El Papa apoyó a la juventud que se manifiesta por cambios

ARGENTINA
ARGENTINA

Más de 2 millones de personas iniciaron anoche en Copacabana la vigilia de la JMJ. Francisco les pidió ser “atletas de Cristo” y “expresar el deseo de una civilización más justa”.

El Papa llamó anoche a los jóvenes del mundo a ser “atletas de Cristo” y los alentó a dar en “forma pacífica y responsable” una respuesta cristiana a las inquietudes sociales y políticas de sus países, en el marco de la multitudinaria vigilia de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

“Ustedes son los atletas de Cristo. Ustedes son los constructores de una Iglesia más bella y de un mundo mejor”, exclamó al dirigirse en portugués a más de 2.000.000 de personas que según los organizadores se congregaron en la playa de Copacabana.

El Papa dijo que siguió con atención las protestas aquí y en el mundo de jóvenes que salen a las calles, para “expresar el deseo de una civilización más justa y fraterna” y destacó que son “jóvenes que quieren ser protagonistas del cambio, pero no dejen que otros lo hagan por ustedes”.

“Los aliento a que, de forma ordenada, pacífica y responsable, motivados por el Evangelio, sigan superando la apatía y ofreciendo una respuesta cristiana a las inquietudes sociales y políticas presentes en sus países”, subrayó al seguir su mensaje en castellano.

Francisco también apeló a referencias futboleras para animar a los jóvenes a “jugar en equipo”, en un país donde el fútbol es “pasión nacional”, y afirmó que Jesús ofrece “algo más grande que la Copa del Mundo” en la ciudad que organizará el año próximo esa competencia.

“Suda la camiseta tratando de vivir como cristianos, experimentando algo grande”, arengó desde el escenario, desde donde también les pidió “no ser cristianos a medio tiempo o almidonados”. También les ofreció un programa para ser buenos cristianos: “Oración, sacramentos y a ayudar a los demás”.

En el mismo sentido “futbolero”, El Pontífice exhortó a los jóvenes a que “no se metan en la cola de la historia, sean protagonistas, pateen para adelante, construyan un mundo mejor, juéguenla adelante siempre'”.

Con sombrero mexicano

En el trayecto en el papamóvil a través de la avenida Atlántica hacia el escenario principal, el Papa se salió varias veces del protocolo, al bajarse del vehículo para bendecir a un joven en silla de ruedas, colocarse un sombrero mexicano, besar a varios niños y atajar objetos que le arrojaban los jóvenes a su paso.

Con una sonrisa recibió flores, camisetas y banderas que los fieles le pasaron a través de los escoltas, entre ellos un sombrero de mariachi, que por un momento se lo colocó en la cabeza para luego entregarlo a unos de sus asistentes. En el auto abierto le acompañan su secretario personal Alfred Xuereb y el obispo de Río de Janeiro, Orani Tempesta.

Al llegar al escenario, Francisco fue recibido con una ovación y con el latiguillo de la jornada: “Esta es la juventud del Papa. Esta es la juventud del Papa”. Por primera vez desde que está aquí, se lo vio cansado.

Vigilia en bikini

Los jóvenes esperaron al Papa desde temprano y muchos peregrinaron a la mañana más de 9 kilómetros para llegar a Copacabana, donde se iba armando la vigilia, la primera en la playa en la historia de la JMJ.

En la previa, los jóvenes, algunas luciendo bikini en la primera jornada de calor en la ciudad, ensayaron el flashmob, una coreografía masiva con la que hoy recibirán al Papa en la misa de cierre, guiados por coreógrafos locales desde el escenario.

Los obispos y cardenales también se sumaron al ensayo desde sus lugares, pero la nota la dio un prelado que se acercó y bailó moviendo las manos entre los coreógrafos, ante el delirio de la multitud reunida en la playa.

También actuaron artistas brasileños y el cantautor católico argentino Daniel Poli, pero quien emocionó al auditorio fue Tony Meléndez, un nicaragüense sin brazos que toca la guitarra con los pies, el mismo que en 1987 cantó ante Juan Pablo II en Los Ángeles, Estados Unidos.

El espectáculo, conducido por el actor local Tony Ramos, continuó con una representación de la vida de San Francisco y el testimonio de conversión de un joven tras vender drogas y obligar a su novia a practicarse un aborto.

representación de la vida de San Francisco
Representación de la vida de San Francisco
FRANÇA
FRANÇA

Publicado por

Talis Andrade

Jornalista, professor universitário, poeta (13 livros publicados)

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s