julgamento na 1ª Câmara Criminal que concedeu a liberdade aos quatro acusados. Ele havia saído na manhã de ontem de Santa Maria em um ônibus que levou cerca de 40 pessoas à Capital para acompanhar a sessão no TJ, à tarde.

“A responsabilidade pela integridade física dos quatro é dos desembargadores que colocaram eles na rua”, disse Ildo Toniolo, pai de uma vítima que foi a Porto Alegre para acompanhar a sessão do TJ. A decisão do TJ beneficiou os dois sócios da Kiss, Elissandro Spohr e Mauro Hoffmann, e os dois integrantes da banda Gurizada Fandangueira, o vocalista Marcelo de Jesus dos Santos e o produtor Luciano Bonilha Leão.

No primeiro habeas corpus relacionado à tragédia que foi analisado pela 1ª Câmara Criminal, foi julgado um pedido do advogado Jader Marques, que defende Elissandro Spohr, o Kiko, um dos sócios da Boate Kiss. Na solicitação, o defensor se refere ao que é chamado, no direito, de “inépcia da denúncia”. Marques entende que ela não deveria ter sido recebida pelo Judiciário ou poderia ter sido recebida em parte.

O advogado da AVTSM, Jonas Espig Stecca, foi ao TJ para fazer uma sustentação oral contra o pedido de Marques, mas sua exposição não foi permitida pelo desembargador Manuel José Martinez Lucas, que já julgou outros pedidos relativos à tragédia. O magistrado foi acompanhado em sua posição pelo também desembargador Julio Cesar Finger e pela juíza convocada Osnilda Pisa.

O pedido de Jader Marques foi negado por unanimidade, o que deu uma animada nos familiares que acompanhavam a sessão. Mas o julgamento que veio logo a seguir derrubou essa impressão.

O que estava em jogo era um habeas corpus do advogado Omar Obregon, que pedia a liberdade do vocalista da banda Gurizada Fandangueira, Marcelo de Jesus dos Santos. Apesar de a promotora Angela Salton Rotuno ter se manifestado contra a soltura dos presos, o relator deu seu voto se manifestando contra a manutenção da prisão dos acusados. “Temos que mudar o paradigma de que a polícia prende e a Justiça solta”, argumentou a promotora.

Mas foi justamente o que aconteceu. Em seu voto, Manuel José Martinez Lucas sustentou que não havia mais motivos para a prisão preventiva dos acusados. Um dos argumentos era o clamor público, mas, segundo o desembargador, agora ele estaria restrito ao “foro íntimo” dos familiares das vítimas. Outro motivo que poderia ser usado para a manutenção das prisões é uma “ameaça à instrução” do processo, mas, para Lucas, isso “precisaria ser mais concreto”. “Para o bom andamento do processo, o mais conveniente é a liberdade dos presos”, declarou Lucas.

Os outros magistrados tiveram o mesmo entendimento de Lucas. Finger disse que foi “a decisão mais difícil de sua vida”. Já a juíza Osnilda disse que os magistrados tinham que ser racionais. “E preciso ter coração, mas é preciso razão”, disse a magistrada.

 

Conselho da Justiça da Argentina vai ser eleito pelo povo

ar_pagina votar para juiz

 

Apenas quedó promulgada la ley de reforma del Consejo de la Magistratura y formalizada la convocatoria a la elección popular de consejeros para el 27 de octubre, comenzó la lluvia de amparos, medidas cautelares y planteos de inconstitucionalidad que intentan frenar su aplicación. Ayer a la noche, en el juzgado electoral de María Servini de Cubría contabilizaban nueve presentaciones judiciales, mientras en el fuero Contencioso Administrativo recayeron por lo menos seis más. La mayoría son promovidas por fuerzas políticas de la oposición y desde entidades de las corporaciones de jueces y de abogados, además de particulares. La estrategia compartida por varios de ellos fue hacer demandas con argumentaciones variadas –aunque todas apuntan a lo mismo– y en fueros diferentes, con la expectativa de que alguna tenga éxito. En el mismo sentido, también anuncian planteos en varias provincias.

