O Brasil vale uma missa

ARGENTINA
ARGENTINA

Durante a Jornada Mundial da Juventude, milhões de peregrinos do Brasil e do mundo invadiram o Rio de Janeiro e as ruas de Copacabana. O comércio do bairro, acostumado ao grande fluxo de turistas, comemorou o lucro alcançado nos dias de evento.

Para o gerente de uma loja localizada na Avenida Nossa Senhora de Copacabana, uma das principais do bairro, as vendas no período de Jornada Mundial da Juventude extrapolaram todas as expectativas. “Em termos de faturamento, a JMJ foi equivalente a quatro réveillons”, afirmou. (G1)

La municipalidad de Río de Janeiro calculó la asistencia a la misa de ayer en 3.200.000 personas.

El Papa cerró con una multitudinaria misa su gira por Brasil, destinada a revitalizar a la Iglesia en el continente. Saludó a Dilma Rousseff, a Cristina Kirchner y a Evo Morales, presentes en el evento, y convocó a obispos y fieles, sobre todo jóvenes, a multiplicar la influencia del catolicismo. (Página 12, Argentina)

missa

El papa Francisco, por su condición de latinoamericano, argentino, sabe comprender la religiosidad de los brasileños, que son muy afectivos, les gusta abrazar para comunicar su fe, ser tocados y tocar. El carisma del papa Francisco recuerda al de Juan Pablo II, que nosotros recibimos cuatro veces en Brasil y fue tan querido por nuestro pueblo”, explicó Leonardo Ulrich Steiner, secretario general de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil. El arzobispo de Río de Janeiro, João Orani Tempesta, dijo durante el oficio religioso celebrado ayer junto al mar que “vamos a sentir saudades (añoranzas)” con la partida del pontífice. Los brasileños van a extrañar a un Papa “que se aproximó tanto (a ellos)” y a partir de ahora seguirán su enseñanza y “partirán como apóstoles hacia las periferias, hacia los excluidos… hacia donde nos envía el Santo Padre”, prosiguió el prelado Tempesta.

Las palabras del arzobispo carioca parecieron evocar al poeta Vinicius de Moraes, que escribió que la “tristeza no tiene fin (nao tem fim, en portugués), la felicidad sí”, estribillo del popular tema “Felicidad”, en el que se cuenta el pesar de un carioca el Miércoles de Cenizas con el fin del Carnaval.

Ante la alta y súbita aprobación de Bergoglio, la TV Globo, principal cadena del país, tomó una decisión que conoce pocos antecedentes: resolvió suspender la emisión de su telenovela de las 21 –que es el programa de mayor rating de la emisora– para transmitir los recorridos nocturnos del papamóvil por la Avenida Atlántica, junto a la playa de Copacabana.

Menos mediática fue su intervención ante los obispos latinoamericanos, a quienes recomendó ser menos “principescos” y más dispuestos a enterrar los pies en el barro de una realidad marcada por la pobreza del subcontinente, que representa la principal reserva demográfica de una religión cercada por el avance de las iglesias neopentecostales.  (Darío Pignotti)

Una noche única en Copacabana

BRA_ZH papa apoteose

Los peregrinos coparon la avenida Atlántica y hasta la playa durante la noche del sábado para esperar la ceremonia de ayer. Los indignados y el falso Jesús. Los jóvenes que no buscan novia. Bailes y guitarreadas.

Deben tener historias que contar las veredas con dibujo de mar de la avenida Atlántica de Copacabana, pero la de este sábado a la noche es nueva. Porque esos cientos de miles –¿millones?– de personas acostadas en bolsas de dormir, frazadas, cartones, nailons o directamente en el piso formaban una postal nunca vista y, habría que pensar, irrepetible. Jóvenes llegados de todo el mundo cumplieron con la premisa de realizar la vigilia previa a la misa de ayer y ocuparon toda la rambla del balneario carioca hasta el borde mismo del mar: o campamento mais grande do mundo.

Se quedaron allí luego de que finalizara la ceremonia del papa Francisco de la noche anterior. Hay que decir que, por una vez en la semana, el tiempo acompañó. No había viento y con algún abrigo, no era una mala noche para estar a la intemperie. Entonces algunos sacaron la vianda que llevaron preparada y quienes no fueron tan previsores colmaron los restaurantes y bares de la zona, que vendieron todo lo que tenían. Ante las críticas por los gastos que había demandado la organización de la Jornada Mundial de la Juventud, ayer un estudio realizado por la Universidad Federal Fluminense informó que el evento había inyectado 1800 millones de reales en la economía de Río, 17 veces más que la reciente Copa de Confederaciones. El sábado vendieron cuanto quisieron los solicitados locales del merchandising oficial de las jornadas papales y unos cuantos vendedores ambulantes de lo no tan oficial. (Fernando Cibeira)

El Papa se fue, ¿y ahora qué?

