Paraguay: ¿Qué pasó en Curuguaty? La tragedia que se llevó la vida de 17 personas, 6 policías y 11 campesinos, el pasado 15 de junio de 2012

En “Marina Cue”, .

“¡Fuego!”, ordenó Erven Lovera y se desató la tragedia.

Aquel fatídico 15 de junio de 2012, los policías tenían orden de matar a los líderes campesinos buscando una acción ejemplarizadora para evitar que crezca el reclamo sobre las tierras malhabidas en todo el país.

La secuencia de hechos hace entender que Curuguaty fue un plan orquestado para defender el latifundio de Blas N. Riquelme y su espurio juicio de usucapión de las tierras de Marina Kue, según surge del Informe de Derechos Humanos de la Coordinadora de Derechos Humanos (Codehupy).

Así se infiere de los testimonios campesinos que la Fiscalía nunca tomó en cuenta.

También ayuda a entender esta secuencia el infame asesinato de Vidal Vega, líder campesino de Curuguaty meses después.

Volviendo al día D, al ingresar al terreno, el comisario Lovera dispone que el grupo táctico armado con los fusiles automáticos israelíes Galil se ponga al frente

““Con esta arma tan eficaz y potente, los tácticos formaron la vanguardia de la intervención policial, parapetándose sobre el puente, poniendo una rodilla en el piso. Al lado izquierdo del puente se desplegaron Zaracho, Godoy, Benítez y Cantero. El resto de los tácticos se desplegó sobre el puente y hacia la derecha. Algunos tácticos identificaron objetivos –civiles armados que representaban una potencial amenaza, les pusieron la mira encima y quedaron apuntándolos concentradamente”, explica un párrafo del que aclara la previa al momento preciso.

Los policías tienen apuntados con armas automáticas a todos los campesinos que tienen una escopeta, que son los que finalmente son abatidos.

Pueden ver el informe completo en

http://www.codehupy.org

Paraguay.Como los Riquelme, la familia del fiscal Jalil Rachid también se apoderó de tierras estatales

Pusieron a un fiscal tierras-malhabidas a investigar la más grande matanza de campesinos de nuestra historia democrática, caídos en la lucha por recuperar, justamente, tierras estatales usurpadas por la familia Riquelme.

por Jorge Gonzalez

Los acontecimientos de Marina Cue (Curuguaty) componen uno de los momentos más turbios y controversiales de nuestra historia, hasta el punto de que sobre él descansa la justificación de un Golpe de Estado. Ese es el peso que tiene, y el que sienten sobre sí los 12 presos y presas víctimas de la injusticia, de la venalidad del sistema fiscal y judicial de Paraguay. Ese es el peso que sienten las viudas, hijas, hijos, madres, padres, hermanas de los caídos. De alguna manera lo sienten todas las organizaciones sociales democráticas.

La Fiscalía General del Estado y el Poder Judicial son las instituciones estatales que deben encargarse de esclarecer aquellos acontecimientos, a partir de investigaciones de rigor que sigan todas las hipótesis en juego y que además respeten el debido proceso y otras garantías de detenidos y detenidas.

Sin embargo, actualmente estos son los principales órganos a través de los cuales la clase dominante paraguaya (agroganadera, exportadora, importadora) ejerce su poderío. También cumplen esa función el Parlamento, el Ejecutivo, la prensa empresarial y los propios gremios agroganaderos (exportadores/importadores).

Este último es el sector que acapara el 86% de la tierra cultivable en Paraguay, gran parte de ella robada al Estado en el pasado. Y es el sector económico al cual históricamente -por ese injusto acaparamiento- el campesinado le disputó las tierras a través de ocupaciones y trámites institucionales.

Jalil Rachid, hijo del político colorado Bader Rachid, amigo de Blas N. Riquelme, supuesto dueño de las tierras de Marina Cue, donde se produjo la Matanza de Curuguaty
Jalil Rachid, hijo del político colorado Bader Rachid, amigo de Blas N. Riquelme, supuesto dueño de las tierras de Marina Cue, donde se produjo la Matanza de Curuguaty

De estas filas proviene la familia del fiscal Jalil Rachid, y como gran parte de esta clase social, edificó su patrimonio sobre el robo de bienes estatales durante la dictadura estronista, según la investigación sobre los crímenes de entonces, realizada por la Comisión Verdad y Justicia (CvyJ).