La ley de reforma del Consejo de la Magistratura, el organismo que elige y promueve la sanción o acusación contra jueces, quedó promulgada ayer. La nueva norma prevé la ampliación del número actual de 13 consejeros a 19 e incluye la elección a través del voto popular de 12 de ellos. Hasta ahora los elegían las propias corporaciones. Pero el Poder Ejecutivo dispuso que la votación de consejeros jueces, abogados y académicos o científicos se realice este año junto con las legislativas, el 27 de octubre, después de que sean elegidos los candidatos en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), el 11 de agosto.

La mayoría de las presentaciones judiciales cuestiona, con distintas fórmulas: el mecanismo para que a los consejeros de la Magistratura los elijan los ciudadanos de a pie; la nueva integración del cuerpo, que aumenta el número de científicos y académicos de uno a seis, además de añadir un consejero abogado; la sustitución de la mayoría agravada (dos tercios) hasta ahora requerida para elegir jueces o mandarlos a juicio político por una mayoría de la mitad más uno de los presentes; el requisito de que para que una lista de candidatos a consejeros pueda adherir a la de legisladores nacionales, tiene que tener la misma denominación en al menos 18 de los 24 distritos.

Según el titular de la Asociación de Magistrados (Amfjn), Luis Cabral, la reforma es una “vía de politización partidaria” del Consejo, que “afecta el equilibrio” del cuerpo que prevé la Constitución Nacional y otorgará “predominio a una mayoría electoral circunstancial”. “Los que somos jueces no tenemos ninguna pretensión de gobernar. Pero tenemos una obligación de constitucionalidad sobre los actos de otros poderes del Estado”, señaló el juez, como quien advierte a sus colegas qué deberían hacer con los amparos. También dijo que en caso de que la jueza electoral les rechace la presentación, es factible que recurran a la Corte Suprema con un “per saltum”.

La Amfjn abrió expedientes por dos vías. La entidad, como tal, se presentó en el juzgado de Servini de Cubría pidiendo que suspenda la aplicación de la ley del Consejo hasta que se resuelva el debate de fondo. Lo hizo con representación de abogados de dos orígenes políticos distintos: Alberto García Lema, del peronismo, y Enrique Paixao, de la UCR. Por otro carril, un grupo de camaristas de la Asociación (Lidia Soto, Mario Filozof, Diego Barroetaveña, Gustavo Valle, Fernando Ramírez y Héctor Guisado) pidieron, en su carácter de jueces, una acción declarativa de inconstitucionalidad en el fuero contencioso administrativo.

En el fuero electoral se presentaron también dos listas del Colegio Público de Abogados de Capital Federal, entre ellas la de su titular, Jorge Rizzo; el radicalismo; el Frente Amplio Progresista (FAP) –el socialista Hermes Binner, Margarita Stolbizer (GEN), Víctor De Gennaro (Unidad Popular), Humberto Tumini (Libres del Sur) y Luis Juez (Frente Cívico)–; los diputados Elisa Carrió (Coalición Cívica) y Pino Solanas (Proyecto Sur); la diputada Patricia Bullrich (Unión Por Todos); el diputado nacional Alberto Asseff (Frente Peronista) y el partido El Movimiento. Al fuero Contencioso Administrativo recurrieron también el Colegio de Rizzo, la Federación de Colegios de Abogados (FACA), la agrupación Será Justicia y abogados particulares. Los jueces que intervendrán en distintos casos son María Alejandra Biotti, Esteban Furnari, Enrique Lavié Pico, Pablo Cayssials y Liliana Heiland.

El titular de la FACA, Ricardo de Felipe, planteó una demanda en San Nicolás. Pero desde esa entidad anunciaron que la intención es reproducir la apertura de causas y de pedidos de inconstitucionalidad en varias provincias. Lo que buscan las corporaciones de jueces y abogados al diversificar sus denuncias y argumentos es tener éxito aunque sea en el juzgado menos pensado. Mucho antes de que el Ejecutivo promoviera una ley que restringe el dictado de medidas las cautelares, la Corte advirtió que los jueces no deberían abusar de ellas ni usarlas para suspender íntegramente la aplicación de una ley. Eso equivaldría a legislar. Fue después de que jueces de Mendoza y Salta suspendieran la ley de medios con efectos generales.

