Siete bocas del infierno

Premio FotoEvidence 2015

GEOGRAPHY OF POVERTY - MATT BLACKFoto de  Allensworth, en California (EE UU), donde el 54% de la población vive bajo el umbral de la pobreza. La imagen es del reportero Matt Black (© Matt Black - Courtesy FotoEvidence) Ver más en: http://www.20minutos.es/fotos/artes/premio-fotoevidence-2015-11201/?imagen=1#xtor=AD-15&xts=467263
GEOGRAPHY OF POVERTY – MATT BLACK Foto de Allensworth, en California (EE UU), donde el 54% de la población vive bajo el umbral de la pobreza. La imagen es del reportero Matt Black © Matt Black 

ON THE BRINK OF AN ABYSS - FABIO BUCCIARELLIUn niño de la etnia Nuer intenta cruzar una alambrada en el campo de refugiados de Juba.  Foto de Fabio Bucciarelli, finalista del premio de FotoEvidence con un reportaje sobre la situación en Sudán del Sur (© Fabio Bucciarelli - Courtesu FotoEvidence) Ver más en: http://www.20minutos.es/fotos/artes/premio-fotoevidence-2015-11201/?imagen=1#xtor=AD-15&xts=467263
ON THE BRINK OF AN ABYSS – FABIO BUCCIARELLI Un niño de la etnia Nuer intenta cruzar una alambrada en el campo de refugiados de Juba. Foto de Fabio Bucciarelli, finalista del premio de FotoEvidence con un reportaje sobre la situación en Sudán del Sur © Fabio Bucciarelli  

7/7SOMALIA IN TRANSITION - JAN GRARUPUn hombre lleva un tiburón sobre los hombros en el mercado de pescado de Mogadiscio. La foto es del reportaje 'Somalia en transición', de  Jam Grarup (© Jan Grarup - Courtesy FotoEvidence) Ver más en: http://www.20minutos.es/fotos/artes/premio-fotoevidence-2015-11201/?imagen=1#xtor=AD-15&xts=467263
SOMALIA IN TRANSITION – JAN GRARUP Un hombre lleva un tiburón sobre los hombros en el mercado de pescado de Mogadiscio. La foto es del reportaje ‘Somalia en transición’, de Jan Grarup © Jan Grarup  

1/7INFERNO CENTRAL AFRICAN REPUBLIC - MARCUS BLEASDALEPersonas desplazadas por los combates buscan refugio en una vieja factoría en Bossanga. Foto del reportero Marcus Bleasdale en la República Centroafricana, noviembre de 2013 (©Marcus Bleasdale / VII - Courtesy FotoEvidence) Ver más en: http://www.20minutos.es/fotos/artes/premio-fotoevidence-2015-11201/?imagen=1#xtor=AD-15&xts=467263
INFERNO CENTRAL AFRICAN REPUBLIC – MARCUS BLEASDALE Personas desplazadas por los combates buscan refugio en una vieja factoría en Bossanga. Foto del reportero Marcus Bleasdale en la República Centroafricana, noviembre de 2013 © Marcus Bleasdale 

2/7INFERNO CENTRAL AFRICAN REPUBLIC - MARCUS BLEASDALEMusulmanes huyendo de Bangui protegidos por tropas del Ejército de Chad, que interviene en la República Centroafricana como fuerza pacificadora (© Marcus Bleasdale / VII - Cortesy FotoEvidence) Ver más en: http://www.20minutos.es/fotos/artes/premio-fotoevidence-2015-11201/?imagen=1#xtor=AD-15&xts=467263
INFERNO CENTRAL AFRICAN REPUBLIC – MARCUS BLEASDALE Musulmanes huyendo de Bangui protegidos por tropas del Ejército de Chad, que interviene en la República Centroafricana como fuerza pacificadora © Marcus Bleasdale  