El padre del fiscal, el señor Bader Rachid Lichi, referente estronista, figura entre los usurpadores de tierras fiscales en la página 69 del Tomo IV de la CVyJ. A pesar de no ser beneficiario de la Reforma Agraria, esta familia se apropió de 1.498 hectáreas de tierras fiscales en el año 1.986, ubicadas en el distrito de Santa Rosa, departamento de Misiones.

En estos momentos, se juega la interpretación de lo que pasó en Curuguaty (y lo que acarreó políticamente), y hay fuerzas económicas y políticas que intentan imponernos la hipótesis que les exima del crimen que cometieron ayer y hoy. En juego está la historia, otro capítulo de impunidad e injusticia sobre cruces campesinas. ¿Podremos revertirlo?

Paraguay: golpe meticulosamente organizado y asistido por francotiradores no identificados

por Nil Nikandrov

 

 

 

 

La victoria debe haber sido fácil para los coordinadores de la conspiración en la embajada norteamericana en Asunción. Lo cierto es que la presidencia de Lugo era un tanto nominal ya que el parlamento, la policía y el ejército estaban del lado de la oposición. Habiendo prosperado durante décadas al calor de las finanzas de la USAID, un conjunto de organizaciones no gubernamentales estaban preparadas para montar protestas masivas en caso que el plan anti-Lugo se paralizara, pero no tuvieron que hacerlo –aparte de la tasa de muertos en Curuguaty—el derrocamiento del legítimo presidente de Paraguay merece figurar como un caso ejemplar en los registros de los servicios de inteligencia de Estados Unidos.

El vicepresidente paraguayo, Federico Franco, juramentado sin demora al tiempo que Lugo era depuesto, permanecerá en el cargo hasta el fin del período presidencial de este en el mes de agosto del 2013. Las elecciones se realizarán en el mismo mes y Washington abiertamente apoya al líder el Partido Colorado, Horacio Cartes, empresario que de acuerdo con ABC Color, la DEA lo tuvo como sospechoso de lavado de dinero y complicidad con los carteles de la droga. El vuelco en la reputación de Cartes quedó reflejado en algunos de los cables que publicó Wikileaks y es posible que algunas agencias norteamericanas hayan conformado un conjunto de informes que involucran a Cartes y que Washington no tendrá ninguna dificultad para mantenerlo bajo estricto control –al igual que a no pocos presidentes latinoamericanos.

En la Red se encuentran varias versiones sobre el incidente armado de Curuguaty. Una posible explicación es que la responsabilidad fue de Blas Riquelme quien contrató a varios francotiradores a través de sus contactos en las fuerzas armadas, aunque no queda claro por qué los francotiradores dispararon contra la policía. Una versión alternativa sostiene que el episodio fue una provocación montada por el Ejército Popular Paraguayo, un grupo clandestino supuestamente formado por la policía para combatir extremistas. Este origen hipotético podría ser la razón de por qué este ejército continúa vivo a pesar del intenso trabajo que se realiza en Paraguay por parte de expertos invitados colombianos y norteamericanos.

Alvarado Godoy escribió en el sitio web titulado “Descubriendo Verdades” que todo el episodio había sido un “montaje fabricado,” básicamente siguiendo un plan preconcebido. Godoy asegura tener información que en la operación participaron los US Navy Seals (grupo comando norteamericano) instalados en Paraguay para entrenar marines paraguayos. La historia no suena descabellada considerando el hecho de que a menudo ciudadanos norteamericanos han sido sorprendidos con armamento de francotiradores en toda América Latina y recientemente en Argentina y Bolivia. Rutinariamente la CIA, la DEA y la Agencia de Inteligencia para la Defensa de Estados Unidos contratan personal para realizar operaciones encubiertas en las que se emplean armas de fuego.

Francamente el pronóstico es que el esquema exitosamente probado por Estados Unidos en Honduras y Paraguay –deposición pseudo-constitucional de presidentes rebeldes—será aplicado de manera profusa en América Latina en los próximos años. En todo caso, Washington sería ingenuo si creyera que la violencia resultante puede ser contenida. En Honduras, el gobierno títere de P. Lobo se aferra al poder recurriendo a una campaña terrorista que ya ha cobrado cientos de vidas de políticos, periodistas, sindicalistas, estudiantes y líderes indígenas progresistas, cosa que de seguro ocurrirá en el futuro en Paraguay.

