Mexico.El debate de candidatos sólo interesa a políticos, a la población le vale un carajo

 por Pedro Echeverría V.

1. Bien decía Marx que “la verdad puede estar en boca del carnicero”, refiriéndose al explotador, al asesino. El magnate multimillonario (el carnicero) Ricardo Salinas Pliego acaba de declarar que “sólo el 15 por ciento de la población dice estar interesado por el debate y al 54 por ciento no le llama la atención en lo más mínimo … y nosotros estamos en el negocio de entender las preferencias del público, además que ninguna ley nos obliga a transmitir el debate”. Por su lado, los políticos de partido nada han hecho por limpiar la mala imagen de la política – más bien al contrario – para que la población se interese por ella; les ha bastado con hablar y prometer durante las campañas políticas para luego de asumir el poder hacer todo lo contrario, el ejemplo: Felipe Calderón se hizo llamar el candidato de la seguridad y el empleo y su sexenio ha sido de 60 mil muertos y el de más altos índices de desempleo de la historia.

2. ¿Cómo puede interesarse la población por la política si para más del 80 por ciento de ella significa robo, enriquecimiento, engaño, manipulación? Pero tampoco el carnicero Salinas habla con verdad porque sus intereses económicos y de poder son evidentes. ¿Se puede olvidar que su colega el magnate propietario de Televisa Azcárraga Milmo repitió siempre con enorme cinismo que la televisión tiene la obligación de darle diversión y entretenimiento al pueblo ignorante y que la cultura es tarea del gobierno y la Secretaría de Educación? Por eso a falta de una educación de calidad, el deporte de las patadas, así como el culto a la virgen de Guadalupe, tienen el más alto significado. México ocupa los primeros lugares en fanatismo hacia el fútbol y la religión, en tanto se ubica en los últimos lugares en el mundo en atención al sistema educativo, en cuando a inversión en el servicio y atención a los problemas escolares.

3. Mientras Salinas Pliego y Azcárraga, los dueños de los monopolios televisivos cada día obtienen más fuerza y presencia en México, la política nacional depende más del poder de ellos. Muy bien lo han dicho los estudiosos: los medios de información han pasado de ser el cuarto poder a ser el primero; si antes se habló del poder del ejecutivo, legislativo y judicial, hoy esos tres poderes están sometidos al poder económico e ideológico que controlan esos medios. Después de más de 50 años (desde 1960) de dominio monopólico, los políticos de los tres poderes nada han podido hacer frente a ellos para romperlos o regularlos; al contrario, esos medios han impuesto en la práctica la política de boicot o del bloqueo contra cualquier poder o funcionario que se le ocurra oponerse a sus intereses. Han llevado a la práctica su consigna: “El que no sale en la tele no existe” y con ello han obligado a todos los políticos a arrodillarse.

(Transcrevi trechos)

Publicado por

Talis Andrade

Jornalista, professor universitário, poeta (13 livros publicados)

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s