INFERNO CENTRAL AFRICAN REPUBLIC - MARCUS BLEASDALECristianos atacando una zona musulmana en las afueras de Bangui, en la República Centroafricana. Previamente, los musulmanes habían atacado a los cristianos (©Marcus Bleasdale / VII - Courtesy FotoEvidence) Ver más en: http://www.20minutos.es/fotos/artes/premio-fotoevidence-2015-11201/?imagen=1#xtor=AD-15&xts=467263
INFERNO CENTRAL AFRICAN REPUBLIC – MARCUS BLEASDALE Cristianos atacando una zona musulmana en las afueras de Bangui, en la República Centroafricana. Previamente, los musulmanes habían atacado a los cristianos © Marcus Bleasdale  

 

 

GUATEMALA - IXIL GENOCIDE - DANIELE VOLPEExhumación en Santa Avelina, Cotzal, en Guatemala, donde la fotógrafa Daniele Volpe retrata el genocidio de la etnia Ixil (© Daniele Volpe - Courtesy FotoEvidence) Ver más en: http://www.20minutos.es/fotos/artes/premio-fotoevidence-2015-11201/?imagen=1#xtor=AD-15&xts=467263
GUATEMALA – IXIL GENOCIDE – DANIELE VOLPE Exhumación en Santa Avelina, Cotzal, en Guatemala, donde la fotógrafa Daniele Volpe retrata el genocidio de la etnia Ixil © Daniele Volpe

Fotogaleria 20 Minutos/ Espanha

Cortesy FotoEvidence

Que ganha o Brasil com a guerra do tráfico?

gt_prensa_libre. narco

 

No imenso Brasil do governo paralelo, a guerra contra o tráfico de drogas, que custa bilhões, parece que não arrecada nada para o Estado. É que a polícia apenas prende traficante pé-de-chinelo. Basta um exemplo recente: de quem é a meio tonelada de cocaína do helicóptero do pó pertencente à família Perrella?

Leia e compare o Brasil com a pequena Guatemala:

Las arcas del Estado sumaron más de Q101 millón —por dólares y quetzales incautados— en los últimos dos años, provenientes del dinero extinguido al narcotráfico y el crimen organizado.

La Ley de Bienes en Extinción de Dominio (LED), decreto 55-2010, señala como tal la pérdida a favor del Estado de cualquier derecho sobre bienes, cualquiera que sea su naturaleza y clase, sin contraprestación ni compensación para su titular o cualquiera que ostente o se comporte como tal, vinculadas con la comisión de actividades ilícitas.

Casos recientes

El 19 de diciembre recién pasado fueron detenidos en el km 49 de la ruta a El Salvador, Francisco Delgado Rivas, de 38 años, y Mario Soto Padilla, 31, cuando llevaban US$50 mil en efectivo.

El 1 de noviembre, en la zona 16, fue capturado Érick Fernando Cojulúm, 37, por llevar ocultos US$319 mil en un vehículo.

Reginaldo Mazariegos Aguilar fue aprehendido el 6 de marzo, en Guastatoya, El Progreso, con US$209 mil 340 en efectivo que llevaba en un vehículo.

Capos  

“Son los más pobres”

El  juez de Extinción de Dominio, Marco Antonio Villeda, dijo: “Los capos del crimen organizado son los más pobres  que hay  en el mundo porque nunca tienen bienes a su nombre, debido a que  estos se encuentran a nombre de testaferros, choferes, guardaespaldas  o familiares”. Recientemente se extinguieron US$209 mil 340 del narcotráfico.

En proceso

Se han incautado 36 vehículos a las mafias.

Actualmente  existen 32 expedientes en proceso de extinción  de bienes inmuebles,  entro  ellos 39 fincas del crimen organizado.

Veintiocho armas   de fuego  pasaron  a manos del Estado, mientras que otros casos siguen en proceso.

Una cuenta   bancaria, dos lanchas y una avioneta quedaron en poder de   instituciones del Estado.

Un total de 23 vehículos que le fueron decomisados al presunto capo Eduardo Villatoro Cano también están en proceso de extinción.

En dos años se han emitido 110 sentencias para extinguir bienes inmuebles y dinero  ilegal.

Hay embargode siete fincas y 30 automotores  del  supuesto  narcotraficante Élio Lorenzana Cordón, pedido en extradición por  EE. UU.

La Ley esta en vigor desde junio del  2011, y en enero del  2012 el Juzgado inicio  funciones.

