Telefónica ignora a sus empleados en huelga de hambre

 

 

Cuatro días después de iniciar una huelga de hambre para conseguir la readmisión de un compañero despedido injustamente de Telefónica, el cansancio empieza a hacer mella entre los trabajadores. Los médicos les han aconsejado que reduzcan el ritmo de actividad, ya que desde entonces no han dejado de recibir visitas. La empresa, sin embargo, se niega a establecer ningún tipo de diálogo y considera el despido de Marcos Andrés Armenteros una cuestión cerrada.Marcos fue despedido en febrero de 2011 después de estar de baja médica justificada. Tras el recurso que presentó en los tribunales, dos sentencias le dieron la razón. La primera catalogó el despido de “nulo” al considerar que había habido persecución sindical –ante la perspectiva de un ERE que ha afectado a 6.500 trabajadores, Marcos se presentó a las elecciones sindicales-, la segunda, del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que cambió la tipificación a “improcedente”, con lo que abría la puerta a Telefónica a decidir si lo readmitía o no.

Según los trabajadores, el despido de Marcos fue una medida de presión de la empresa para crear “un clima de miedo” ante las elecciones sindicales, la negociación del convenio y la aprobación del ERE. El pasado lunes, cinco de sus compañeros en la empresa comenzaron con él una huelga de hambre para exigir su readmisión.

 

 

Publicado por

Talis Andrade

Jornalista, professor universitário, poeta (13 livros publicados)

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s