ARGENTINA
ARGENTINA

Hubo, en estos días, lo que los brasileños llaman “un baño de multitud”. La visita del Papa reunió en Río a alrededor de 3 millones de personas solamente ayer. Otro tanto se había reunido el sábado. Francisco ya es un Papa Pop.

Los violentos choques entre manifestantes y policía pudieron ser mantenidos lejos de Su Santidad. Y el desfile de mujeres semidesnudas y parejas del mismo sexo besándose desaforadamente, defendiendo el matrimonio igualitario, el derecho al aborto y el uso de métodos anticonceptivos que vayan más allá de la castidad impuesta por el Vaticano como único permitido, no hizo más que asombrar a los peregrinos: el Papa ni se enteró.

El Papa llegó a Brasil en un momento delicado, con el país sacudido por una insólita secuencia de multitudinarias marchas de protesta, la economía titubeante y la presidente Dilma Rousseff enfrentando presiones de todos los lados y defecciones entre sus aliados. Una palabra de Su Santidad proferida fuera de tono podría servir de munición para la oposición y muy especialmente para los grandes medios de comunicación, que hostigan un día sí y el otro también al gobierno.

Bueno, el Papa incitó a los jóvenes a seguir protestando y creyendo en la posibilidad de cambiar la realidad. Dilma había reiterado que las protestas son legítimas, y aseguró que sabría oír la voz de las calles. El Papa exigió de los políticos que trabajen por los verdaderos intereses del pueblo, especialmente de los más necesitados. Dilma pelea con uñas y dientes para lograr una reforma política que el Congreso resiste en admitir. El Papa denunció la corrupción y demandó que sea combatida de manera cabal. Dilma advierte que seguirá atenta a cualquier desvío de conducta en su gobierno.

Es lícito suponer que el discurso del gobierno dirá que el Papa reconoce sus esfuerzos y que están juntos en su lucha, y es igualmente lícito suponer que la oposición dirá todo lo contrario. O sea, que el Papa puso en relieve los errores y las fallas del gobierno.

La verdad es que, por ahora, nada de eso tendrá mayor importancia. La cuestión será el año que viene, en la campaña electoral. Seguramente no sólo católicos sino, también, las sectas evangélicas que se reproducen a cada semana se lanzarán con ganas contra el aborto, el matrimonio homosexual o la adopción de niños por parejas del mismo sexo.

Entonces, católicos y pastores electrónicos se darán las manos, y el blanco preferencial serán los candidatos progresistas. (Eric Nepomuceno)

BRA^RJ_EX Francisco adeus

As freiras dos Estados Unidos

001

Não existe nenhuma condenação ao lesbianismo no Velho Testamento (livro sagrado do judaísmo e cristianismo).

No Novo Testamento encontramos apenas uma referência ambígua em uma carta de São Paulo, condenando o sexo anal (sodomia).

Escreve Reay Tannahill (in O sexo na história): “Para começar, o nome de Sodoma foi tratado como uma espécie de sinônimo para pecados particularmente familiares aos judeus ou que particularmente os ofendessem – orgulho, adultério, abuso de hospitalidade e espírito religioso. (…) No século 1 d.C., Philo de Alexandria interpretou expressamente a história de Sodoma em termos homossexuais. (…) Em 567, o Segundo Concílio de Tours decidiu reforçar a regra beneditina de que os monges nunca deveriam dormir aos pares em uma só cama. Vários séculos mais tarde, uma regra similar foi feita para as freiras. Além do mais, as lâmpadas do dormitório tinham que ser mantidas acesas durante a noite”.

Orgulho deixou de ser pecado. E o conceito de hospitalidade não existe mais. Nem sequer para os parentes.

Para os homens, a sodomia era condenada por ser um ato anticonceptivo.
Para as mulheres, no cristianismo, o orgasmo um pecado, mesmo em uma relação heterossexual.

O chamado amor lésbico – classificação recente – não era levado a sério.