POR JOSé M. PATZáN / Prensa Libre

 

LOS DUDOSOS PROCESOS DE ADOPCIÓN

BRA_ATARDE juiz adoçãoDP juiza adoção juiz

 

Pouco se fala do futuro das crianças adotadas. E de quando termina a responsabilidade da justiça.

A Plaza Pública publica a história de

Una niña de Guatemala

En 1981, una joven mujer kʹiché se marcha para siempre de Paquí, una aldea de Totonicapán. Embarazada, con una niña pequeña en los brazos, huye de la violencia y la miseria. En la capital del país a donde llega, se dedica al servicio doméstico para familias acomodadas.

En una casa, conoce a la directora de uno de los principales orfanatos privados de la ciudad. La institución se dedica, además de acoger a niños perdidos o desamparados, a dar a los más pequeños en adopción a familias extranjeras. La directora, al ver a la mujer de Totonicapán embarazada, no deja pasar la oportunidad: logra convencerla de que es demasiado pobre para mantener a otro bebé. “Será mejor para vos y la criatura darla en adopción”, le explica.

La mujer kʹiché, quien nunca había pensado en desprenderse de sus hijos, se deja convencer. Poniendo su pulgar mojado en tinta, firma todos los documentos que la directora le presenta.

Nace una niña. Menos de dos meses después, una pareja francesa la adopta, por medio de una organización especializada en adopciones.

Treinta y dos años después, la niña se ha convertido en una hermosa mujer, casada, madre de una niña de cinco años y una bebé de 10 meses. Estudió mercadeo, trabajó varios años en una agencia inmobiliaria y ahora se dedica a cuidar a sus hijos. Vive cerca de Lyon, tercera ciudad de Francia. Se llama Julia Noblanc.

La búsqueda de las raíces

Al igual que muchos adoptados, Julia quiso saber de dónde era originaria, cuáles eran sus raíces, quién era la mujer que le había dado la vida. “De pequeña, no pregunté nada a mis padres, pero a los ocho años, pedí que me dejaran leer mi carpeta de adopción. Esta contenía datos sobre mi madre biológica, mi acta de nacimiento, y las resoluciones de abandono y de adopción”, recuerda.

Crisis de identidad

La voz de los adoptados también intenta ayudar a quienes lo deseen, en la búsqueda de sus raíces, la cual tiene dos componentes, tal como lo explica Julia: “Está la búsqueda de la familia y también la búsqueda cultural: los adoptados buscan impregnarse del mundo latino, conocer latinos, bailar en discotecas latinas, vestirse con cosas típicamente latinas”. Muchos adoptados intentan aprender el idioma de su país de origen, y conocer un poco más de su historia.

“Muchos adoptados están orgullosos de haber nacido fuera y lo reivindican. Algunos, hasta se presentan como guatemaltecos. Cuando veo a adoptados que nunca han ido a Guatemala y que están súper orgullosos de ser de allá, me incomoda. Es como taparse los ojos. No seremos nunca totalmente de aquí, ni totalmente de allá”, explica Julia. Cuando vino a Guatemala, se sorprendió de que los guatemaltecos no la reconocieran como compatriota y le preguntaran dónde había aprendido español. Peor aún: a ella y su familia, los llamaban “gringos”. Esto a pesar de sus inconfundibles rasgos mayas. “Somos de cultura francesa, europea. Comemos como franceses, nos vestimos como franceses. Hay que ser honesto con un uno mismo”.

nina_1

Julia vino una vez a Guatemala con su familia. Estuvo en Totonicapán, aunque no llegó hasta la aldea de su madre. Admite que, para un primer contacto, organizó un viaje por los lugares más turísticos, Antigua, el lago de Atitlán, para irse con una buena impresión del país. Quisiera conocer mejor, venir un día con sus hijas “que tienen algo de allí, aunque sólo sea genéticamente”, pero lamenta no tener familia a quien visitar, puesto que están en Estados Unidos. Paradojas de las migraciones a las que los guatemaltecos han sido forzados

GUATEMALA. 80 años de prisión para el dictador Rios Montt

El exdictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt ha sido condenado a 80 años de prisión por el genocidio perpetrado contra los maya ixil. La sentencia apunta directamente a las Fuerzas Armadas y salpica al actual presidente, Otto Pérez Molina, negacionista del genocidio y ex militar acusado de participar en estos hechos en los años del gobierno de facto de Ríos Montt.

