Rafael Correa: Ecuador no aceptará presiones como la hecha por el Reino Unido

 

El presidente Rafael Correa afirmó este sábado que Ecuador no aceptará presiones como la hecha por el Reino Unido al país tras la concesión soberana del asilo diplomático al periodista australiano Julian Assange.

“No saben con quién están tratando, pensaron que nos iban a amedrentar”, dijo el Primer Mandatario.

Correa  calificó de “intolerable e inaceptable” la advertencia del Reino Unido y cuestionó que ese gobierno aluda a una ley interna que lo facultaría para invadir la legación diplomática y la cual contradice los tratados internacionales al respecto.

Aclaró que la amenaza se hizo de manera “directa” y para ello leyó el comunicado del gobierno británico enviado un día antes de anunciarse la decisión de conceder el asilo.

“¡Qué desubicados! ¿Con quién creen que están hablando?. No se han dado cuenta que aquí hay un gobierno soberano, digno representante de un pueblo que no se arrodilla ante nadie”, puntualizó el Mandatario.

El secretario del Presidente, Gustavo Jalkh, expuso que el Reino Unido distorsiona el sentido de su propia ley interna sobre la cual argumentó su facultad para ingresar en Embajada ecuatoriana, ya que ésta señala que la incursión sería para proteger al gobierno allí representado.

De acuerdo con Jalkh, las autoridades británicas estarían atentando a los principios del derecho internacional contenidos en la Carta de la ONU, en contra de la buena fe de las naciones, rubricada por los gobiernos del mundo en esos textos.

“Jamás, al menos mientras yo sea presidente, Ecuador aceptará amenazas como la que en forma totalmente grosera, desconsiderada (e) intolerable presentó Gran Bretaña esta semana”, reiteró el Jefe de Estado.

“Nosotros no vamos a claudicar nuestra soberanía. Respetando a todos, buscando siempre el diálogo pero finalmente decidiendo nosotros, ejerciendo nuestra soberanía, tomaremos decisiones dignas y soberanas”, añadió.

Escreve Sally Burch:

Es conocido que en EEUU, la “guerra contra el terrorismo” lanzada por el gobierno de George W. Bush ha significado un deterioro progresivo de los derechos civiles, que en buena parte se mantiene con la administración Obama. Por ello, es bastante creíble que Assange podría incurrir el riesgo de indefensión y atentado a sus derechos en caso de ser extraditado a ese país, donde, según alega, un gran jurado estaría preparando en secreto un juicio en su contra por la publicación de miles de documentos internos de las misiones diplomáticas. A la vez, no deja de ser insólito que el gobierno de Reino Unido haya amenazado con violar la inmunidad diplomática de la embajada de Ecuador en Londres para detener a Assange, apoyado en una ley interna (lo cual implicaría desconocer el derecho internacional); si bien luego el canciller William Hague lo descartó, ante las reacciones desatadas.
Lo que no cabe duda es que para un Estado como el Reino Unido, le debe resultar una afrenta intolerable que un pequeño e insignificante país del Sur, como Ecuador, pueda darle lecciones en materia de derechos humanos.

Publicado por

Talis Andrade

Jornalista, professor universitário, poeta (13 livros publicados)

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s