Solidaridad con los campesinos presos políticos de la masacre de Marina Kue – Curuguaty en Paraguay. 54 días de huelga de hambre

Yakarta_POSTER

curu2

 

Desde la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo- CLOC en la Vía Campesina, reiteramos nuestra solidaridad permanente con las hermanas y hermanos del Pueblo de Paraguay. Reafirmamos nuestra solidaridad con los compañeros campesinos, presos políticos de la masacre de Marina Kue – Curuguaty, que llevan 54 días de huelga de hambre.

Las organizaciones campesinas venimos difundiendo lo sucedido previamente a la Masacre de los campesinos y campesinas en el Paraguay, así como los diversos informes de violaciones a los Derechos Sociales, Economicos, Culturales, alimentarios de la población y en especial de los campesinos acompañados con una sistemática violencia por grupos de sicarios que han venido asesinando a líderes campesinos.

Presos
Presos

Leer más: Cloc: Solidaridad con los campesinos presos…

Míra su video de promoción en: ViaCampesina TV

Leer más: Próximamente: “El llamado de Yakarta”, en su…

Paraguay: A 50 días de la huelga de hambre por…

Paraguay.Como los Riquelme, la familia del fiscal Jalil Rachid también se apoderó de tierras estatales

Pusieron a un fiscal tierras-malhabidas a investigar la más grande matanza de campesinos de nuestra historia democrática, caídos en la lucha por recuperar, justamente, tierras estatales usurpadas por la familia Riquelme.

por Jorge Gonzalez

Los acontecimientos de Marina Cue (Curuguaty) componen uno de los momentos más turbios y controversiales de nuestra historia, hasta el punto de que sobre él descansa la justificación de un Golpe de Estado. Ese es el peso que tiene, y el que sienten sobre sí los 12 presos y presas víctimas de la injusticia, de la venalidad del sistema fiscal y judicial de Paraguay. Ese es el peso que sienten las viudas, hijas, hijos, madres, padres, hermanas de los caídos. De alguna manera lo sienten todas las organizaciones sociales democráticas.

La Fiscalía General del Estado y el Poder Judicial son las instituciones estatales que deben encargarse de esclarecer aquellos acontecimientos, a partir de investigaciones de rigor que sigan todas las hipótesis en juego y que además respeten el debido proceso y otras garantías de detenidos y detenidas.

Sin embargo, actualmente estos son los principales órganos a través de los cuales la clase dominante paraguaya (agroganadera, exportadora, importadora) ejerce su poderío. También cumplen esa función el Parlamento, el Ejecutivo, la prensa empresarial y los propios gremios agroganaderos (exportadores/importadores).

Este último es el sector que acapara el 86% de la tierra cultivable en Paraguay, gran parte de ella robada al Estado en el pasado. Y es el sector económico al cual históricamente -por ese injusto acaparamiento- el campesinado le disputó las tierras a través de ocupaciones y trámites institucionales.

Jalil Rachid, hijo del político colorado Bader Rachid, amigo de Blas N. Riquelme, supuesto dueño de las tierras de Marina Cue, donde se produjo la Matanza de Curuguaty
Jalil Rachid, hijo del político colorado Bader Rachid, amigo de Blas N. Riquelme, supuesto dueño de las tierras de Marina Cue, donde se produjo la Matanza de Curuguaty

De estas filas proviene la familia del fiscal Jalil Rachid, y como gran parte de esta clase social, edificó su patrimonio sobre el robo de bienes estatales durante la dictadura estronista, según la investigación sobre los crímenes de entonces, realizada por la Comisión Verdad y Justicia (CvyJ).

El padre del fiscal, el señor Bader Rachid Lichi, referente estronista, figura entre los usurpadores de tierras fiscales en la página 69 del Tomo IV de la CVyJ. A pesar de no ser beneficiario de la Reforma Agraria, esta familia se apropió de 1.498 hectáreas de tierras fiscales en el año 1.986, ubicadas en el distrito de Santa Rosa, departamento de Misiones.

En estos momentos, se juega la interpretación de lo que pasó en Curuguaty (y lo que acarreó políticamente), y hay fuerzas económicas y políticas que intentan imponernos la hipótesis que les exima del crimen que cometieron ayer y hoy. En juego está la historia, otro capítulo de impunidad e injusticia sobre cruces campesinas. ¿Podremos revertirlo?

Monsanto golpea en Paraguay: Los muertos de Curuguaty y el juicio político a Lugo

Jornal golpista explora o massacre de Morombí
Jornal golpista explora o massacre de Morombí

Quienes están detrás de esta trama tan siniestra? Los propulsores de una ideología que promueven el máximo beneficio económico a cualquier precio y cuanto más, mejor, ahora y en el futuro.
El viernes 15 de junio de 2012, un grupo de policías que iba a cumplir una orden de desalojo en el departamento de Canindeyú en la frontera con Brasil, fue emboscado por francotiradores, mezclados con campesinos que reclamaban tierras para sobrevivir. La orden fue dada por un juez y una fiscala para proteger a un latifundista. Como resultado se tuvo 17 muertos; 6 policías y 11 campesinos y decenas de heridos graves. Las consecuencias: El laxo y timorato gobierno de Fernando Lugo quedó con debilidad ascendente y extrema, cada vez más derechizado, a punto de ser llevado a juicio político por un Congreso dominado por la derecha; duro revés a la izquierda, a las organizaciones sociales y campesinas, acusadas por la oligarquía terrateniente de instigar a los campesinos; avance del agronegocio extractivista de manos de las transnacionales como Monsanto, mediante la persecución a los campesinos y el arrebato de sus tierras y, finalmente, la instalación de una cómoda platea para la los oligarcas y los partidos de derecha para su retorno triunfal en las elecciones de 2013 al Poder Ejecutivo.

 

ero por sobre todo, los muertos de Curuguaty es una señal del capital, del gran capital, del extractivismo expoliador, que asuela el Planeta y aplasta la vida en todos los rincones de la Tierra en nombre de la civilización y el desarrollo. Por fortuna, los pueblos del mundo también van dando respuestas a estas señales de la muerte, con señales de resistencia, con señales de dignidad y de respeto a todas formas de vida en el Planeta.