Yannis Ritsos: Dieciocha cantares de la patria amarga

grécia 

1. Segundo bautizo
Pobres palabras bautizadas en la amargura y en el llanto,
echan alas y vuelan –son pájaros que cantan,

Y esa palabra escondida –la palabra libertad,
echa cuchillos por alas y hace trizas el aire.

 

4. Pueblo
Pueblo chico que lucha sin espadas y sin balas
por el pan de todo el mundo, por la luz y la canción.

Debajo de la lengua se guarda los gemidos y los hurras
pero, eso sí, cuando canta, las piedras se resquebrajan.

 

5. Funeral
En un rincón está el abuelo, en otro sus diez nietos
y en la mesa nueve velas clavadas en el pan.

Las madres se tiran de los pelos, los niños callan
y desde el tragaluz vela y suspira la Libertad.

 

9. Concelebración
Bajo los álamos se reúnen pájaros y guerrilleros
para empezar con el nuevo mayo la misa de concelebración,

las hojas alumbran como velas en la era de la patria
y desde las alturas lee el Evangelio un águila.

 

16. La construcción
¿Cómo se construirá esta casa, quién pondrá las puertas,
dónde habrá manos ligeras y dónde pesadas piedras?

Calla; el trabajo fortalece y multiplica las manos
y no olvides que por la noche también ayudan los muertos.

 

18. No llores por la romiosyne
No llores por la romiosyne –ahí donde la ves
a punto de doblegarse con el puñal en el vientre,

con la soga al cuello, mírala, de nuevo se levanta,
llena de furia y vigor y atraviesa a la bestia con el arpón del sol.

 

Manuel García (Versión)

Yannis Ritsos
Yannis Ritsos

Junto con O. Elytis y Y. Seferis, Yannis Ritsos (1909-1990) está considerado como uno de los tres grandes poetas griegos del siglo XX, el más prolífico de todos y admirado por una personalidad carismática que le permitió sobrellevar las más terribles experiencias.

Su primer gran éxito literario lo obtuvo muy pronto, en el año 1936, después de que, a raíz de una brutal represión policial de una manifestación pacífica de trabajadores en la ciudad de Salónica, publicara en el periódico Rizospastisalgunos poemas en conmemoración de las víctimas. La acogida del público fue tan entusiasta que el periódico decidió editar los poemas en forma de libro con el título de Epitafio, en una tirada de 10.000 ejemplares que se agotaron enseguida.

El general Metaxás prohibió la circulación de ésta y de otras obras y ordenó que se quemaran en un acto público junto a las columnas del templo de Zeus Olímpico, pero para entonces Yannis Ritsos era ya un poeta reconocido y admirado por el pueblo griego. Durante la ocupación nazi de Atenas, se unió a los grupos de resistencia para colaborar en labores de promoción cultural y, aunque su estado de salud seguía siendo muy delicado, continuó escribiendo incansablemente, entre otras, algunas de sus obras más emblemáticas, como Romiosyne y La señora de las viñas.

Después de los convulsos años que siguieron a la ocupación, vinieron otros de calma y reconocimientos. Ritsos se casó con Falitsa Georgiadis, tuvo una hija a la que llamó Libertad (Elefthería, en griego) y obtuvo el Premio Nacional de Poesía por Sonata del claro de luna, en 1956. En ese mismo año, el célebre compositor griego Mikis Theodorakis musicalizó los poemas de Epitafio, que hasta entonces habían permanecido en la clandestinidad, y se convirtieron en un éxito extraordinario.

Sin embargo, no se habían terminado para él los encarcelamientos ni las humillaciones. Fue uno de los primeros prisioneros de la dictadura de los coroneles y, enfermo de cáncer, fue recluido entre 1967 y 1972 en diferentes campos de concentración en islas verdaderamente inhóspitas, desde los que escribía rodeado de fusiles, y retenido bajo arresto domiciliario. Gracias a un preso que le hizo llegar un mensaje secreto de Theodorakis, pidiéndole unos poemas inspirados en la dura actualidad, Yannis Ritsos escribió Dieciocho cantares de la patria amarga, unos poemas en metros tradicionales compuestos para ser cantados y de los que publicamos aquí una selección. En 1977 recibió el Premio Lenin de la Paz.

Yannis Ritsos murió en Atenas en 1990. Sus obras están traducidas en más de 30 idiomas. Hoy en día sigue siendo uno de los poetas griegos más leídos y queridos por la belleza de sus poemas y por su compromiso e integridad.

Juan José Tejero

Publicado por

Talis Andrade

Jornalista, professor universitário, poeta (13 livros publicados)

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s