Según las objeciones que plantea la mayoría, la Constitución habla de que los consejeros son “representantes” de sus estamentos, por lo tanto los jueces deberían elegir a los jueces, los abogados a los abogados y los académicos a los académicos. Alegan, a su vez, que las mayorías requeridas para aprobar concursos y sanciones afectan la “independencia externa” del Poder Judicial y el estado constitucional de Derecho. Sostienen que al modificar el número de consejeros y las mayorías se afecta el equilibrio porque el oficialismo concentra cuanto menos poder de veto.

“Somos un poder del Estado, no una corporación”, dijo ayer Cabral, apelando a una frase casi idéntica a la que usó el año pasado el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, después de la primera solicitada, con la que entró en escena “Justicia legítima”.

Según el cronograma establecido por el Gobierno, el 12 de junio vence el plazo para presentar alianzas electorales y el 22 es el límite para la presentación formal de candidaturas. Mientras que Cabral y algunos de sus colegas sostienen que pretenden ser “elegidos” por sus “pares” como consejeros y que no van a aceptar otros términos, el radicalismo anunció la posibilidad de armado de una alianza entre todos los partidos de oposición para postular consejeros en caso de no obtener ninguna medida judicial a su favor (ver aparte). De todos modos, en ese caso, habrá que ver cómo hacen para presentar una lista adjuntada a la de legisladores mientras esté vigente la exigencia de tener igual nombre en la mayoría de las provincias. Como sea, todo el mundo, por lo bajo, ya está barajando nombres.

Si la votación se hace finalmente en las PASO y luego en octubre, quedará conformado un Consejo de la Magistratura de transición de 25 integrantes, ya que los miembros actuales terminarán sus mandatos recién en noviembre de 2014, pero ya serán elegidos 12 nuevos consejeros: seis académicos o científicos de distintas disciplinas, que pueden ser bien distintas del derecho; tres abogados y tres jueces. Todos postulados vía partidos políticos.

El domingo último, el periodista Horacio Verbistky mostraba que la teoría de que el Consejo va a quedar en manos del Gobierno, que quiere controlar el organismo, no se sostiene si la oposición ganara las elecciones, que dominaría la mayoría.

Como próximos pasos, los jueces que han recibido amparos y presentaciones variopintas analizarán si tienen de competencia en el caso y si advierten alguna urgencia, tal vez alguno suspenda la ley. Lo que sea, terminará en la Corte Suprema, donde, por las dudas, ya ayer el mediático Ricardo Monner Sans planteó uno de sus clásicos reclamos. En el Gobierno anoche aguardaban cautelosos, y preferían no hacer pronósticos.

Confianza en la elección

“Confiamos en que el 27 de octubre puedan elegirse los integrantes del Consejo de la Magistratura. Estamos dentro de los tiempos administrativos contemplados para que la elección por voto popular del Consejo pueda concretarse”, señaló el jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, luego de que se promulgara ayer el proyecto de elección popular de los integrantes del órgano político de la Justicia. La ley forma parte del paquete de seis medidas impulsadas por el Poder Ejecutivo para lograr “la democratización de la Justicia”, así, amplía de 13 a 19 el número de miembros y establece la designación de 12 de ellos por voto popular y fue puesta en marcha con su publicación en el Boletín Oficial junto a la convocatoria para que en las primarias del 11 de agosto se elijan los candidatos que competirán en octubre. En medio de la ola de presentaciones judiciales por parte de la oposición y colegios de abogados para impedir la puesta en práctica de la norma, Rossi destacó que “la reforma no tiene ningún atisbo de inconstitucionalidad; por el contrario, alienta el mecanismo de participación” que busca la Constitución nacional.