(Transcrevi trechos). Vide 

Horacio Cartes negó que haya pagado a francotiradores en la matança de Morombí

Este blogue foi o primeiro a comentar que a matança de camponeses e policiais, no latifúndio de Blas Riquelme, foi provocada por infiltrados.

Antes de qualquer investigação, deputados e senadores, numa pressa suspeita, decidiram pela cassação relâmpago de Lugo. Quando a desocupação dos camponeses foi ordenada pela justiça. E assim sendo, comandada pela justiça. E esta mesma justiça, também apressadamente, considerou legal o golpe parlamentar.

A crise política teve seu estopim emocional no conflito entre camponeses desarmados e policiais que não tinham ordem para matar. Isso fica evidente nas cenas filmadas do tiroteio: camponeses correndo, desarmados; e militares atordoados, surpresos.

Sobre os infiltrados surgem apenas as negativas de mando.

El presidenciable Horacio Cartes,líder del movimiento Honor Colorado, negó enfáticamente que haya pagado a francotiradores que  se apostaron en la finca de Blas N. Riquelme para tirar a matar a los policías y provocar así la crisis posterior.

“Estamos con la conciencia más que tranquila, el tiempo seguirá poniendo las cosas en su lugar”, añadió Cartes en una conferencia de prensa realizada en el Hotel Sheraton, en la mañana de este lunes.

Golpe na democracia, vitória do “stronismo”

por Daniel Cassol

Assunção, 1º de Maio de 2009. As manifestações do Dia Internacional do Trabalho terminam em frente a uma clínica privada, que abriga desde a madrugada Augusto Montanaro, ministro do Interior e responsável pelas torturas e desaparições durante a ditadura de Alfredo Stroessner, recém chegado de Honduras, onde estava foragido. Há confronto com a tropa de choque da Polícia Nacional. Sobram, para este repórter que fotografava o ato, alguns chutes de um policial, mesmo anunciando aos gritos ser jornalista. Quando a situação se acalma, um dos manifestantes picha um muro da clínica:“sanatório stronista”.

Qualificar uma clínica privada como “stronista” não é apenas um arroubo exagerado de um manifestante, mas um exemplo de como a ditadura de 35 anos deixou mais do que cicatrizes na sociedade paraguaia. O stronismo está vivo e impregnado em instituições como o Poder Judiciário e a Polícia, controladas durante seis décadas pelo Partido Colorado, herdeiro de uma de suas principais tradições: o desprezo pela democracia.

Foi dentro do Partido Colorado que, em 1999, se gestou uma tentativa de golpe de Estado, no episódio que ficou conhecido como Marzo Paraguayo, a crise gerada pelo assassinato do vice-presidente Luis Maria Argañas e pelas evidências de que, por trás de tudo, estava o general Lino Oviedo, que três anos antes havia tentado um golpe pela primeira vez. Libertado da prisão pelo presidente Raúl Cubas Grau, seu afilhado político, Oviedo estaria tramando para chegar à presidência. Os paraguaios foram às ruas para evitar o retorno da ditadura militar. Sete jovens morreram nos protestos, provavelmente alvos de atiradores de elite que se posicionaram em edifícios do centro de Assunção – da mesma forma que aconteceu na noite da última sexta-feira. Cubas acabaria renunciando à presidência. Oviedo, atualmente, é líder do UNACE, partido de direita que ajudou a impulsionar o “juício político” contra Lugo.

Alguns veículos do Paraguai falam em 24 vezes em que os colorados ou outros parlamentares de direita tentaram aprovar o pedido de “juício politico” contra o presidente Lugo. Não sei dizer se foram tantas, mas nos seis meses em que morei em Assunção, em 2009, lembro de duas. Os motivos eram absolutamente prosaicos. Quando surgiu a informação de que Lugo tinha um filho não reconhecido, uma senadora ingressou com um pedido de impeachment no Congresso. Em seguida, a realização de um encontro de jovens ligados a movimentos sociais em um quartel do Exército gerou uma nova tentativa. Era de conhecimento de todos, inclusive da embaixada dos Estados Unidos em Assunção, que desde 2009 se tramava um golpe contra Lugo, como mostram correspondências diplomáticas publicadas pelo Wikileaks.

Na mesma época, o presidente Manuel Zelaya era destituído em Honduras, levando os partidos de esquerda e movimentos paraguaios a protestarem contra a ameaça à democracia no continente. Falava-se na época sobre os riscos de se reproduzir no Paraguai a mesma experiência hondurenha.

