Otra vez a Tahrir, ahora por las elecciones

A la espera de los resultados oficiales de las elecciones presidenciales, por las que tanto el candidato y exministro del derrocado Hosni Mubarak, Ahmed Shafiq, como el postulante por la Hermandad Musulmana, Mohamed Mursi, se proclaman vencedores, los islamitas convocaron a una nueva “marcha del millón” en la Plaza Tahrir y en otras ciudades egipcias para rechazar los últimos anuncios de la Junta Militar, que gobierna el país desde hace más de un año, que anticipan recortes al poder del mandatario que resulte electo. El gobierno militar, además de decretar la disolución del parlamento, apoyándose en un fallo de la Corte Suprema, creo por decreto un comité que decidirá en las cuestiones presupuestarias.

En medio de la disputa verbal a cerca de quién se quedará con la victoria, la Justicia de El Cairo analiza una demanda que pone en duda que los Hermanos Musulmanes y su nuevo Partido de la Libertad y la Justicia sean legales. Esa amenaza sumada a los últimos anuncios hechos por la cúpula militar será el eje de las manifestaciones convocadas por los Hermanos Musulmanes.

En tanto, el portavoz de Shafiq insistió en que el militar retirado se impuso en las elecciones presidenciales con un 51,5 por ciento de los votos, y acusó a los Hermanos Musulmanes de tergiversar los datos. “Tenemos las cifras correctas. Estamos seguros de que el próximo presidente de Egipto será Ahmed Shafiq”, subrayó.

(Página 12, Argentina)

Se oficializa el golpe de Estado en Egipto
por Olga Rodríguez
 

El golpe de Estado en Egipto se inició en realidad en febrero de 2011, cuando la Junta militar tomó el mando del país. Lo ocurrido en los últimos días solo confirma una realidad que muchos –incluidos gobiernos occidentales– se negaron a admitir, dando legitimidad a un proceso de transición controlado y maniatado por los generales egipcios.

Desde la caída de Mubarak y en nombre de la estabilidad, la cúpula del Ejército ha amparado la represión –que ha causado más de cien muertos y miles de heridos en un año (ver vídeo)–, los arrestos arbitrarios, los juicios militares a civiles, la censura e incluso los “exámenes de virginidad”, un eufemismo empleado por los oficiales para referirse a los abusos sexuales sufridos por mujeres manifestantes a manos de militares.

Publicado por

Talis Andrade

Jornalista, professor universitário, poeta (13 livros publicados)

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s