Rios Monti

Por Equipo Otramérica / Varias fuentes

La situación de Guatemala es paradójica. Mientras el actual Gobierno del ex militar Otto Pérez Molina regresa a las prácticas de militarización de territorios indígenas [con la declaración de estado de sitio], la presidente del Tribunal Primero A de Mayor Riesgo, Jazmín Barrios, confirmó anoche la sentencia de 80 años de prisión para el que fuera dictador del país [1982-1983] por genocidio [30 años] de los ixiles [1,771 asesinadoe a manos del Ejército]  y otros delitos de lesa humanidad [30 años].

Según la justicia, “Ríos Montt tuvo conocimiento” de las matanzas perpetradas por las Fuerzas Armadas bajo su mando, y que “no lo detuvo a pensar de tener el poder para evitarlo”. Así, por fin, el dictador y ex militar es considerado “responsable” del genocidio perpetrado en contra de los indígenas ixiles “en calidad de autor”. Hay que recordar que durante su gobierno fue asesinado el 5,5 % de los ixiles.

La sentencia supone, además, que Ríos Montt abandone la “detención domiciliar”  y anoche fue trasladado a un cuartel militar que funciona como prisión preventiva para ciudadanos cuya integridad podría estar en peligro en una prisión regular.

El histórico fallo salpica de gorma directa a las Fuerzas Armadas  de Guatemala, que “utilizaron el hambre como arma militar” para destruir a los ixiles, los cuales fueron declarados “enemigos internos del Estado”, y que todas las acciones represivas contra los indígenas tenían como objetivo su ” aniquilación” . Durante los 36 años de guerra contra-insurgente en Guatemala, y especialmente entre los años 1978 y 1983, cerca del 98% de las 7.000 personas que fueron asesinadas en esta región pertenecía al pueblo ixil. El Ejército arrasó su territorio: al menos el 70% de sus comunidades fueron destruidas. La mayoría de la población huyo a las montañas, muchos murieron de hambre, frío y de distintas enfermedades.

Según las investigaciones de la Iglesia Católica guatemalteca (Nunca Más) y de la ONU (Memoria del Silencio), el Estado fue responsable del 93% de las atrocidades y de 626 masacres. Hasta 1996, unas 200.000 personas fueron asesinadas o desaparecidas. De ellas, el 83% pertenecía a pueblos indígenas. El 12% de la población fue desplazado.

El tribunal, sin embargo, absolvió al general retirado José Rodríguez Sánchez, exjefe de Inteligencia Milita, y ordenó a la Fiscalía investigar a las demás personas que pudieron haber participado en los hechos juzgados. La defensa anunció que va a apelar la sentencia, que se espera que llegue hasta la máxima instancia, la Corte de Constitucionalidad.

El presidente de Guatemala, el general Otto Pérez Molina, cambió el tono de sus declaraciones. Hace dos años, en campaña electoral, en una entrevista a este medio que alguien le demostrara que hubo genocidio. Este mes negó que hubiera genocidio y aseveró que el juicio amenazaba la paz. Poco antes de conocer esta sentencia el tono del que fuera conocido como ‘Capitán Tito‘ ya era otro: “Nosotros somos respetuosos. Vamos a respetar lo que digan los tribunales” cual fuera que sea su sentencia. Otto Pérez Molina es el mismo que en junio de 2012 cerró los Archivos de la Paz, una oficina encargada de recuprar, custodiar y analizar los documentos oficiales, incluidos los del Ejército, relacionados con la violación de derechos humanos durante el conflicto. El actual presidente ha sido acusado por las organizaciones de Derechos Humanos de ser uno de los oficiales al mando de las brutales masacres en el departamento del Quiché en los años 1982 y 1983, en plena guerra del estado contra la guerrilla y durante el gobierno de facto de Ríos Montt.

Esta es la primera vez en la historia de Guatemala que un exjefe de Estado es procesado por las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la guerra interna.

Rios Montt