Lula e Fernando Henrique dois presidentes nocivos

Fernando Henrique viajou um ano e um mês, pelos países do G-20, como leiloeiro do Brasil. Vendeu mais de 70 por cento das nossas estatais. Foi, verdadeiramente, um caxeiro-viajante.

Lula viajou como garoto-propaganda dessas empresas desnacionalizadas. E das montadoras e oficinas estrangeiras.

Os dois governaram para beneficiar interesses dos países ricos. Basta salientar que desde 1981 a Petrobras não constrói uma refinaria no Brasil. Mas ergueu mais de trinta pelos Estados Unidos, Japão, Irão, Bolívia, Argentina, Equador, Paraguai e países da África.

Resultado: a Petrobras é a quarta maior empresa petrolífera do mundo. Descobrimos o pré-sal. E o Brasil continua a importar gasolina a preço de guerra. E a exportar petróleo a preço de banana.

Acontece o mesmo com a água.

A imprensa esconde.

O governo esconde.

A oposição esconde.

O Brasil do Rio Amazonas, o “Mar Doce”, é o maior importador de água do mundo. De água de beber para gado e para irrigar latifúndios estrangeiros. Como explicar este crime?

Somos também o maior exportador de água mineral.  De água potável.

Entregamos nossos aquíferos. Inclusive como caução da dívida.

Veja quem é verdadeiramente Lula da Silva.

Andrés Soliz Rada, escritor e ex-ministro de hidrocarburos da Bolívia no govêrno de Evo Morales:
“El presidente más habilidoso para hacer daño a los países chicos de América Latina fue Lula, te metía el puñal mientras te sonreía”.
Escreve Martín Cúneo:
Para entender por qué las transnacionales siguen controlando el sector de los hidrocarburos en Bolivia hay que remontarse a los primeros meses del Gobierno de Evo Morales, cuando se decretó la nacionalización. Y a unos meses después, cuando se firmaron los contratos de explotación de las empresas trasnacionales. Para ello, nada mejor que hablar con Andrés Soliz Rada, el ministro de Hidrocarburos que firmó el derecho de nacionalización. Y que renunció tiempo después, cuando certificó que la nacionalización había perdido su sentido original por las presiones de las multinacionales.

“El presidente más habiloso para hacer daño a los países chicos de América Latina fue Lula, porque te metía el puñal mientras sonreía y te decía: ‘¿Sabes? A mí me interesa no tener vecinos pobres’. Y mientras tanto te estaba sacando hasta la última gota de todo”, dice Soilz de Rada. El apoyo que dio Brasil al Gobierno boliviano frente a la amenaza separatista de la zona más rica de Bolivia, el Oriente del país, fue el arma que utilizó Lula en la negociación, según el exministro. “En eso hay que ponerle una palabrita de comprensión al Evo”, dice. Leia mais 

Refinaria da Petrobras no Japão
Refinaria da Petrobras no Japão
Refinaria da Petrobras nos Estados Unidos
Refinaria da Petrobras nos Estados Unidos