É preciso dizer, no entanto, que mesmo reformas simples foram barradas pelo Congresso, hegemonizado pelo Partido Colorado. Acostumada nos privilégios, a elite paraguaia jamais tolerou sequer a mais básica política de cunho social. Atrasada e truculenta, usava o medo do chavismo como justificativa para a histeria – com apoio de um considerável setor da imprensa, liderado pelo reacionário, controverso e mirabolante jornal ABC Color.

Lugo não conseguiu criar um imposto sobre a renda pessoal, cuja inexistência perpetua a desigualdade e os privilégios das elites locais. Na questão agrária, qualquer menção à recuperação das chamadas “terras mal havidas”, distribuídas ilegalmente a grandes proprietários durante a ditadura Stroessner, gerava uma nova onda de desestabilização, que tinha nos grandes produtores de soja um dos principais incentivadores.

Los sojeros, entre eles muitos brasileiros, detêm o poder econômico e político no Paraguai.

Dotado de grande poder, este setor, apoiados pelas multinacionais de sementes e defensivos químicos, sempre pressionou, por exemplo, pela flexibilização das leis ambientais e pela liberação de cultivares transgênicos e de agrotóxicos pesados. Sempre teve a Polícia Nacional e o Exército paraguaio sob seu comando. A concentração de terras e a pobreza no campo são grandes fatores de tensão, mas para os grandes produtores era Lugo quem estava incitando os movimentos camponeses.

Estopim para o golpe

Uma tragédia decorrente de uma disputa por terras supostamente mal havidas em Curuguaty, próximo da fronteira com o Brasil, em uma propriedade de Blas Riquelme, ex-presidente do Partido Colorado, foi o estopim para o impeachment de Lugo. Há uma grande suspeita de armação na incitação à violência, que terminou com a morte de 11 camponeses e seis policiais. Não é possível afirmar nada, a não ser que a tensão no campo foi explorada pelos setores que desde o começo do governo Lugo tentaram abreviá-lo. E que da União de Grêmios Produtores (UGP), a confederação dos sindicatos de produtores rurais do Paraguai, partiu a palavra de ordem pelo “juício político”.

O principal articulador da estratégia oposicionista foi Horácio Cartes, líder de um movimento interno do Partido Colorado, pré-candidato às eleições presidenciais no ano que vem e apontado, pelos Estados Unidos, como tendo ligações com o narcotráfico, segundo revelou o Wikileaks.

O impeachment foi aprovado e sacramentado com rapidez impressionante. Da noite para o dia, a elite paraguaia conseguia levar a cabo o que sempre foi uma obsessão. Fica claro, portanto, que o massacre em Curuguaty foi o pretexto que faltava para que a direita paraguaia recuperasse as rédeas da administração pública – na marra, como é de seu costume.

Desconsiderar esse contexto é ignorar a gravidade do que aconteceu no Paraguai.

(Transcrevi trechos) Leia mais

REPORTAJE AL EX PRESIDENTE FERNANDO LUGO

–En la madrugada del domingo, frente al edificio de la televisión pública, habló de resistencia pacífica. ¿Esa será la táctica?

–Sí. Ya empezamos la resistencia pacífica y un no reconocimiento de la presidencia que se ha instalado después del golpe de Estado parlamentario. Y ya se ven las manifestaciones de ciudadanas y ciudadanos. Las hay. Crecen. Son pacíficas. Se expresan en contra de lo que el Parlamento ha resuelto en el viernes negro. También vamos a hacer reunión de gabinete.

–¿Cuándo?

–A las seis de la mañana. Van a participar todos mis colaboradores que participaban del gabinete cuando estábamos en el palacio de gobierno.

–Al despedirse de los cancilleres de Unasur les dijo que volvería a su trabajo político en las bases. Así lo relató el canciller Héctor Timerman a Página/12.

–Y ya lo empezamos a hacer. Vamos a unir fuerzas con movimientos sociales y sindicales.

–¿Siempre dentro de la no violencia?

–Sí. Siempre.

–¿Por eso el viernes, cuando lo destituyeron, tuvo una actitud apacible?