Em termos de comportamento social se condenava o homem feminino e a mulher machona – a inversão dos papéis. Santa Joana d’Arc foi levada à fogueira por vestir roupas masculinas.

Em tempos de peste, o homossexual passivo era perseguido como bode expiatório (seja como transmissor ou pelo castigo divino, apocalíptico, de expiação pela morte). Aconteceu na “nova Roma” de Constantinopla no império de Justiano, em 541 d.C.; e na Europa com a sífilis,  sendo o índio injustamente culpabilizado, na primeira década do século XVI; e, recentemente, a “peste gay” da Aids.

Todos os condenados eram heréticos: homossexuais, judeus, árabes, bruxas, etc.

As bruxas, no início, lindas jovens, denunciadas por esposas ciumentas. As velhas de nariz pontudo apareceram depois. Não esquecer que todos os heréticos eram torturados para confessar os pecados. Óbvio que havia prazer em torturar uma linda adolescente. Que digam as universitárias presas por todas as ditaduras militares, e as meninas presas hoje nas passeatas de “Oropa, França e Bahia”.

indignados bela estudante presa

polícia repressão terror estatal estudante

Se partir da Igreja Católica algum movimento contra certas condenações, consideradas ‘desatualizadas’, surgirá nos conventos.

inquisicao54

Las revoltosas

por Flor Monfort

“Recibimos nuevas integrantes, nuevas ideas y nuevos modos de vivir la religiosidad en el futuro.” Con esta consigna, las LCWR, la asociación que congrega al 80 por ciento de las mujeres trabajadoras de la Iglesia en Estados Unidos, dan la bienvenida en su página web con una impronta relajada que sorprende. Desde abril de 2012 más visitada que nunca, gracias al informe que emitió el Vaticano señalando su poca devoción por el dogma: las damas no condenan el aborto ni creen que las relaciones amorosas entre personas del mismo sexo son un coletazo del diablo en la tierra. Por eso, aquello de las “nuevas ideas” se hace carne en su militancia, siempre cerca de la gente y lejos de los brillos de la Santa Sede.

En rigor, la Leadership Conference of Women Religious (Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas) nunca esquivó los temas salados: sin hábito que las uniforma y les da ese halo de “mujeres especiales”, desde el caso de Rudolph Kos en 1993, se pronunciaron severas para investigar y condenar la pedofilia en la institución. Pero el tole tole viene de antes: fundada en 1956, con más de 1500 miembras en todo el país, fueron consideradas libertarias desde el principio, cuando a poco tiempo de iniciar sus actividades se manifestaron cercanas al feminismo que despuntaba las primeras quemas de corpiños en los ’60. La tarea de ayudar a los que menos tienen, solos, desprotegidos y excluidos (porque si hay algo que “el país de la libertad” sabe hacer es dejar fuera del mapa a la lacra antisistema) siempre fue su fuerte, en una obra que alcanza lugares remotos y causas perdidas. “Dedicamos nuestra vida a los marginados de la sociedad, muchos de los cuales son considerados descartables: los enfermos mentales crónicos, los ancianos, los encarcelados, las personas condenadas a muerte”, decían en un comunicado que definía el alcance de su obra. Para armar una imagen definida, basta recordar a la monja que interpretaba Susan Sarandon en Dead Man Walking, una mujer considerada progresista por acompañar a un condenado a pena de muerte hasta el final, cuando él pudo confesarle que sí había cometido las violaciones y asesinatos que se le imputaban y poder caminar dignamente sus últimos pasos. Susan se vestía de civil, tenía dudas como todo el mundo y se reía hasta ahogarse como una chica de 15.

En 1979, la entonces presidenta de la LCWR, Theresa Kane, le dijo a Juan Pablo II, en una visita oficial a Estados Unidos, que no dejara de escuchar sus demandas, entre las que estaba la posibilidad de acceder a todos los ministerios eclesiales. “La jerarquía piensa que puede controlar a las mujeres, especialmente a las que están sometidas a organizaciones canónicas, como las religiosas, sin darse cuenta de que el mundo se mueve a pasos agigantados hacia una mayor igualdad. Uno de los problemas es que pedimos la participación de las mujeres en la Iglesia con plena voz, lo que ha producido, con algunos miembros de la jerarquía, roces”, dijo, dando la voz de alerta a una enemistad que seguiría por décadas.

