Manifestantes acampan en Sol para protestar por la corrupción en España

mad sol abertura

 

El jueves pasado se abrió la ‘caja de los truenos’ y, desde entonces, la gente se ha echado a la calle. Con las primeras anotaciones que hacían referencia a presuntos sobresueldos cobrados por una parte de la cúpula del PP cientos de manifestantes se unieron para protestar contra la corrupción delante de la sede del partido y exigiendo dimisiones.

Tras las publicaciones de El País las comparecencias fueron como un gota a gota hasta que el sábado el propio Presidente del Gobierno, también salpicado en la ‘lista de Bárcenas’, se vio obligado a comparecer, sin que su discurso convenciese ni a la gente ni a la oposición. Rajoy aseguró que era falso y que “nunca he recibido, ni he repartido sobres con dinero negro”. En la misma tarde del sábado las redes sociales convocaban otra marcha delante de la sede seguida en diferentes ciuadades españolas.

Los asistentes a las protestas intentaron establecer un campamento en la Puerta del Sol como en su momento hizo el movimiento 15-M, sin embargo, las autoridades levantaron el asentamiento. Lo han vuelto a intentar y un grupo reducido de personas ha logrado pasar la noche en la emblemática plaza madrileña, en protesta por los casos de corrupción. #las5deSol se han convertido en Trending Topic y desde la plataforma de las redes sociales solicitan más apoyo.

mad.Mad2
“Somos delincuentes honrados, venimos a entregarnos”

por Eduardo Muriel

MADRID // Una treintena de personas, vecinos de Lavapiés y miembros de la asamblea del 15-M en el barrio, se han entregado este domingo en la comisaría. El motivo: la trascendencia de un informe de seguridad ciudadana elaborado por Delegación del Gobierno en Madrid en el que se califica la acción del 15-M como “un tipo de delincuencia”.

Los miembros de la asamblea consideran que el objetivo del documento no era otro que la “criminalización política”. “Lavapiés siempre ha sido una zona que ha recibido bastante atención por parte de las autoridades para ensayar políticas de represión”, asegura Aurora Gómez, miembro del 15-M en el barrio. “El problema es que estosproblemas ficticios pueden servir de excusa para implementar nuevas leyes represivas de alcance nacional”, apunta.

El propio plan de seguridad admite que Lavapiés es una de las zonas con menor tasa de criminalidad de todo el distrito Centro de la capital. “La clave es que es un barrio empoderado. Yo he vivido en otras zonas de Madrid y en ningún sitio me he sentido más segura que aquí”, afirma Gómez, tras lo que señala a dos coches de la policía municipal parados en medio de la plaza Lavapiés: “Esto es lo que pretenden, incrementar la presencia policial de cara a hacer frente a los movimientos sociales”.

“Ustedes no tienen que entregarse a nadie”

Una treintena de integrantes del 15 M Lavapies acudieron a entregarse a la comisaría. FERNANDO SÁNCHEZ
Una treintena de integrantes del 15 M Lavapies acudieron a entregarse a la comisaría. FERNANDO SÁNCHEZ

Tras reunirse cerca de treinta personas, los vecinos han avanzado, en todo momento sin cortar el tráfico, hasta la comisaría en Embajadores. Una vez allí, la marcha ha sido detenida, a pocos metros de la puerta, por un nutrido cordón de agentes de la Unidad de Intervención Policial, donde el jefe del dispositivo ha accedido a hablar con los miembros de la asamblea.

“En el informe de seguridad ciudadana elaborado por [la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina] Cifuentes, se nos acusa de delincuencia. Somos delincuentes honrados, venimos a entregarnos”, ha declarado uno de los vecinos. “Si ustedes no han cometido delito alguno, de manera individual o colectiva, yo no puedo actuar”, ha asegurado el agente, que ha admitido desconocer el informe y ha señalado que el 15-M “no puede considerarse delincuencia”. “Esto es algo que tendréis que hablar con la Delegada del Gobierno, yo creo que ustedes no tienen que entregarse a nadie”, ha zanjado.

Tras unos quince minutos de diálogo, la asamblea se ha retirado. “Nos quedamos algo más tranquilos”, ha bromeado a la vuelta Eduardo Gutiérrez, miembro del 15-M. “La lucha de Cifuentes con el barrio de Lavapiés es antigua. Con este informe, ella se escuda en que es una propuesta de asociaciones vecinales y de empresarios, pero las primeras lo han desmentido”, sostiene. “De todos modos, es inadmisible. No creo que si una asociación hubiera dicho que el color de piel es un tipo de delincuencia, Cifuentes lo hubiera incluido en el informe. Esto es algo consciente”, lamenta Gutiérrez.

Gómez señala que este gesto ha tenido como objetivo “visibilizar la solidaridad”. “Lo que molesta es que en este barrio hemos hecho retroceder a la policía en varias ocasiones cuando ésta realizaba redadas racistas, hemos parado muchos desahucios, hay un movimiento social muy fuerte”, asegura. “Apuntarnos como delincuentes es peligroso. Esto, en otros tiempos, significa que acabemos en un río, o encerrados, o torturados”, concluye.

Baltasar Garzón

Publicado por

Talis Andrade

Jornalista, professor universitário, poeta (13 livros publicados)

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s