–Efectivamente. Nos hemos sometido al juicio político parlamentario y hemos aceptado el veredicto para evitar derramamiento de sangre. Estamos contra todo tipo de violencia y ese día se presagiaba violencia y represión. Hoy, ya con el espíritu sereno, las manifestaciones ciudadanas son ejemplares, lo que puede verse en las calles o en las transmisiones del Canal 13 de Paraguay y como lo hace la televisión pública.

Lugo juntó a los suyos para enfrentar el golpe

Como lo anunció en la entrevista con Página/12, el destituido presidente paraguayo Fernando Lugo encabezó una reunión con su gabinete de gobierno para invitarlos a integrarse de forma pacífica a las fuerzas que resisten el golpe institucional. Además, Lugo explicó que en la reunión se analizó cómo responder en las próximos días ante la situación política e invitar a todas las fuerzas que quieran resistir al golpe de Estado. En tanto, la Corte Suprema rechazó el pedido de inconstitucionalidad sobre el juicio político realizado el viernes pasado por el Senado paraguayo para expulsar de la presidencia a Lugo.

Tras la ratificación de la Corte Suprema de la validez del juicio político que lo corrió del poder, Lugo aseguró se hará la apelación correspondiente a las instancias judiciales nacionales e internacionales haciendo este reclamo.

Por último, explicó que solicitó al Mercosur la oportunidad de asistir a su reunión cumbre del próximo jueves en Mendoza para explicar ampliamente las características y consecuencias del golpe de Estado ocurrido en Paraguay. “No se puede definir qué pasará en Paraguay en los próximos meses, pero la lucha que hacemos es para restablecer el orden democrático”, concluyó.

No Paraguai, a justiça é conservadora, elitista, branca (o partido é que é colorado), favorece o apartheid indígena, e foi o poder que mandou desalojar os camponeses da fazenda Morombí, do senador Blas Riquelme, onde aconteceu o massacre de camponeses. Infiltrados puxaram o gatilho. A justiça fez parte do projeto golpista, e os agentes infiltrados precisam ser descobertos. Quem são eles? Brasiguayos? Mercenários estrangeiros ou capangas de latifundiários?

De qualquer maneira, todo desalojamento judicial, obviamente, tem o comando armado da justiça. São soldados do executivo colocados à disposição do judiciário. E quando as forças da lei batem, sequestram e matam nos deslocamentos involuntários dos sem terra, dos sem teto, dos estudantes que ocupam prédios públicos, tais crimes ficam impunes.

Golpe destitui Lugo enquanto as forças repressivas espancam manifestantes. Tudo começou com a reintegração de posse de uma fazenda ordenada pela justiça (Vídeo)

A destituição foi fulminante, sob cinco acusações: mau uso de quartéis militares; confronto acontecido na fazenda Morombí de Blas Riquelme, em Curuguaty (6 polícias e 13 sem terra mortos); apoio aos camponeses sem terra de Ñacunday no seu confronto com os ‘brasiguaios’; insegurança existente no país; assinatura do Protocolo de Ushuaia II.

Fernando Lugo defendeu-se, já afastado da presidência, afirmando que “a democracia foi ferida profundamente, de maneira covarde, de maneira aleivosa”. Porém, acrescentou que “Como sempre, atuei de acordo com a lei, ainda que ela tenha sido retorcida”, aceitando a  destituição.

A chacina de Morombí foi uma desocupação forçada de camponeses ordenada pela justiça. Um despejo tipo Pinheirinho, em São José do Rio Preto.  Uma reintegração de posse de um latifúndio requerida  por Blas Riquelme, ex-senador do ditador Stroessner.

Infiltrados, capangas de latifundiários, atiraram na polícia, que revidou. Assim aconteceu a chacina de camponeses, uma cilada que fazia parte da armação do golpe relâmpago “democrático” do Congresso, apoiado pelas forças armadas, a justica, as federações ruralistas e a conservadora igreja católica – as mesmas instituições que promoveram as ditaduras do Cone Sul.

Os sem terra da fazenda Morombí e de Curuguaty e de todo o Paraguai reconhecem seus inimigos e algozes, e apoiam o presidente Lugo. Marcharam de Curuguaty para ser espancados nos protestos que realizaram em Assunção, na vigília cívica frente ao Congresso e palácio presidencial.

Como previsto, o Senado paraguaio destituiu finalmente o presidente Fernando Lugo nesta sexta-feira 22 de junho, enquanto as centenas de pessoas que se concentravam às portas da instituição eram atacadas pela polícia.