Por dar otro ejemplo, el año pasado se publicó el libro Sólo el amor, de la hermana Margaret Farley, que tematiza las luchas de género, defiende el matrimonio igualitario y ese pilar histórico del sermón puro y duro, nunca mejor definido: la masturbación, sobre todo la femenina. Para sus pares hombres, la literatura de Farley implica “un entendimiento defectuoso de la naturaleza objetiva de la ley moral natural” y está “en directa contradicción con la doctrina católica en el campo de la moral sexual”.

Ahora, el flamante Papa designó al español José Rodríguez Carballo al frente del departamento encargado de la supervisión de todas las órdenes religiosas, un nombramiento de peso en relación con las condenas que llovieron sobre las religiosas el año pasado, cuando Joseph Tobin, su antecesor, prometió volver al carril derecho a las alocadas hermanitas. Carballo, quien es franciscano como Bergoglio, prometió desistir en la intención de Tobin de descanonizarlas y abrir el diálogo con ellas, quienes seguramente no se callarán nada, ni su apoyo a la eutanasia, la píldora y las familias ensambladas. A ver si la próxima es posible un “habemus papisa”.

Los números dicen que el nuevo Papa será europeo

 

Evocando la vigorosa imagen del día de Pentecostés, cuando los Apóstoles salieron «a dirigirse a hombres provenientes de todo el mundo, y cada uno les entendía en su propio idioma», Benedicto XVI recordó en el cónclave de noviembre de 2012 que el colegio cardenalicio debe reflejar «la unidad y la universalidad de la Iglesia».

Es cierto que los cónclaves papales no se rigen por la lógica de los números sino por el Espíritu Santo, según enseña la Iglesia. Sin embargo, como se decía en Roma en cada nuevo cónclave, el Espíritu Santo suele aprovechar el evento para tomarse vacaciones y dejar a los cardenales libres de elegir al nuevo obispo de Roma, que eso significa ser papa católico.

Los 117 cardenales que elegirán en marzo al sucesor del dimisionario Benedicto XVI, son también seres políticos, con sus preferencias y a veces sus pequeñas y grandes ambiciones personales o de grupo. Son, al fin, electores, en una de las votaciones más secretas del mundo, cuyas papeletas electorales acaban quemadas.

(…) El colegio de cardenales electores, que ahora pasa a estar formado por 62 europeos, todavía más de la mitad del total, 21 latinoamericanos, 14 norteamericanos incluyendo Canadá, 11 africanos, 11 asiáticos y un cardenal de Oceanía.

Por países, salta a la vista la desmesurada presencia de 28 italianos, casi un cuarto del total de electores. En segundo lugar figura Estados Unidos, con 10, seguido de Alemania, con 6, exactamente los mismos que Brasil, el país con mayor número de católicos en el planeta. Después vienen España y la India, con 5. Todos los demás países, incluido México, tienen menos.

Aunque el colegio de 120 cardenales electores no pretende ser una representación proporcional de los 1.200 millones de católicos del planeta, el hecho de que Italia casi triplique a Estados Unidos y supere ampliamente a toda Latinoamérica refleja una larga anomalía que hunde sus raíces en la historia.

washington_post.usa papa 2

Candidatos para dirigir a la iglesia católica

 Joao Braz de Aviz (Brasil, 65 años) llevó un aire fresco al departamento vaticano de congregaciones religiosas cuando asumió en 2011. Apoya la preferencia por los pobres en la teología para la liberación latinoamericana, pero no los excesos de sus impulsores. Su perfil bajo podría jugarle en contra.

 Timothy Dolan, (EEUU, 62 años) se convirtió en la voz del catolicismo estadounidense tras ser nombrado arzobispo de Nueva York en 2009. Su humor y su dinamismo han impresionado al Vaticano, donde suelen faltar esas características. Pero los cardenales son cautos ante un “Papa de una superpotencia” y su estilo efusivo podría ser demasiado estadounidense para algunos.

 Marc Ouellet (Canadá, 68 años) es en la práctica el principal director de personal del Vaticano como jefe de la Congregación de Obispos. Alguna vez dijo que convertirse en Papa “sería una pesadilla”. Aunque está bien conectado, el laicismo amplio de su Quebec natal podría resultar ser un punto negativo.

 Gianfranco Ravasi (Italia, 70 años) ha sido ministro de Cultura del Vaticano desde 2007 y representa a la Iglesia en los mundos de las artes, la ciencia, la cultura e incluso ante los ateos. Este perfil podría perjudicarle si los cardenales deciden que requieren a un pastor experimentado más que otro profesor como Papa.

