50 años después del derrocamiento del presidente democrático Joao Goulart, no debemos olvidar el apoyo de Washington a los golpistas

por Eric Toussaint

FMI

50 años después del golpe de Estado de los militares, el 2 de abril de 1964, y el derrocamiento del presidente Joao Goulart, no existe ninguna duda del apoyo activo del Gobierno de Estados Unidos, del Banco Mundial y del FMI. El 2 de abril de 2014, una organización no gubernamental en Estados Unidos, la National Security Archive (NSA!) ha publicado una impresionante serie de documentos oficiales desclasificados que demuestran la complicidad de Washington con los militares brasileños que derrocaron hace 50 años al régimen democrático de Joao Goulart.

En la tesis doctoral que defendí en 2004 en las universidades de Paría VIII y Liège (1), abordé el apoyo aportado por Washintong, el Banco Mundial y el FMI a los militares brasileños. En este cincuentenario reproduzco un extracto de esa tesis.

Apoyo a la junta militar de Brasil que derrocó al presidente João Goulart

El régimen democrático del presidente João Goulart fue derrocado por los militares en abril de 1964. Los préstamos del Banco y del FMI, que habían sido suspendidos durante tres años, se reiniciaron poco después (2).

Hagamos un resumen sucinto de los acontecimientos: en 1958, el presidente brasileño Kubitschek tuvo que entablar negociaciones con el FMI para recibir un préstamo de Estados Unidos de 300 millones de dólares. Finalmente, Kubitschek rechazó las condiciones impuestas por el FMI y prescindió del préstamo. Esto le valió una gran popularidad.

Su sucesor, João Goulart anunció que pondría en práctica una reforma agraria radical y que iba a proceder a la nacionalización de las refinerías de petróleo: los militares lo derribaron. Al día siguiente del golpe, Estado Unidos reconoció al régimen militar. Poco después, el Banco y el FMI reanudaron la política de préstamos suspendida. Por su parte, los militares abolieron las medidas económicas criticadas por Estados Unidos y el FMI. Destaquemos que las instituciones financieras internacionales consideraron que el régimen militar tomaba sanas medidas económicas (sound economic measures) (3), aunque el PIB había bajado un 7 % en 1965 y miles de empresas habían quebrado. El régimen organizó una fuerte represión, prohibió las huelgas, provocó una fuerte caída del salario real, suprimió las elecciones por sufragio directo, decretó la disolución de los sindicatos y recurrió con regularidad a la tortura.

 

Brasil: desembolsos del Banco Mundial

bm-8c5bc

Leia mais

“¡Primero hacen los pobres, después los ayudan!”

URUGUAY. EL REPRESENTANTE DEL BANCO MUNDIAL INVITA A LOS CIUDADANOS EN GENERAL A RESPONDER LA PREGUNTA:

 

olimar-piri 

RESPUESTA CHARRÚA AL SR PETER SIEGENTHALER

 

 

“Guahif gomálat” (habría que acogotarte) diría el guerrero. “Misiajalaná Gualiche” (detente espíritu malo) diría el chamán de la tribu. Mis antepasados sabían distinguir un “inchalá” (hermano) de un “codi” (traidor).

Pero no se asuste ni se ofenda. No lo estoy tratando de traidor ni lo estoy amenazando de muerte. Estoy solo imaginando que responderían mis ancestros a su pregunta.

“Uruguay” es una palabra muy antigua cuyo origen y traducción siguen siendo discutidos, pero sin duda pertenece al lenguaje de los pueblos primitivos que habitaban estas tierras. A pesar de las operaciones de exterminio que pretendieron borrar la cultura precolombina en lo que hoy es mi país, felizmente se ha podido rescatar algo de la

lengua y de la cultura charrúa.

En los “Pirí” (las tolderías Charrúas), había tiempo para meditar y escuchar historias. Por eso, muy a menudo el pueblo charrúa responde con el relato de episodios que transmiten una lección o un consejo sabio. Como si estuviera allí, le voy contar una anécdota que viene al caso:

Un anciano estaba contemplando cómo en medio de la campaña electoral, un dirigente político repartía alimentos entre los pobres. Al ver la astucia con que este candidato trataba de parecer bueno, comentó: “¡Primero hacen los pobres, después los ayudan!”

Esas palabras le aplican muy bien al Banco Mundial. Primero hunde en la pobreza a los pueblos cuyos gobiernos se someten a sus dictámenes, y después aparece como una institución preocupada por combatir la pobreza.

El Banco Mundial fue creado como un disfraz para que los ricos aparenten sensibilidad y humanismo, cuando en realidad apenas reparte limosnas en programas sociales. Es una forma de decirle a los pueblos: “Ando diabun” (vamos a dormir), todo lo contario de “Basqüadé” (¡levántate!). Solo un país “bubalaí” (derribado) cuya consciencia está adormecida, puede creer que el BM lo va a ayudar.

“Bajiná” (caminar) es lo que empieza a hacer un pueblo cuando se libera de las ataduras económicas como las que impone el BM.

Por lo expresado, mi respuesta es simple: no permito que entidades como el BM me interroguen con intenciones de intervenir en los asuntos internos de mi pueblo. En Uruguay no necesitamos al Banco Mundial y espero que crezca el número de compatriotas que así lo entienda. Que sea como un “Ithue” (fuego grande) que nadie pueda apagar.

Aníbal Terán Castromán, Grupo Olimar Pirí, Treinta y Tres,

quinto día de la primera Luna llena después del equinoccio de otoño (31-03-13).

 

Exemplar revolução da Islândia

A Islândia saiu da crise, do atoleiro em que se encontram Portugal, Espanha, Grécia, Irlanda.

Crise edêmica em países do Terceiro Mundo e nos emergentes como o Brasil, onde as condições de vida são degradantes. Basta citar que São Paulo tem 2.627 favelas, e Rio de Janeiro, 1.100.

Que fez a Islândia?

Se hizo dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su execrable política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución. Y todo ello de forma pacífica: a golpe de cacerola, gritos y certero lanzamiento de huevos. Esta ha sido una revolución contra el poder político-financiero neoliberal que nos ha conducido hasta la crisis actual. He aquí por qué no se han dado a conocer apenas estos hechos durante dos años o se ha informado frivolamente y de refilón: ¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo?

La historia de los hechos

O Brasil recebe ou manda dinheiro para o FMI?

Uma manchete desmente a outra

clique para ampliar

Finalmente a imprensa reconhece que no Brasil existe fome, desemprego e miséria.

Um país que paga o terceiro pior salário mínimo da América do Sul, e tem mais de 30 milhões de famílias recebendo o bolsa família é, verdadeiramente, um país de miseráveis.

Mas resta saber se o Brasil manda dinheiro para o FMI, se o FMI dá, empresta ou devolve parte do que recebe.

Sei que dinheiro do FMI chorando vem, chorando vai.

Esse dinheiro de Dilma deu editorial na imprensa européia. Transcrevi um deles

Sei que os banqueiros são hoje o alvo de todas as marchas dos indignados que acontecem nos países democráticos, menos no Brasil, o país do constante proer dos bancos, de banco vendido com cheque sem fundo, e das privatizações dos bancos estatais a preço de banana.

Lula foi um bom pagador