38 votos impuseram a maioria no Senado, com só 4 votos contra a decisão e 2 ausências.

O povo saiu à rua em Assunção e as forças repressivas dispararam bombas de gás lacrimogêneo e utilizaram cavalos e caminhões-pipa para dispersar a multidão.

Aún se desconoce la cifra de heridos por los enfrentamientos entre policías y el pueblo paraguayo, que respalda al presidente electo con el 40,82 por ciento de los votos en las elecciones generales del 2008.

Los manifestantes han advertido que no reconocerán como nuevo Presidente a Federico Franco, quien ejerce actualmente la Vicepresidencia de Paraguay por el Partido Liberal.

El corresponsal de teleSUR en Paraguay, Guillermo Verón, subrayó que hay represión “bastante fuerte” inclusive se escucharon detonaciones de armas de fuego, que no deja dudas si se trata de balas de goma.

Expresó que “hubo un avance importante de las fuerzas represivas con mucha agresividad” y “ya se reportan los primeros heridos frente a la plaza del Congreso”.

Por otro lado, la corresponsal de teleSUR en Paraguay, Amanda Huerta, informó que la prensa ha sido retirada por parte de la Guardia Presidencial.

Al momento de la votación, el diputado Carlos Alberto Filizzola, declaró: “En este circo, donde no me dejaron ni hablar, rechazo categóricamente este juicio político”.

Filizzola forma parte de los cuatro votos que rechazaron la sentencia contra el presidente constitucional de Paraguay, Fernando Lugo.

Vídeo da repressão

 

Pobre Paraguay

Por Alfredo Boccia Paz

El proceso político paraguayo ha recibido en estos días una inexplicable puñalada.

La trabajosa construcción de la democracia avanzó penosamente durante las dos décadas de una transición tutelada por militares y hegemonizada por el Partido Colorado. La alternancia pacífica en el poder significó, por eso, un paso inédito en nuestra historia. Empezábamos a acostumbrarnos al ritmo natural de cambiar presidentes cada cinco años por vía electoral.

Hasta hace unos días eso no estaba en discusión y los partidos se ocupaban de sus campañas electorales internas. Hasta que ocurrió la masacre de policías y campesinos en Curuguaty.

Ese suceso inesperado, que conmocionó a la ciudadanía, tenía las características de una acción planificada. Hasta ahora, nadie tiene en claro quiénes y con qué fines ordenaron la matanza. Tampoco hay el menor indicio de la participación de Fernando Lugo en el hecho.

Como sea, la ANR decidió impulsar un juicio político al presidente. Hasta allí, parecía una mera estrategia electoral con el fin de desgastar su imagen al final de su mandato. El increíble efecto dominó que ocurrió en las horas siguientes se inscribirá en la historia del más sórdido oportunismo nacional. La aventura en la que se han embarcado los partidos políticos que se sumaron al juicio político es un ejemplo paradigmático de la primacía de intereses sectarios sobre el interés de la nación.

Como carecían de causales racionales que justificaran una medida tan extrema, optaron por hacerlo a toda prisa. El libelo acusatorio causa vergüenza ajena de tan risible, no cuidaron los mínimos formalismos legales y atropellaron el respeto a los plazos prudenciales para la defensa. Lo hicieron los colorados, pero también los liberales, hasta entonces aliados de este Gobierno. Una traición llevará a uno de ellos a una efímera presidencia. De todas las ocasiones históricas en que el liberalismo llegó al poder, esta es la más innoble. Patria Querida sumó sus votos, ratificando su creciente sesgo ultraconservador. Y, para mi sorpresa, también lo votó Desirée Masi, quien algún día tendrá que explicar a sus hijos por qué lo hizo.

Por voluntad de sus parlamentarios –los mismos que, hace dos semanas, eran repudiados por corruptos–, el Paraguay se sumerge en un tiempo de incertidumbre y turbulencias. Lo hacemos en un momento de estabilidad económica que no conocíamos en muchas décadas y a nueve meses de las elecciones. Pagaremos el alto costo de ser calificados de republiqueta impredecible por la comunidad internacional.

Nos derechizamos, es cierto, pero también nos hondurizamos. Los cancilleres de Unasur han observado “in situ” este arrebato político que podrá caber en la Constitución, pero jamás en la comprensión de los sensatos.

Bueno es guardar este dato: el golpe de Estado –igualmente institucional– de Honduras produjo una caída de casi el 6% de su PIB anual. Hacia eso nos encaminamos con irracional entusiasmo.

