México mata jornalistas. No Maranhão, a polícia não apresenta retrato falado do assassino de Décio Sá

Na­cio­nes Uni­das y la CIDH ins­ta­ron hoy al go­bier­no de Mé­xi­co a avan­zar de for­ma “rá­pi­da y efec­ti­va” en la pro­mul­ga­ción de la “Ley pa­ra la Pro­tec­ción de Per­so­nas De­fen­so­ras de De­re­chos Hu­ma­nos y Pe­rio­dis­tas” pa­ra de­te­ner “in­me­dia­ta­men­te” los ase­si­na­tos y ame­na­zas con­tra es­te co­lec­ti­vo.

Tan só­lo en las dos úl­ti­mas se­ma­nas, cin­co pe­rio­dis­tas han si­do ase­si­na­dos en Mé­xi­co.

El estado de Morelos no había sido lastimado desde 1994 con un homicidio de periodista y por ende en la etapa del 2000 a la fecha en que se han recrudecido en todo el país los delitos contra las libertades de prensa y expresión, hasta este domingo que fue encontrado el cadáver del colega, René Orta Salgado.

Nuestro registro puntual sobre los homicidios de periodistas se inicia con el asesinato del reportero Eliseo Morán Muños del periódico La Voz, ocurrido en esa entidad el 19 de marzo de 1983, siguieron los de Jorge Martín Dorantes del periódico El Crucero y Enrique Peralta Torres de La Unión de Morelos, el 6 de junio y el 6 de julio de 1994, respectivamente.
“Ahora son 109 las víctimas de las libertades de prensa y expresión en nuestro sufrido país; llegamos a esta cifra mortal, horas después de que en la hermana República de Honduras también fue sacrificado otro colega, además de sumar toda una serie de agresiones físicas y verbales a trabajadores de la prensa y agresiones amedrentadoras con armas de fuego a las sedes de medios de comunicación.

El estado de Morelos, que hasta ahora había sido ajeno en estos trágicos hechos de los últimos 12 años, es el escenario del asesinato que comprueba nuestro aserto de que el gremio mexicano vive en un inmisericorde y permanente duelo.

El cuerpo del periodista y líder estatal de la organización priista Emprendedores por la Nación, René Orta Salgado fue localizado por elementos de la Policía Estatal en el interior de una camioneta de lujo en la calle del Hueso de la Colonia Buena Vista, a unos metros de la 24 Zona Militar y de la sede de la Secretaría de Auxilio Ciudadano de Cuernavaca.

El cuerpo que se hallaba en el área de equipaje del vehículo tenía más de 36 horas de haber fallecido al parecer por estrangulamiento, presentaba huellas de tortura, se encontraba maniatado y amordazado. El vocero de la Procuraduría General de Justicia, Efraín Vega Giles, se apresuró a informar que René Orta había dejado recién la profesión y “estaba dedicado a la actividad política” tras de ejercer el periodismo por 23 años en el Sol de Cuernavaca en la fuente policiaca y de justicia. Su desaparición había sido denunciada por sus familiares.

Con respecto al colega asesinado en Honduras, la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP, por medio de nuestro presidente Juan Carlos Camaño, manifestó nuestras condolencias y solidaridad a los familiares, compañeras y compañeros de profesión de Erik Alexander Martínez Ávila de 32 años, candidato a diputado por el partido del ex Presidente Manuel Zelaya, su cadáver fue encontrado en una alcantarilla en la aldea Guasculile, Distrito Central. El joven era además fundador del Movimiento de la Diversidad en Resistencia y formaba parte de la Asociación Kukulcán, organizaciones defensoras de los derechos de las minorías sexuales.

Asimismo, la FELAP expresó su más enérgico repudio ante su asesinato y exigió verdad y justicia a las autoridades judiciales y políticas de aquel país. Añadió que este crimen se suma a otros 21 asesinatos contra trabajadores de la prensa, tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya en 2009.

Con la muerte de René Orta Salgado, el número de asesinatos en México se eleva 109: 92 periodistas, 9 trabajadores de prensa, 6 familiares y 2 amigos de comunicadores, además de las 18 desapariciones forzadas, 4 colegas fueron encontrados muertos, por lo que 14 continúan en la incertidumbre de su paradero. Crímenes todos, ocurridos durante el sexenio de Vicente Fox Quesada y en lo que va del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

Ahora son 109 los asesinados. Por Teodoro Rentería Arróyave. Alainet

Publicado por

Talis Andrade

Jornalista, professor universitário, poeta (13 livros publicados)

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s