 Leonardo Sandri (Argentina, 69 años) es una figura “transatlántica”, nacido en Buenos Aires de padres italianos. Tuvo el tercer puesto en importancia en el Vaticano como su jefe de gabinete entre 2000 y 2007. Pero carece de experiencia pastoral y su labor supervisando a las iglesias orientales no es una posición de poder en Roma.

 Odilo Pedro Scherer (Brasilia, 63 años) se ubica como el candidato latinoamericano más fuerte. Arzobispo de Sao Paulo, la mayor diócesis en el mayor país católico, es conservador en su nación, pero en otras partes resultaría moderado. El rápido crecimiento de las iglesias protestantes en Brasil podría no beneficiarle.

 Christoph Schoenborn (Austria, 67 años) es un ex estudiante de Benedicto XVI con un acercamiento pastoral que el pontífice no tiene. El arzobispo de Viena figura como papable desde que editó el catecismo de la Iglesia en la década de 1990. Pero algunas posturas cautelosas en materia de reformas y el fuerte disenso de parte de algunos clérigos austríacos no lo favorecen.

 Angelo Scola (Italia, 71 años) es un arzobispo de Milán, una plataforma para el papado, y es la principal apuesta de muchos italianos. Experto en bioética, también conoce el islam como responsable de una fundación para promover el entendimiento entre cristianos y musulmanes. Su densa oratoria podría alejar a los cardenales que busquen un comunicador carismático.

 Luis Tagle (Filipinas, 55 años) tiene un carisma que se suele comparar con el del fallecido Juan Pablo II. También es un colaborador estrecho de Benedicto XVI tras trabajar con él en la Comisión Teológica Internacional. Si bien tiene muchos partidarios, se convirtió en cardenal en 2012 y los cónclaves son cautos frente a los candidatos jóvenes.

 Peter Turkson (Ghana, 64 años) es el principal candidato africano. Jefe de la oficina de justicia y paz del Vaticano, es el portavoz de la conciencia social de la Iglesia y respalda la reforma financiera mundial. Mostró un video criticando a los musulmanes en un reciente sínodo vaticano, generando dudas sobre qué piensa del islam

Información de Reuters

España. La voz dormida (trailer)

O nazismo se parece com o facismo, que se parece com o salazarismo, que se parece com o franquismo, que se parece com as ditaduras do Cone Sul.

Vendo este filme é conhecer toda e qualquer tirania. Seja da direita. Seja da esquerda.

E nunca existiu imperialismo democrático.

Incomoda reconhecer que a igreja da Santa Inquisição da Espanha de Torquemada continuou a mesma na ditadura de Francisco Franco.

Sou católico. Sei que Jesus, na sua passagem pela terra, nunca matou nem mandou matar. Na hora de sua prisão, ordenou para São Pedro guardar a espada.

Jesus ensinava que existem apenas dois mandamentos que são um só: amar a Deus e amar o próximo.

La voz dormida.  Veja o trailer do filme

Esvreve Fábio Nazaré:

O ritual de expiação cinematográfico referente a períodos de ditadura militar no século XX está bem presente na filmografia de vários países de formação latina, como Argentina, Brasil ou Espanha. Nestes países, especialmente na terra do tango e na Península Ibérica, caudilhismos de extrema-direita atuaram com truculência, estupidez, e contribuíram não só para o atraso sócio-econômico, mas também para deixar feridas até hoje não cicatrizadas naquelas sociedades.

Não é à toa que cineastas de engajamento procurem vez ou outra trazer o tema à tona, de forma que estes períodos históricos não sejam esquecidos, mas também para lançar luz sobre questões não resolvidas referentes ao desparecimento de militantes contrários ao governo, assassinatos e à prática de tortura praticada por militares. É neste contexto que o diretor espanhol Benito Zambrano apresenta seu mais recente filme – La Voz Dormida (Espanha/2011), drama que funciona como uma lupa sobre a destruição que a ditadura franquista (1939 – 1976) infringiu sobre famílias espanholas.

Pepita (Maria Leon), bela garota da na região da Andalucia, vai a Madrid logo após o final da Guerra Civil, de forma a estar próxima de sua irmã Hortencia (Inma Cuesta), que está grávida e presa sob a acusação de participar da guerrilha armada. Nesse ínterim, Pepita, ao mesmo tempo em que luta para conseguir algum tipo de ajuda que evite a execução de sua irmã, passa a se envolver perigosamente com membros da luta armada anti-Franco.