Ditadura nunca mais
Ditadura nunca mais

DITADOR FEDERICO FRANCO

Assumiu o governo do Paraguai o ditador Federico Franco, direitista, indicado pelo senador Blas Riquelme. Tem cara de palhaço. Pinta de palhaço.

Ditador Federico Franco
Ditador Federico Franco

Não é uma gracinha?

O usurpador Federico Franco com a faixa presidencial
O usurpador Federico Franco com a faixa presidencial

Pobre Paraguai! Começou a ditadura dos ruralistas.

Organizaciones sociales y campesinas anuncian resistencia pacífica

 

Asunción, IP Paraguay – Una resistencia pacífica e indefinida en contra de la destitución de Fernando Lugo como presidente de la República anunciaron los miembros del Frente para la Defensa de la Democracia que hablaron de protestas en todo el país.

Antes de la confirmación de la destitución de Fernando Lugo, los manifestantes que se mantenían reunidos en las plazas junto al Congreso anunciaron que no reconocerán al nuevo gobierno producto del juicio político y conformaron un frente denominado de “Defensa de la Democracia”.

Las cerca de diez mil personas que se mantuvieron concentradas en Asunción anunciaron que a partir de la concreción de la destitución de Lugo se va a ejercer una resistencia pacífica y que esta medida se desarrollará en todos los departamentos del país.

El frente está constituido por todas las organizaciones campesinas, centrales obreras, grupos indígenas y los partidos y movimientos políticos reunidos dentro del Frente Guasú.

 

Paraguay. Juicio político, eufemismo para golpe

O povo do Paraguay é contra o golpe. O jornal vendido Ultima Hora noticia:

Incidentes frente al Congreso Nacional

Los manifestantes que se encontraban aguardando la decisión resultante del juicio político realizado al presidente de la República Fernando Lugo, recibieron la noticia de la destitución del mandatario con indignación y nerviosismo. La muchedumbre se descontroló y atropelló la línea de seguridad a lo que los policías respondieron.

La Policía Nacional y las Fuerzas Antidisturbios, arrojaron gases lacrimógenos, balines de goma y accionaron los carros hidrantes contra los manifestantes para dispersar a los manifestantes.

Assim começa o retorno do Paraguai aos tempos do ditador Stroessner. Do jeitinho que tio Sam gosta.

Lugo foi um presidente frouxo desde o primeiro dia do seu governo. Prometeu fazer a reforma agrária. Ficou na promessa. Foi derrubado pelos latifundiários, pela imprensa golpistas, pelos militares do Cone Sul que, impunemente, sequestraram, torturaram e mataram os que defendem a liberdade, a verdadeira democracia, as reformas de base, uma vida menos infeliz para o pobre povo pobre do Paraguai, que sofre desde o começo da conquista espanhola.

O jornal golpista mente quando diz que Lugo vai resistir. Outro jornal golpista, a Folha de S. Paulo informa:

Multidão se reúne para declarar apoio a Lugo no Paraguai

Uma multidão se reúne em frente ao Congresso Nacional do Paraguai para manifestar apoio ao presidente do país, Fernando Lugo.

“Eles cantam, gritam frases de apoio e alguns líderes de organizações se revezam em discursos no palco”.

Pobre povo pobre do Paraguai, em vigília democrática, pacífica, enquanto o Congresso vota o golpe
Pobre povo pobre do Paraguai, em vigília democrática, pacífica, enquanto o Congresso vota o golpe

ENTENDA

Ontem, o Parlamento paraguaio aprovou o início de um processo de impeachment do presidente Fernando Lugo, a quem partidos de oposição responsabilizam pelos confrontos.

Lugo já anunciou que vai enfrentar o julgamento político e não pretende renunciar. Ele é acusado de “mau desempenho de suas funções”, principalmente por um episódio sangrento de conflito de terras ocorrido na semana passada.

Um confronto armado deixou seis policiais e 11 camponeses mortos na sexta-feira passada em Curuguaty, a 250 km da capital.

O episódio forçou a saída do ministro do Interior, Carlos Filizzola, e do comandante da polícia, Paulino Rojas, que deixaram seus cargos pressionados pelo Congresso.

