Por una Justicia “justa”

justiça balança

 

“Aspiramos a un Poder Judicial fuerte, independiente y democrático, que reduzca la brecha entre la Justicia y las expectativas de los ciudadanos. Los jueces deben rendir cuentas, deben estar a la luz del día tanto por sus conductas como por sus decisiones –señala Alejandro Slokar, integrante de la Cámara Nacional de Casación Penal, el segundo tribunal de mayor relevancia del país, después de la Corte Suprema.

–Lo fundamental es lo que señalamos, la búsqueda de una Justicia esencialmente democrática, con jerarquía, independencia, transparente. El Judicial es un poder político por su condición de poder del Estado y debe dirimir entre los poderes, pero no sólo en referencia al Ejecutivo o al Legislativo, que son los poderes formales a los que el Judicial debe controlar, sino además –y a veces sobre todo– respecto de los poderes fácticos. Usted piense que debemos dirimir entre enormes intereses económicos, representados por grandes estudios jurídicos, cuando a veces los ciudadanos ni siquiera tienen para contratar un abogado y, con suerte, deben recurrir al patrocinio gratuito. Por supuesto que existe republicanamente la división de poderes, pero también uno debe preguntarse qué hace el Poder Judicial frente a los sectores concentrados del poder económico, de la hegemonía mediática, ya que hay intereses que son tanto o más poderosos, que procuran poner en jaque a la autoridad estatal, y a todo ello la democracia les pone un límite. Por eso hay que recomponer la entidad política que le corresponde al Judicial en el marco constitucional, como manifestación de un poder estatal soberano, que es estar sobre las partes. Insisto: no puede existir una Justicia a la medida de los poderosos.

– La ley es expresión de soberanía popular y hay poderes constituidos con la independencia necesaria para evaluar su compatibilidad constitucional. Pero, cuidado, hay que reaccionar frente a toda expresión de poder, porque sin ley y sin Justicia como su garante sólo queda el sojuzgamiento de los débiles por los más poderosos. Desde siempre y en todo lugar una de las aspiraciones más profundas de las mayorías sociales es la realización de una Justicia “justa”.

–Los que firmamos con apellido y cargo tomamos una parte de aquella declaración en la que se invitaba al debate público, lo que para nada implica rebelarse, sino plantear un conjunto de cuestiones pendientes, desde una visión no corporativa, no verticalizada ni burocrática. Porque hay que entender que la independencia no sólo debe ser externa, sino también interna, frente a las pretensiones de cúpulas o incluso de asociaciones. Hay firmantes de larga trayectoria en el Judicial que señalan que lo que está ocurriendo es inédito e histórico, porque pone sobre el tapete por primera vez la cuestión de una Justicia legítima y cuestiona una forma de manejo de las cosas. Y es en los momentos de grandes cambios donde se puede dar un giro de rumbo.

Publicado por

Talis Andrade

Jornalista, professor universitário, poeta (13 livros publicados)

Um comentário sobre “Por una Justicia “justa””

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s