Camponeses marcham com os retratos dos camponeses massacrados na fazenda de Blas Riquelme
Camponeses marcham com os retratos dos camponeses massacrados na fazenda de Blas Riquelme, ex-senador de Stroessner

A reforma agrária era uma das prioridades do governo de Lugo, mas o mandatário teve dificuldades para aproximar posições entre as organizações camponesas e os proprietários, na medida em que buscava colocar ordem no organismo encarregado pela distribuição de terras.

O mentiroso Ultima Hora fala de que existe violência por parte do povo. Que o povo deve aceitar o golpe na santa paz. Mas esconde as cenas da brutalidade policial. Das agressões que retratam o fim da democracia e o recomeço da ditadura no Paraguai.

Peligro de un “golpe institucional” en Paraguay

Stroessner y el Plan Condor
Stroessner y el Plan Condor

El gobierno de Fernando Lugo se encuentra seriamente amenazado y las probabilidades de un “golpe institucional”, pérfida invención para sacarse de encima presidentes molestos como Zelaya en Honduras, se potenciaron en días recientes. La grave enfermedad que lo afecta y … (clic abajo, en Más información)
el riguroso tratamiento a que se verá sometido sirven en bandeja al desprestigiado Congreso paraguayo el pretexto para destituirlo “legalmente”. Si esto finalmente se concreta se produciría una gravísima regresión política que pondría abrupto fin a la primavera democrática vivida en los últimos dos años. Pese a que la presidencia de Lugo carece de la voluntad transformadora de Chávez, Morales o Correa y que su gestión se caracteriza por múltiples incoherencias, la sola presencia de un personaje que desde el gobierno proclame su identificación con los condenados de su tierra basta y sobra para que la clase dominante local no vea la hora de sacárselo de encima, por cualquier método.
Desde que asumió Lugo tuvo que vérselas con la derecha más primitiva y corrupta de Sudamérica, lo cual ya es mucho decir. Expresión política de una banda que ni siquiera merece el nombre de oligarquía -la voz “cleptocracia” captura con más nitidez su naturaleza-, esa derecha es un impresentable conjunto de rufianes que construyeron sus grandes fortunas desangrando al país bajo la conducción del “capo de tutti i capi”, el dictador Alfredo Stroessner.

 

Lugo cuenta a su favor con un alto grado de aceptación pública y con la convicción de las fuerzas populares de que, pese a su desilusión con las vacilaciones y titubeos del presidente, lo que le sucedería es muchísimo peor. El artífice de esta operación es el propio vicepresidente, Federico Franco, coadyuvado por los ministros del Interior y de Relaciones Exteriores, y sus promotores son la embajadora estadounidense Liliana Ayalde –en cuya casa se celebran las reuniones conspiratorias, con total descaro- y Aldo Zucolillo, dueño de un emporio empresarial entre los cuales sobresale su ariete ideológico, el diario ABC Color. Este personaje tuvo una destacada actuación como gestor del Plan Cóndor y tanto él como sus hermanos fueron tropa de confianza de Stroessner, al punto que ambos solían vacacionar juntos en Miami mientras urdían nuevos negociados a costa del pueblo paraguayo. Para la SIP y muchos en Washington ese diario es un baluarte de la democracia, cuando en realidad se trata de exactamente lo contrario: el house organ de la mafia que se adueñó de Paraguay y vehículo principal de la extorsión que efectúa para disciplinar a la clase política. Bastó un editorial del ABC Color para que al día siguiente el Senado postergara sine die el tratamiento de la ratificación del Tratado constitutivo de la UNASUR. Y el sábado pasado editorializó en contra de que el mismo órgano removiera con su voto positivo el último obstáculo que se interpone a la plena incorporación de Venezuela al MERCOSUR. Pese a la significativa ayuda que el presidente bolivariano le presta a Paraguay   – suministrando combustibles a precios por debajo del mercado, entre otras cosas – este sicario ideológico del imperialismo exhortó a los senadores a cerrarle el paso a Chávez. El compadre y compinche de Stroessner no le tembló el pulso para escribir que “No sin esfuerzo los paraguayos nos hemos liberado del oprobioso yugo de un tirano sanguinario y rapaz (¡Stroessner!) para permitir que otro, esta vez forastero, venga a pretender someternos con su estilo político autocrático e intolerante.” Este es el intelectual orgánico de la derecha que vela sus armas esperando dar el zarpazo que la libre de la molesta presencia de Lugo y restablecer el imperio del narcofascismo.
Do blog Atilio Boron